Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

"Dejen entrar los barcos" es lo que piden familiares de decenas de 'rohingas' que están atrapados en varios marcos en medio del mar porque les impiden el desembarco en puertos asiáticos por temor a que sean portadores del Covid-19. La Unión Europea a pedido que se permita el desembargo de esas personas que con niños incluidos llevan en esa situación varias semanas. Uno de los barcos con 500 personas fue visto la última vez en las costas de Bangladesh la mayoría  de ellos huyen de campos de refugiados donde viven hacinados, según Andrés Zaragoza de Amnistía Interncional, 50.000 personas por metro cuadrado. 2/05/20 

El relator especial de la ONU sobre pobreza extrema y derechos humanos, Philip Alston, ha presentado ante los medios las conclusiones de su informe tras visitar personas y colectivos invisibilizados en seis comunidades autónomas durante los últimos doce días. Ha denunciado las situaciones extremas que ha visto en los campamentos de jornaleros visitados en Huelva o el poblado de gitanos rumanos en La Cañada Real. Confía en que el nuevo gobierno se ocupe más en que las desigualdades sean menos.

Hay polémica en Portugal por la construcción de un muro en el municipio de Leiría. Ese muro deja aislado un barrio donde viven mayoritariamente familias de etnia gitana. Para los residentes es el "muro de la vergüenza" que segrega a unos vecinos de otros.

18 casas han sido recuperadas porque no reunían las condiciones de habitabilidad. Sus 47 vecinos llevan viviendo más de 30 años, están contentos si no fuera por el muro. "Nos han dejado aislados, esto es racismo así no podemos estar", ha relatado a TVE Marieta, que no quiere salir en imagen.

El abandono escolar en el colectivo gitano es muy elevado, solo el 17% de los alumnos de esa etnia acaba la Enseñanza Secundaria Obligatoria, frente al 77% del total. Por eso, la Fundación Secretariado Gitano lanza la campaña "El pupitre de la discrminación". Con ello, busca visibilizar las dificultades que esos alumnos encuentran y de las que nos habla Minerva Oso.

Hoy las protagonistas son dos familias gitanas que han vivido en el barrio de las 3.000 Viviendas en Sevilla. Charlo relajadamente con ellos sobre los estereotipos que sufre su etnia, las vivencias, la vida de los hombres y de las mujeres gitanas. Los gitanos de antes y los gitanos de ahora.
Escuchar a los gitanos sobre quienes son, de dónde vienen y hacia dónde han evolucionado es la manera de conocerlos y de generar empatía entre unos y otros.
 

Lucero Guillén es integrante de la Pastoral de la Tierra del Vicariato Apostólico de Yurimagas en la selva peruana, no es una persona anónima en su comunidad. Son Muchos los años que lleva defendiendo a las comunidades indígenas, ribereñas, mestizas y nativas. Coherente con su religión que no está al margen de la injusticia y de los menos desfavorecidos. Días antes de la entrevista en su casa con un café, organizó un encuentro en el que participaron representantes de la Amazonía peruana, comunidades, representantes de la justicia y del gobierno. 

Mañana es 8 de marzo, una jornada reivindicativa en defensa de los derechos de las mujeres, a la que en los últimos días no han parado de sumarse voces. Entre las últimas, mujeres gitanas, monjas y científicas. Alzan su voz contra el machismo y a favor de la equidad, dentro y fuera de la iglesia. A las reivindicaciones del 8 de marzo se suman también las empleadas de hogar. Lo harán colgando delantales en las ventanas. Tienen derecho a huelga, sí, pero señalan que no pueden ejercerlo.

Un tribunal de Birmania (Myanmar) ha condenado este lunes a siete años de prisión a dos periodistas birmanos de la agencia Reuters acusados de vulnerar la Ley de Secretos Oficinales mientras investigaban una matanza de musulmanes rohinyás.

Los reporteros Wa Lone y Kyaw Soe Oo fueron detenidos en diciembre de 2017 tras reunirse con dos policías que, según los acusados, les entregaron documentos supuestamente confidenciales. Desde entonces, ambos han estado detenidos sin fianza y han comparecido una treintena de veces ante el tribunal, que inició la instrucción el pasado 9 de enero y presentó los cargos formalmente el 9 de julio.

Los reporteros investigaban el asesinato de una decena de rohinyás descubiertos en una fosa común en la aldea Inn Din en el estado Rakáin (oeste), masacre por la que siete soldados birmanos fueron más tarde condenados a diez años de prisión.

En abril, el capitán de la Policía Moe Yan Naing testificó que un cargo superior les había ordenado a él y a otros subordinados ofrecer documentos secretos a Wa Lone para tenderle una trampa, lo que ha sido negado por las autoridades.

Tras esta primera condena, los acusados pueden apelar ante el tribunal de la división de Rangún y, en última instancia, ante el Tribunal Supremo.

La Misión de la ONU en Birmania ha denunciado este lunes en un informe el "genocidio intencionado" a manos de las tropas birmanas para exterminar a la minoría étnica rohinyá. En el documento, el organismo recopila las múltiples violaciones de derechos fundamentales contra los rohinyás en el último año: violaciones múltiples, esclavitud sexual, trabajos forzosos y detenciones arbitrarias, entre otros. Pide que la Corte Penal Internacional investigue a seis generales del Ejército por liderar la "operación de limpieza" contra la minoría musulmana, todo ante la pasividad de la líder y premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi.