Enlaces accesibilidad
Análisis

Las claves del pulso de Bielorrusia a la UE: los migrantes como arma de presión en la frontera polaca

  • Analistas consideran que Bielorrusia ha actuado respaldada por Rusia 
  • El régimen de Lukashenko aprovecha la vulnerabilidad de la UE en la gestión de la inmigración
  • La situación en la frontera podría estancarse, mientras se acerca el invierno

Por
Las claves del pulso de Bielorrusia a la UE: los migrantes como arma de presión en la frontera polaca

Unos dos mil migrantes venidos de Oriente Medio, entre ellos familias enteras con niños, se agolpan desde hace días al otro lado de la valla fronteriza, coronada con concertinas, que separa Polonia de Bielorrusia. Las fuerzas de seguridad polacas, en un despliegue con 15.000 efectivos y que incluye al Ejército, les impiden saltar la valla y entrar en su territorio, que es también el de la Unión Europea. 

Varsovia y Bruselas acusan al régimen del presidente bielorruso Alexander Lukashenko de haber orquestado esta crisis y de usar a los migrantes como carne de cañón en su enfrentamiento con la UE, que ha impuesto sanciones a Minsk por las últimas elecciones, consideradas fraudulentas, y su represión de los opositores. 

Estas son algunas de las claves de esta crisis.

La UE toma medidas contra Bielorrusia y Polonia refuerza su frontera

¿Cómo han llegado los migrantes a la frontera con Polonia?

La UE ha acusado a Bielorrusia de trasladar a los migrantes en puentes aéreos desde varias ciudades de Oriente Medio, entre ellas Bagdad. 

Mira Milosevich-Juaristi, investigadora del Real Instituto Elcano (RIE), recuerda que ya desde julio "el gobierno de Lukashenko está organizando el transporte de refugiados sobre todo de Irak, pero también de Libia, Siria o Afganistán" hasta Minsk con la promesa de que van a poder entrar en la UE y llegar a Alemania, el destino que muchos desean. 

"Parece que la UE tiene esa confirmación - explica María José Pérez Pozo, profesora de Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid y especializada en las relaciones de Rusia - Una mayoría son kurdos, pero hay personas de más de 20 países. Es una operación estratégica muy pensada, muy organizada, eso Bielorrusia sola no puede hacerlo".

"Los migrantes son meros rehenes en este pulso, no le interesan a nadie. Ni a Polonia, cuyo partido en el gobierno tiene un discurso anti-inmigración muy fuerte y no va a estar dispuesto a acoger salvo que la UE pusiera todo tipo de garantías. Pero si la UE cede estaría consintiendo en un chantaje que va a continuar por parte de Bielorrusia".

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Noche al raso en medio del pulso de Bielorrusia a la UE - Escuchar ahora

¿Qué pretende Bielorrusia?

Pérez Pozo cree que Bielorrusia actúa por propios intereses, en un "pulso" con la UE como respuesta a las sanciones impuestas tras las pasadas elecciones, consideradas fraudulentas, y para presionar a Polonia y Lituania, que albergan a la oposición bielorrusa en el exilio. Pero también para "chantajear a la UE, diciéndole que si firmó un acuerdo sobre migración con Turquía en 2016, por qué no lo va a hacer ahora con Bielorrusia, a cambio de dinero".

"Es una respuesta al reconocimiento por parte de la UE de Svetlana Tijanóvskaya como vencedora de las elecciones de agosto de 2020", insiste Milosevich-Juaristi. "Es un acto desesperado de Lukashenko, que no es un presidente reconocido", añade. 

Ambas analistas están de acuerdo en que el presidente bielorruso ha sabido aprovechar una de las mayores vulnerabilidades de la UE: la inmigración

"Usa a los refugiados, a seres humanos, como elemento de presión y aprovecha uno de los puntos más vulnerables de la UE, la gestión del flujo migratorio y de refugiados, como se vio en la crisis de 2015, no solo por la gestión, sino porque es uno de los asuntos que más división provoca", argumenta la investigadora del RIE.

En 2015 Hungría recibió críticas por levantar una valla en su frontera, cosa que después han hecho Eslovenia y Polonia, con quejas a Bruselas por no financiarlo. Lituania también la está construyendo.

Milosevich-Juaristi señala también las similitudes con la crisis migratoria en Ceuta el pasado mayo, aunque "aquí es más dramático porque el ejército bielorruso empuja a los refugiados a la frontera con Polonia y el ejército polaco está disparando al aire".

¿Ha tenido Rusia algún papel en esta crisis? 

