Enlaces accesibilidad

Copa Confederaciones | España 0-0 (7-6) Italia

España vuelve a acabar con Italia en la tanda de penaltis perfecta

  • A los noventa minutos se llegó con 0-0 tras una parte dominada por cada equipo
  • En la prórroga España pudo ganar pero el cansancio provocaba imprecisiones
  • La tanda de penaltis fue perfecta y se decidió en el 14º (7-6), Navas fue el héroe
  • Datos y estadísticas del España 0-0 (7-6) Italia

Por
Los jugadores de España celebran la victoria ante el desconsuelo de los jugadores de Italia.
Los jugadores de España celebran la victoria ante el desconsuelo de los jugadores de Italia. REUTERS REUTERS

Ficha técnica:

0 - España: Casillas, Arbeloa, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba, Busquets, Xavi, Iniesta, Silva (Navas, m.52), Pedro (Mata, m.79) y Fernando Torres (Javi Martínez, m.94).

0 - Italia: Buffon, Maggio, Barzagli (Montolivo, m.46), Bonucci, Chiellini, Giaccherini, Pirlo, De Rossi, Candreva, Marchisio (Aquilani, m.79) y Gilardino (Giovinco, m.91).

Tanda de penaltis: 1-0: Candreva. 1-1: Xavi. 2-1: Aquilani. 2-2: Iniesta. 3-2: De Rossi. 3-3: Piqué. 4-3: Giovinco. 4-4: Ramos. 5-4: Pirlo. 5-5: Mata. 6-5: Montolivo. 6-6: Busquets. 6-6: Bonucci. 6-7: Navas.

Árbitro: Howard Webb (ING). Amonestó a Piqué (105) por España, y a De Rossi (65) por Italia.

Incidencias: partido de semifinales de la Copa Confederaciones, disputado en el estadio Castelão ante la presencia de 59.000 espectadores. Los capitanes Casillas y Buffon leyeron en los prolegómenos del partido un manifiesto en contra del racismo. Italia portó brazaletes negros en memoria de Stefano Borgonovo.

La selección española de fútbol tuvo que sufrir para derrotar a Italia en una interminable tanda de penaltis, tras el 0-0 reinante en los 120 minutos. Hubo que esperar al décimo tercero para ver el fallo de Bonucci y Navas no perdonó (7-6) y se convierte en el héroe del encuentro.

En la primera parte España comenzó bien, presionando y tocando el balón, como es costumbre. Pero, poco a poco, Italia fue metiéndose en el partido y dominó los primeros cuarenta y cinco minutos. Casillas volvió a ser 'san Íker', otra vez contra Italia, para salvar a la selección en esos momentos difíciles.

Los italianos acusaron el esfuerzo en la segunda parte y, sobre todo, en la prórroga. España iba dominando más el encuentro cada minuto que pasaba, pero la fatiga en las piernas provocaba fallos en la definición a pesar de genrar multitud de ocasiones.

Da gusto ver empezar un partido de España, derrochando intentisidad, defensa adelantada, presión alta, ahogando la salida de balón italiana.

Los transalpinos, poco a poco, con oficio no exento de calidad iba consiguiendo sobreponerse al inicio arrollador de España. La primera ocasión clara fue para los subcampeones de Europa, Candreva ganó línea de fondo y puso un balón raso a Gilardino que cruzó en demasía.

El joven Candreva era el más activo de los suyos, protagonizó una golapada de más de cincuenta metros espectacular, con dos autopases, que tuvo que cortar Jordi Alba con una falta algo dudosa.

Casillas vuelve a ser 'san Íker'

Pirlo destapó el tarro de las esencias, con un pase de los suyos a la espalda de la defensa para Maggio pero ahí estaban los reflejos de Casillas para salvar la situación. ¡Qué bueno que volviste!

Nueva ocasión para Italia, mismo protagonista, Pirlo. Esta vez a balón parado, puso un centro que De Rossi mandó cerca del palo. Malos momentos para España.

España consiguió enfriar el ímpetu italiano pero sin profundidad. Seguía sin crear peligro la 'Roja' pero, al menos, Italia tampoco. Del Bosque puso el detalle de calidad en estos minutos de impás con un espectacular control a un balón que salía por banda. El que tuvo retuvo.

Así llegó la media hora de juego, con las ocasiones para Italia y la posesión (infructuosa) para España.

De nuevo apareció Íker Casillas. Maggio seguía haciendo el partido de su vida, superando a Jordi Alba constantemente. Giaccherini le puso un centro fabuloso y su testarazo a bocajarro lo repelió el capitán español.

35 minutos hubo que aguardar par la primera ocasión clara de los campeones del mundo, salvo el tiro lejano de Pedro al inicio. Torres sentó a su marcador con una gambeta al estilo de la 'cola de vaca' de Romario (salvando las distancias), el delantero del Chelsea no encontró portería con su pierna mala.

Así llegó el descanso, con 0-0 en el marcador y con más méritos de Italia que de los pupilos de Del Bosque. El despliegue físico de los italianos en la primera mitad parecía pasarles factura al inicio de la segunda.

