Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Guía para entender la vacunación contra el coronavirus en España: ¿A mí cuándo me toca?

Por
Primeras vacunaciones con dosis de AstraZeneca a farmaceuticos y fisioterapeutas en Girona, este miércoles
Primeras vacunaciones con dosis de AstraZeneca a farmaceuticos y fisioterapeutas en Girona, este miércoles EFE/David Borrat

La revisión continua de la estrategia de vacunación del Gobierno dificulta saber a quién se está vacunando contra el coronavirus actualmente en España y qué vacunas corresponden a cada grupo.

Por ello, hemos recogido las principales preguntas y respuestas, a partir de los documentos redactados por el Grupo de Trabajo Técnico de Vacunación COVID-19, de la Ponencia de Programa y Registro de Vacunaciones y los acuerdos alcanzados en la Comisión de Salud Pública y el Consejo Interterritorial.

¿A quién se vacuna ya con las dosis de Pfizer y Moderna?

Actualmente, se inocula las vacunas desarrolladas por Pfizer/BioNTech y Moderna al personal de hospital y atención primaria, profesionales de odontología, higiene dental, junto al resto de personal sanitario, salud pública e instituciones penitenciarias.

Estas vacuna basadas en ARN mensajero se destinan también a inmunizar a grandes dependientes y sus cuidadores profesionales (grupo 4), personas con patologías del alto riesgo de COVID grave (grupo 7), personas entre los 79 y 70 años (grupo 5b) y entre los 59 y 40 años (grupos 9 y 10). Varias comunidades autónomas han comenzado ya a vacunar a personas por debajo de los 50 años. Además, las personas entre 69 y 65 años, comenzarán a recibir también estas vacunas cuando se termine con los mayores que ellos.

Por otro lado, Sanidad ha acordado con las comunidades que se ponga Pfizer a los menores de 60 que recibieron la primera de AstraZeneca, aunque permitirá completar la pauta con el mismo fármaco a quien lo desee. La decisión afecta las personas menores de 60 años a quienes a lo largo de febrero y marzo se les inoculó la primera dosis de AstraZeneca: los grupos 3b y 3b, esto es, personal sanitario y sociosanitario de "segunda línea", donde se incluía a fisioterapeutas, dentistas, personal de salud pública, así como el personal de instituciones penitenciarias. También a otros trabajadores esenciales, como policías, bomberos, personal de emergencias, profesores y personal de centros educativos, y personas pertenecientes al grupo 4, es decir, personas con importantes dependencias y sus cuidadores.

Las embarazadas y lactantes recibirán también las vacunas de ARNm, Pfizer o Moderna, cuando les toque por edad o porque pertenecen a otro grupo prioritario. 

Actualmente ya están vacunadas con las dos dosis de estas vacunas todas las personas a partir de 80 años (grupo 5a), mayores y grandes dependientes que viven en residencias, así como al personal sanitario y sociosanitario que les atiende. También los profesionales sanitarios y sociosanitarios considerados "de primera línea" frente al coronavirus. Ellos han conformado los colectivos más prioritarios en la estrategia del Gobierno, los grupos 1 y 2. De forma excepcional, guardias civiles y policías de Cataluña han recibido también la vacuna de Moderna.

¿A quién se vacuna ya con las dosis de AstraZeneca?

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han acordado limitar la vacunación con AstraZeneca a la población de entre 60 y 69 añospor su posible vinculación con casos raros de trombosis en población más joven tras la primera dosis. 

Pero en un principio se suministró a trabajadores esenciales y de especial riesgo de contagio hasta los 65 años. El cambio de criterio dejó en el limbo a millones de personas que recibieron una primera inyección y necesitaban la segunda dosis para completar la pauta. A ellos, Sanidad y las comunidades autónomas acordaron suministrarles una segunda dosis de Pfizer, aunque les permite elegir también AstraZeneca tras la firma de un consentimiento informado.

Para avalar la mezcla de vacunas, Sanidad se ha basado en el ensayo CombiVacs del Instituto de Salud Carlos III. Sus resultados preliminares concluyen que administrar una segunda dosis de la vacuna de Pfizer a las personas menores de 60 años que recibieron una dosis de AstraZeneca produce una respuesta inmune fuerte y efectos secundarios de leves a moderados. También han respaldado la decisión por la experiencia de países europeos, como Francia, que decidió completar la pauta con las vacunas de ARNm desde el comienzo. Por su parte, la Agencia Europea del Medicamento recomienda completar la pauta con AstraZeneca.  

¿A quién se vacuna ya con las dosis de Janssen?

