Enlaces accesibilidad

La luz se toma un respiro y baja a 204,35 euros/MWh este sábado

  • La cotización de la electricidad encadena su décimo día consecutivo por encima de 200 euros por megavatio y hora
  • El precio de la luz en el mercado mayorista casi se ha multiplicado por cuatro en el último año

Por
Un consumidor enchufa un aparato eléctrico en una regleta
Un consumidor enchufa un aparato eléctrico en una regleta. GETTY IMAGES

El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista sigue con su tónica habitual y se relaja levemente de cara al fin de semana, pese a todo encadena su décimo día por encima de la cota de los 200 euros por megavatio hora. En concreto, el precio medio de la luz en el pool se colocará este sábado en 204,35 euros/MWh, es decir, 23,24 euros menos que en esta jornada, según datos del Operador del Mercado Ibérico de la Electricidad (OMIE).

La hora con la luz más cara será este sábado entre las 18:00 y las 19:00 horas, con 243,63 euros/MWh, mientras que el precio mínimo se registrará horas antes entre las 15:00 y las 16:00 horas, con 171,77 euros/MWh.

El precio de esta jornada casi cuadruplica los 52,56 euros/MWh que alcanzó de media hace un año, el 27 de noviembre de 2020.

En lo que va de mes de noviembre, el pool registra una media de unos 187 euros/MWh, unos 13 euros menos que los 200 euros/MWh en que cerró octubre.

Los precios del mercado mayorista repercuten directamente en la tarifa regulada -el denominado PVPC-, a la que están acogidos casi 11 millones de consumidores en el país, y sirve de referencia para los otros 17 millones que tienen contratado su suministro en el mercado libre.

Sube el gas y paran tres centrales nucleares

Este encarecimiento en los últimos meses en el mercado eléctrico se explica, principalmente, por los altos precios del gas en los mercados y de los derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2), en máximos históricos en este año.

Después de arrancar un mes de noviembre a la baja con respecto a octubre, el precio de la luz en el mercado mayorista se ha vuelto a tensar desde la semana pasada debido al incremento en el precio del gas natural por, principalmente, la decisión de Alemania de dejar en suspenso la certificación del gasoducto Nord Stream 2, destinado a llevar gas desde Rusia a otras partes de Europa a través del mar Báltico.

Además, esta semana coincide con la parada programada de tres centrales nucleares (Almaraz, Cofrentes y Ascó I) para trabajos de recarga de combustible y mantenimiento.