Rusia es el gran apoyo internacional de Lukashenko, pero ha negado cualquier responsabilidad en la crisis. El martes el ministro de Exteriores, Sergei Lavrov, culpó de la oleada a las "aventuras" occidentales en Oriente Medio y sugirió pagar a Bielorrusia para contener la migración. Su homólogo bielorruso, que ha visitado Moscú este miércoles, ha pedido a Rusia una "respuesta conjunta".

Pérez Pozo tiene claro que toda esta operación hubiera sido imposible sin el respaldo de Moscú. "Bielorrusia está actuando especialmente como un agente interpuesto de Rusia, que probablemente va a pagar por los servicios que le están prestando el régimen de Lukashenko", asegura. 

Mira Milosevich-Juaristi considera que Lukashenko no hace un movimiento sin que lo sepa el presidente ruso, Vladímir Putin. "Lukashenko por sí solo no se sentiría fuerte para un conflicto con la UE. El apoyo de Rusia es fundamental". Para Rusia es una oportunidad más de "desestabilizar" a la UE, asegura la investigadora. 

¿Qué pueden hacer la UE o la OTAN?

La UE ha mostrado su firme apoyo a Polonia, pero de momento se ha limitado a ampliar las sanciones al régimen bielorruso, negando el visado a sus funcionarios, mientras evalúa sancionar económicamente a las aerolíneas que colaboren en el traslado de migrantes.

"La UE tiene una institución magnífica para guardar sus fronteras que se llama Frontex", recuerda Milosevich-Juaristi. "El problema es que Polonia no quiere el servicio de Frontex porque controlaría la frontera y el comportamiento del Ejército polaco, y los polacos no quieren porque por ejemplo se están produciendo devoluciones en caliente".

La investigadora del RIE entiende que la OTAN haya mostrado su preocupación, aunque de momento no intervenga, ya que lo ocurrido es un ejemplo de "guerra híbrida", y una amenaza para la seguridad de la Alianza.

Pérez Pozo subraya además que esta región de Europa está muy militarizada. "Los países Bálticos son una zona de despliegue de fuerzas de la OTAN y una zona sensible con Rusia. Esto se enmarca además en la reciente crisis con la expulsión de la representación rusa ante la OTAN en Bruselas". "También está ahí Kaliningrado [un enclave ruso situado en el Báltico, entre Lituania y Polonia]. Es una zona que los estrategas militares consideran de riesgo muy alto".

La crisis se produce además en un contexto de empeoramiento de relaciones entre Rusia y la OTAN. Los representantes rusos ante la Alianza abandonaron Bruselas hace una semana, mientras se han producido roces en las maniobras de la OTAN en el Mar Negro.

¿Está cercana una solución?

"Lo cierto es que la UE no tiene solución para a cuestión migratoria y no puede arreglarlo como hizo con Turquía en 2015. No se puede premiar a Lukashenko por una crisis que el mismo ha provocado, dándole dinero", considera Milosevich-Juaristi. 

Pérez Pozo no cree que el gobierno polaco del partido Ley y Justicia, conocido por su xenofobia y su negativa a acoger refugiados, vaya a abrir la frontera salvo que cuente con un compromiso del resto de la Unión. "La UE y OTAN deberían liderar solución de manera contundente, no de manera temporal y que en un mes volvamos a las mismas, y es complicado", apostilla. 

La profesora de la UCM teme que la situación se alargue, con graves consecuencias para los migrantes atrapados entre dos fuegos y cuando se acerca el invierno. "A Bielorrusia le da igual que los inmigrantes estén ahí. No juega ninguna baza electoral ni tiene que rendir cuentas. El tiempo corre en contra de la UE y la OTAN. Bielorrusia puede congelar este asunto y poner en jaque un tiempo considerable a la UE, teniendo en cuenta que estamos en noviembre, con las temperaturas que hay en esa zona".

Crisis migratoria en la frontera entre Bielorrusia y Polonia

anterior siguiente
9 Fotos 1 / 9 ver a toda pantalla
  • Crisis migratoria en la frontera entre Bielorrusia y Polonia

    Miles de migrantes, la mayoría de Oriente Medio, se han concentrado en la región bielorrusa de Grodno, fronteriza con Polonia, para intentar cruzar la valla fronteriza y entrar en la UE. 

  • Miles de migrantes se concentran en Bielorrusia, junto a la valla de la frontera con Polonia. Efe/Epa

    Crisis migratoria en la frontera entre Bielorrusia y Polonia

    Miles de migrantes se concentran en Bielorrusia, junto a la valla de la frontera con Polonia. Esperan poder cruzar a territorio de la UE, pero de momento hacen frente a las bajas temperaturas con cabañas improvisadas.

Noticias

anterior siguiente