El Ministerio de Sanidad ha priorizado la vacuna monodosis de la filial de Johnson & Johnson para acelerar la inmunización de las personas desde los 79 hasta los 40 años.

Asimismo, dado que esta vacuna solo requiere una dosis, por practicidad, la Comisión de Salud Pública ha acordado vacunar con este fármaco a colectivos "difíciles de captar y vacunar", como personas sin hogar, ciudadanos con problemas para desplazarse o cuyos trabajos les impidan acudir a dos citas respetando el intervalo entre dosis. Por esta razón, detalla, se podrá utilizar esta vacuna a partir de 18 años de edad en:

  • Colectivos vulnerables desde el punto de vista social, económico y/o laboral: personas sin hogar, sector hortofrutícola e inmigrantes sin regularización de la situación administrativa.
     
  • Personas difíciles de vacunar: grandes dependientes de difícil accesibilidad, aquellas con autismo profundo y enfermedad mental con alto riesgo de agitación por su patología de base.
     
  • Personas difíciles de captar para la vacunación: trabajadores del mar que realizan pesca de altura en campañas de larga duración y población en centros de internamiento o tutelados.
     
  • Cooperantes que se desplacen en misión a países de alto riesgo y personas que por razón de su actividad no se vayan a encontrar en España en las fechas de la 2ª dosis.
14 horas - Qué pasa si la cita para la segunda dosis te pilla de vacaciones - Escuchar ahora

¿Cómo se ordena la vacunación? ¿Quiénes son los siguientes?

Sanidad ha decidido que la vacunación sea en adelante por edades, de mayor a menor, y no por colectivos.  Pero existen dos excepciones al criterio de edad. Por un lado, aquellas personas con patologías de alto riesgo. A este grupo se les ha vacunado paralelamente a las personas de entre 70 y 79 años. Por otro, la edad tampoco será el factor para establecer el turno de las personas reclusas en centros penitenciarios, aunque sí para determinar cuál es la vacuna idónea para cada interno, según recoge la estrategia.

La Comisión de Salud Pública adoptó la política de vacunar a los más mayores primero al considerar que la edad es el principal factor de riesgo de enfermedad grave o muerte en la COVID-19. No obstante, ahora, las autoridades sanitarias estudian vacunar a los menores de 39 años sin distinguir franjas de edad para así acelerar la campaña una vez se termine con los más mayores.

Las autoridades sanitarias estudian vacunar a los menores de 39 años sin distinguir franjas de edad

¿Cuáles son las patologías de alto riesgo que se han priorizado?

Las personas con patologías consideradas de alto riesgo por COVID grave se han vacunado junto al grupo de de 70 a 79 años con las dosis de vacunas basadas en ARNm, esto es, Pfizer y Moderna, "aunque pueden recibir cualquier otra vacuna disponible, en función del contexto de la pandemia y de las evidencias", según la Comisión de Salud Pública.

De este grupo (el número 7) forman parte las personas con trasplante de progenitores hematopoyéticos, trasplante de órgano sólido y lista de espera para este, personas en hemodiálisis y diálisis peritoneal, enfermedad oncohematológica, cáncer de órgano sólido en tratamiento con quimioterapia citotóxica, cáncer de órgano sólido metastásico, pacientes que reciben radioterapia por tumores de localización torácica con riesgo de neumonitis, infección con VIH inmunodeprimidos, personas con inmunodeficiencia primaria y personas con Síndrome de Down mayores de 40 años.

Acabo de pasar el COVID, ¿me van a vacunar?

Las personas menores de 65 años que hayan pasado la COVID-19 solo recibirán una dosis de la vacuna cuando hayan pasado seis meses de la infección, según la estrategia de vacunación del Ministerio de Sanidad. El criterio se ha fijado a partir de la evidencia científica existente, que muestra que "obtienen una respuesta inmune muy satisfactoria con una sola dosis, que no mejora con la administración de una segunda dosis". No obstante, para las personas de 65 años o más que hayan pasado el COVID-19 sí se ha mantenido la pauta de dos dosis. 

En resumen, se establece:

  • Personas menores de 65 años que hayan pasado la COVID-19: solo recibirán una dosis de la vacuna cuando hayan pasado seis meses de la infección.
  • Personas menores de 65 años que se contagien tras haber recibido ya una dosis: se les administrará la segunda cuando hayan pasado seis meses desde el fin de la infección.
  • Mayores de 65 años que hayan pasado la COVID-19: se les administrarán dos dosis cuando les corresponda por el grupo de edad al que pertenecen.
  • Personas mayores de 65 años que se infecten tras haber sido inoculada una dosis: podrán recibir la segunda tan pronto como estén completamente recuperados y hayan finalizado su aislamiento.

