Enlaces accesibilidad
Estoy vivo

Los mejores momentos del capítulo 52: Adriana salva el mundo y termina con la Hermandad

Noticia Estoy Vivo 

Por
Estoy vivo - Mejores momentos del capítulo 52

Después de descubrir que Adriana no es la única elegida, la joven tiene una misión crucial: salvar el mundo. Elena Gamboa trama algo muy gordo con los desaparecidos, pero Adriana es la única que puede pararla, y con la ayuda de los vengadores de Vallecas más inmortales que nunca, y el regreso de Carlota, lo consigue ¿Quieres saber qué más ha pasado en este último episodio de la temporada? No te pierdas los mejores momentos del capítulo 52 de Estoy vivo!

Laura habla con su madre

Laura sigue recordando a su madre, y le cuenta a Márquez que la ha encontrado y que vive con Landa. Ella misma, decide seguirla, y ve que ayuda a la gente más necesitada del barrio, pero no se atreve a decirle nada. 

Por sorpresa, es Paula la que se presenta en casa de Laura para hablar con ella y entregarle unas cartas. La matriarca de los Vargas se muestra muy fría con su madre y la echa de casa. Finalmente, termina leyendo las cartas, descubriendo que su madre era maltratada y mató al que era el padre de Laura. Paula tuvo que dejarlos en el orfanato, ya que fue a la cárcel, donde fue drogadicta. En ese momento llama a su madre, pero esta ha tenido un problema de salud. En el hospital es donde Laura se reconcilia con ella. 

La misión de Adriana

En mitad de la noche, aparece en casa de Márquez Doña Josefa, el enlace número 1, con un mensaje para Iago: "Tu hija jugará un papel crucial en el devenir de los acontecimientos". Y una misión: entregar la caja a Adriana. "Vas a necesitarla si quieres salvar el mundo", le dice. En ella, había un cuento, el mismo que la Directora le contaba a la joven cuando era una niña en la Pasarela, pero con un fin que ella no esperaba, pero relacionado con otra frase que le dijo la Directora: "Si te quedas, morirás, y yo no podré hacer nada para evitarlo". Desde entonces, la joven adapta una actitud muy rara. 

La especial despedida de Mikel y Adriana

Adriana invita a Mikel a su casa y, ahora sí, hacen el amor, terminando así lo que empezó en la casa del policía. En cambio, él nota algo raro en todo lo que ha pasado: "Esto no ha sido un polvo, esto suena a despedida". Ella, sabiendo que puede morir, intenta convencerle, y en parte también a ella misma, de que no es así: "No me voy a ninguna parte, aún nos quedan muchísimas cosas por hacer". Y juntos planean una vida que ella sabe que puede no llegar a suceder. 

La policía avanza en la investigación

En comisaría tienen nuevos datos sobre la Hermandad. Se ubica en el pantano de San Juan, y el objetivo de Elena Gomboa es reunir a multitud de multimillonarios de todo el mundo. La villana de la cuarta temporada ha encontrado todas las cápsulas, y Márquez tiene un plan para acabar con ella.

Y los vengadores tienen una nueva misión

El plan de Márquez es interceptar el coche de uno de los jeques que van a ver a Gamboa y cambiarle por Sebas vestido como tal. Pero antes tienen que llevar a Adriana, algo que tienen que hacer sin tocarla, pues les da calambre. Lo que no saben es que al tocarla la piel les ha transmitido sus poderes. 

La misión es llevada a cabo con éxito, y consiguen entrar en la zona restringida de la Hermandad. Pero Márquez e Iago son cogidos por los militares, y consiguen librarse de ellos gracias a los poderes. Por otro lado, Sebas y Óscar son disparados, pero al haber tocado a Adriana, pueden regenerarse.

Adriana se presenta en la Hermandad con Carlota

A pesar de que Iago y Márquez intentan que Adriana no vaya al operativo contra la Hermandad, al despertar, la joven coge una moto y va hasta el pantano de San Juan. Pero no va sola, le sigue alguien y esa persona es Carlota. No sabemos cómo ha vuelto, pero lo ha hecho justo a tiempo para cuidar a la hija de su chico, con el que al fin 

Adriana se presenta así con un mensaje para Gamboa: "No puedes vender lo que no te pertenece", acompañado de un buen golpe. Entonces, Adriana coge de las manos a los desaparecidos, y empieza a levitar, como se mostraba en el cuento. Así es como consigue traerlos de nuevo, dando su vida para ello. 

En ese momento llega la policía para detener a Gamboa, y Mikel para ver cómo su novia está muerta. Todos juntan sus manos sobre el cuerpo de Adriana con una esperanza: que los poderes vuelvan a hacer efecto... ¡y lo consiguen! ¡Adriana vuelve a respirar!

Un final, ¿con nueva misión?

Después de salvar el mundo, todos celebran el cumpleaños de Sergio en El Revuelo, pero no solo eso, también la próxima boda de Iago y Carlota, y como, el reencuentro de Laura con su madre. La felicidad es total, hasta que se presenta la Directora. Ella y Landa llevan cuatro años intentando reunirles a todos para darles un nuevo mensaje: "Que Adriana les haya transferido parte de sus poderes no es una casualidad. Y no es por lo que ha pasado ahora, es por lo que está por venir". 

Una nueva cápsula aparece con alguien dentro. ¿De quién se tratará? ¿Será Susana? ¡Habrá que esperar a una nueva temporada para saberlo!