Enlaces accesibilidad
Fitur 2022

Sostenible, experiencial y de interior: el turismo que aceleró la pandemia y que ha llegado para quedarse

  • La COVID-19 impulsó el ecoturismo y los viajeros llenaron casas rurales y campings en 2021
  • Los destinos exponen en Fitur 2022 su compromiso con el turismo sostenible como motor para la recuperación

Por
Un visitante se dispone a practicar deportes acuáticos en el Pantano de El Chorro, en la localidad malagueña de Ardales
La pandemia ha impulsado el turismo de interior y naturaleza EFE/Daniel Pérez

La pandemia ha cambiado la forma de hacer turismo en todo el mundo. Con las restricciones sanitarias y huyendo de masificaciones, los visitantes han elegido disfrutar de sus vacaciones en entornos rurales y naturales que les permitan descubrir la esencia de los pequeños pueblos de interior. Esta tendencia ha sido muy beneficiosa para negocios como la casa rural de Rosa María Rabassa, en Girona, que colgó el cartel de completo en las pasadas Navidades.

Sin embargo, el público no solo busca alojarse en un paraje natural. Quiere experimentar las tradiciones de sus pueblos practicando el pastoreo de ovejas o elaborando cuajada. Ecológico artesanal: así es el turismo que se ha consolidado como principal atractivo para el sector de cara a los próximos años.

La sostenibilidad, un concepto que abarca economía, medioambiente y tradición

La pandemia ha despertado otras modalidades de turismo alrededor de la sostenibilidad. Un impulso que “ya venía desde 2019, cuando casi todas las empresas turísticas tenían muy claro que tenían que adaptar sus estrategias teniendo en cuenta este concepto”, explica Coralía Pino, responsable del Área de Sostenibilidad y Eficiencia Energética del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH).

La pandemia ha acelerado cambios favorables”, explica a RTVE, y esta idea está ya presente en muchos ámbitos. El cliente busca nuevos espacios, más abiertos y lejos de masificaciones. Con la llegada de pasaportes sanitarios, cuarentenas y los aumentos de incidencia del virus, España ha protagonizado un auge del turismo local y natural en zonas de la denominada España vaciada, lo que se tradujo en el éxito de casas rurales y los campings durante la temporada alta de 2021. De cara al futuro, "esta tendencia no se va a perder”, apunta Pino.

Los alojamientos rurales en la comarca de Tentudía - 07/12/2021

Con la sostenibilidad en el centro, este turismo natural o ecoturismo puede beneficiar a las comunidades de los lugares de destino mediante el consumo de productos locales y el respeto a su entorno. "Es una idea clave porque con la sostenibilidad no solo hablamos de medioambiente, sino de sociedadculturatradiciones y de la economía de los destinos a donde viajamos”, destaca Pino.

Por otra parte, el sector ha conseguido sostenerse durante la pandemia gracias a esta demanda, de modo que los hoteles miran al 2022 con esperanza y el objetivo de mejorar las cifras y adaptarse a una demanda que ya está asentada. Poner en valor el turismo natural y de interior es un producto de peso y “una forma de poner en valor la Marca España”, asegura la directora de sostenibilidad de ITH.

Dentro de esa identidad y marca del país, otro de los vectores ha sido el turismo experiencial. Se trata de una demanda al alza en la que el visitante busca entrar en contacto con la naturaleza y tradición del lugar que visita, y no solo eso, sino poder involucrarse en la conservación de su territorio. Provincias de interior como Salamanca y Segovia ofrecen este tipo de experiencias en Fitur 2022.

Un paso más allá: del ecoturismo al bioturismo

Hay turistas que, además de viajar al entorno natural, quieren contribuir en su conservación. Esta es la esencia del bioturismo, una modalidad en la que el visitante se implica de activamente en la conservación natural, y además comprende la importancia de las tradiciones y la comunidad que visita.

Amanda del Río, directora de la Fundación Global Nature, apuesta por “crear experiencias que tengan un concepto muy práctico de conservación de naturaleza”. Su organización desarrolla un proyecto conjunto con Paradores de Turismo de España, presentado en Fitur 2022, donde los turistas realizan actividades tradicionales e importantes para el tejido económico, social y natural del destino que visitan, contribuyendo así a su sostenibilidad.

Actividades, por ejemplo, con perros pastores y ovejas autóctonas de Cangas de Onís (Asturias), o experiencias desarrolladas en Mazagón (Huelva) en las que los visitantes practican la cocina tradicional y consumen el producto local. De esta manera, buscan “implicar a todo el territoriooptimizar unas economías locales muy rurales y que el turista entienda en qué consiste la conservación del destino que visita”.

Del Río apunta que el auge del bioturismo tiene mucho que ver con la aparición de la pandemia, pero también destaca que se trata de “una tarea artesanal” en la que falta apoyo público. Explica a RTVE que “es fundamental que las administraciones se pongan de acuerdo” para facilitar el trabajo de empresas con menos recursos y que se apoye la creación de experiencias en espacios naturales protegidos, lugares que cuentan con cada vez menos recursos.

El turismo sostenible: eje central en Fitur 2022

Siguiendo esta línea de demanda del sector, Fitur 2022 se presenta como un escaparate internacional donde el turismo respetuoso con el medioambiente tiene un papel importante. La feria sigue así una tendencia marcada en la pasada edición y comunidades como Navarra, Castilla y León, Aragón o Islas Baleares sitúan la sostenibilidad en el centro de sus agendas.

Más cerca - FITUR 2022: Impulso definitivo a la modernización del sector - Más cerca

Desde Asturias, la viceconsejera de Turismo del Principado , Graciela Blanco, destaca la importancia de la sostenibilidad mirando al pasado y al futuro. “Es un concepto que llevamos practicando desde hace cuatro décadas”, declara a RTVE, y explica que gracias al interés del público nacional por su paraje natural en verano de 2021 la comunidad asturiana logró superar las cifras alcanzadas en 2019.

Asturias busca impulsar las cifras en 2022 con su oferta patrimonial y gastronómica, pero no se olvida de que el turismo de naturaleza, a la luz de las cifras del pasado verano, representa un sinónimo de futuro. Por ello, una de las metas del Principado es “fidelizar a los turistas que vinieron por el turismo natural para que vuelvan también en los próximos años”.

Fitur 2022 pretende reflejar un modelo de turismo en acorde a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y con el concepto de circularidad presente. La circularidad implica la no generación de residuos y el aprovechamiento de los mismos mediante el reciclaje, todo ello acompañado con una apuesta por energías verdes. En esa línea, Francina Armengol, Presidenta del Gobierno de las Islas Baleares, explica que la comunidad autónoma quiere convertirse en “el primer destino circular a nivel turístico del mundo”.

Para ello, establece una hoja de ruta basada en un “turismo de futuro” y compromisos de economía circular basados en una mayor eficiencia en el consumo energético y del agua, un bien natural escaso. Con esa línea de trabajo aspira a convertirse en referente como “destino turístico sostenible a nivel social, económico y de medioambiente”.

El turismo rural hace su agosto por el coronavirus

Noticias

anterior siguiente