Según especifica el documento de la Estrategia, en cualquier caso, no será necesaria la realización de pruebas serológicas ni antes ni después de estas vacunaciones para verificar si se poseen anticuerpos contra la COVID-19 y es irrelevante si la infección se ha pasado de forma asintomática o sintomática.

¿En qué se diferencian las vacunas aprobadas en España?

Las vacunas de Moderna y Pfizer están basadas en ARN mensajero, esto es, introducen en el cuerpo las instrucciones genéticas y así generan la inmunidad.

En cambio, la vacuna de Oxford/AstraZeneca está basada en una tecnología más tradicional, de vector vírico, a partir de la proteína S del virus del resfriado común de los chimpancés (adenovirus) para así generar los anticuerpos.

La de Janssen tampoco se basa en ARN mensajero, sino que utiliza como vector vírico un adenovirus humano modificado genéticamente para expresar la proteína S del coronavirus SARS-CoV-2 y estimular así la respuesta inmune frente a él. Esta técnica es muy similar a la empleada por la vacuna de AstraZeneca, que emplea un adenovirus de chimpancé.

¿Son estas vacunas eficaces contra las nuevas variantes?

Depende de las variantes. Si las mutaciones no afectan a la totalidad de la proteína S, es muy probable que la vacuna siga siendo completamente efectiva. El riesgo de reinfección y de pérdida de eficacia de las vacunas "se considera bajo" para la variante Alfa o británica, según el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. Esto no es así para las variantes Beta y Gamma (sudafricana y brasileña), que circulan de forma residual en España. "El impacto podría ser alto en caso de que la incidencia aumentase de forma considerable, ya que estas variantes podrían reducir de forma significativa la efectividad de algunas vacunas", advirtieron los técnicos del Ministerio de Sanidad.

Ante esta situación, farmacéuticas como AstraZeneca ya han anunciado que están trabajando en un antígeno efectivo contra las mutaciones. No obstante, el Grupo de Expertos en Asesoramiento Estratégico sobre Inmunización (SAGE) de la OMS ha avalado el uso y utilidad de todas las vacunas contras las variantes. 

¿Cuánto debe pasar entre las dos dosis? ¿Pueden ser de vacunas distintas?

El intervalo entre dosis recomendado es de 21 días en Pfizer/BioNTech, de 28 días en la vacuna de Moderna y entre 10 y 12 semanas en la vacuna de AstraZeneca.

No obstante, la Comisión de Salud Pública decidió aumentar de 12 a 16 semanas el intervalo entre la primera y la segunda dosis de esta última vacuna mientras decidía si a las personas menores de 60 años que recibieron ya un pinchazo de AstraZeneca se les debía inocular una segunda inyección del mismo fármaco o de otro.

Por otro lado, los documentos del Ministerio de Sanidad determinaron que, si por motivos de desabastecimiento o similares, se retrasa la administración de la segunda dosis más allá del intervalo recomendado, esto no invalidaría la inyección puesta. “Dosis puesta dosis que cuenta”, resume la estrategia de la Comisión de Salud Pública.

¿De cuántas dosis dispone España por ahora? 

La Comisión Europea ha sido la encargada de coordinar la compra masiva de vacunas para los Veintisiete y, luego, distribuirlas de acuerdo con la población. Por número de habitantes, a España le corresponden 52 millones de dosis de Pfizer, con 90 millones de dosis adicionales, en virtud del último contrato firmado. A estas, se suman 33 millones de dosis de Moderna, 31 millones de dosis de AstraZeneca y 20,8 millones de dosis de Janssen. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, avanzó que 87 millones de dosis llegarán a España entre abril y septiembre por parte las farmacéuticas. Puesto que todas las vacunas, salvo Janssen, precisan de dos pinchazos para completar la pauta, esta cantidad será suficiente para proteger a prácticamente a los 47 millones de españoles.

Será así siempre que no se repitan los problemas de distribución de las farmacéuticas, como ha ocurrido con esta última farmacéutica durante los primeros meses. De hecho, el cumplimiento del contrato inicial de AstraZeneca está en entredicho y ha sido reclamado en los tribunales por el Ejecutivo comunitario. 

En cualquier caso, la firma de todos estos contratos mencionados no implica que las cantidades totales vayan a estar disponibles a lo largo de 2021. Según informó la presidenta Ursula von der Leyen, el objetivo es estar preparados para la próxima etapa de vacunación, ante la hipotética posibilidad de necesitar dosis de refuerzo de inmunidad, tener que lidiar con nuevas variantes y poder vacunar a niños y adolescentes.

Noticias

anterior siguiente