Navas fue una bombona de oxígeno para una selección que se ahogaba

España tocaba con algo más de soltura y la entrada de Navas por un desafortunado Silva dio más profundidad al equipo. Del ya exsevillista fue la primera ocasión en la reanudación, un tiro blando y fácil para Buffon desde el pico del área.

Iniesta buscó el gol del torneo en una jugada individual desde el círculo central. Brillante en el control, la cuerda de Laudrup para salir entre dos rivales y disparo desde la frontal pero golpea mal.

En el ecuador del segundo tiempo, Piqué intervino providencialmente para salvar el primer acercamiento de Italia. Gilardino no pudo rematar gracias al corte del central del Barça.

La más clara del partido la tuvo Pedro Rodríguez a un cuarto de hora del final. El canario acusó el esfuerzo y no pudo rematar antes de que se le echara encima Buffon, tras un gran pase de Jordi Alba.

Piqué tuvo el partido en sus botas a seis minutos del 90'. Una buena jugada de Torres, que fue de menos a más en el encuentro, y abre a banda para que Navas habilite a Piqué que la manda alta desde el punto de penalti.

España controló muy bien el partidos en los últimos minutos del tiempo reglamentario, conscientes de que un error te condena y asegurando la posesión.

Hubo tiempo para una última ocasión, internada de Navas por la derecha y su centro al segundo palo lo deja Torres para Mata que no puede rematar ante la defensa italiana.

España domina pero no define

Arrancó la prórroga con la entrada de Giovinco por Gilardino, buscaba velocidad Prandelli. Navas estuvo muy pillo y estuvo muy cerca de sorprender a Buffon con un remate lejano de primeras tras un despeje del guardameta.

Sin tiempo para reaccionar, sendas ocasiones seguidas para Ramos y Piqué que rematan con el cuerpo muy atrás y se van muy arriba. Del Bosque tuvo un 'ataque de entrenador' y sacó a Javi Martínez por Torres, metiendo al mediocentro o central de ¡delantero centro!. Algo dificil de explicar pero si lo hizo Don Vicente por algo sería, bien hecho está.

Don Andrés Iniesta dio el pase, no un pase, el pase. Impresionante sombrero a la defensa italiana para dejar una volea a Jordi Alba que también se marchó alto. La puntería estaba fallando en los españoles, probablemente, fruto del cansancio.

Arbeloa ya había comentado en la rueda de prensa previa que la hora no propiciaba el espectáculo, los 34 grados, la humedad y los más de 100 minutos que marcaba el crono pesaban en las piernas de ambos equipos.

La fatiga causaba estragos, convirtió el segundo tiempo de la prórroga en una pantomima, con los dos equipos firmando los penaltis. Hubo otra ocasión en los pies de Mata, que no consiguió dar la rosca necesaria a su remate.

Xavi Hernández, la bandera de nuestro estilo, soltó un trallazo desde más de 20 metros que salvaron entre el portero italiano y el poste. Buffon tardó en reaccionar y cuando lo hizo, lo pudo repeler el balón hacia el palo. A punto de llegar el tanto de la victoria en nuestro minuto mágico, el 116 de Iniesta.

La tanda de penaltis perfecta

La 'lotería' de los penaltis no fue tal, estos dos equipos demostraron que si un penalti está bien tirado el portero nada puede hacer y de fortuna hay poco. Candreva comenzó con una preciosa vaselina a lo Panenka, tras ese disparo al centro, los italianos encadenaron cinco tiros seguidos a la derecha de Íker. De Rossi por la escuadra y Aquilani, Giovinco, Pirlo y Montolivo de disparo raso. Íker solo adivinó uno de ellos que apenas logró tocar.

Mientras, los nuestros no se quedaron atrás. Primero Xavi, luego se sucedieron Iniesta, Piqué, Ramos, Mata y Busquets, todos con una definición impecable. Estos chicos son de otra pasta, demostraron una tranquilidad asombrosa en una situación de máxima tensión.

Bonucci fue el primero en errar después de trece penaltis lanzados, intentó cambiar el lado, tirar a la izquierda de Íker y se fue arriba. Navas se encaminó hacia los once metros con la posibilidad de hacer historia, de meter a su equipo en la gran final del torneo que le falta.

El chico de Los Palacios se ha hecho mayor, el mismo que rechazó la llamada de la selección a la primera Eurocopa por miedo a estar tanto tiempo lejos de su casa es ahora el héroe de 'La Roja'. Navas marcó el penalti decisivo y metió a España en la final.

Los italianos vuelven a caer en los penaltis ante la que empieza a ser su bestia negra. España venció en los penaltis en la Eurocopa 2008 y después en la de 2010 empate en la fase de grupos y un doloroso 4-0 en la final, un partido infravalorado por los títulos anteriores pero que representa la mayor exhibición jamás vista en una final.

Brasil espera el domingo en la final soñada. España tiene la oportunidad de cerrar un ciclo legendario con un 'Maracanazo' y conquistar a su vez el único título que falta en el palmarés de la mejor generación de futbolistas de la historia de España.

Deportes

anterior siguiente