Enlaces accesibilidad

El Parlamento Europeo aprueba una ley que permitirá eliminar mensajes online de propaganda terrorista en una hora

  • El texto fue propuesto por el ejecutivo europeo en 2018
  • La ley permite a un Estado miembro emitir una orden de retirada a una plataforma establecida en otro país de la UE

Por
Las redes sociales deberán eliminar la propaganda terrorista en el plazo de una hora en Europa

El Parlamento Europeo ha dado luz verde a un reglamento que permite obligar a las plataformas de mensajería online a retirar mensajes, fotos y videos "terroristas" en un plazo máximo de una hora y allana así el camino para su aplicación el próximo año en la UE.

Tras un debate en el Parlamento Europeo, el texto ha sido aprobado en segunda lectura sin votación, pretende "asestar un golpe a los terroristas", según ha declarado la comisaria europea de Interior, Ylva Johansson.

"Sin manuales en línea que te digan cómo hacerlo, es más difícil fabricar bombas. Sin videos de propaganda es más difícil envenenar las mentes de los jóvenes. Sin la propagación de ataques en línea, es más difícil envenenar las mentes de a los jóvenes, es difícil inspirar a otros”, ha argumentado.

Habrá 72 horas de plazo para verificar que el retiro está justificado

"El atentado a la joven policía en Rambouillet, el asesinato del profesor Samuel Paty en Conflans-Sainte-Honorine lo demostró recientemente de nuevo, las redes sociales tienen un considerable efecto retransmisor y amplificador de los llamamientos a la violencia y la propaganda terrorista", ha subrayado la eurodiputada francesa Fabienne Keller.

La nueva ley tiene como objetivo limitar la difusión de textos, imágenes, grabaciones de sonido y videos que inciten a cometer o contribuyan a "delitos terroristas" o glorifiquen estas actividades, "incluso mediante la difusión de material que represente un ataque terrorista".

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Las víctimas del terrorismo reivindican que no se olvide lo que pasó - escuchar ahora



Entre sus principales disposiciones, permite a las "autoridades competentes" de un Estado miembro emitir una orden de retirada a una plataforma establecida en otro país de la UE. Las autoridades facultadas para dictar estos mandamientos judiciales e imponer sanciones deberán ser definidas por cada Estado miembro.

El proveedor de servicios está obligado a retirar o bloquear el acceso al contenido infractor en todos los países de la UE, en el plazo de una hora después de recibir el pedido. La autoridad competente del Estado en el que se ubica la plataforma tiene derecho de inspección, para verificar dentro de las 72 horas que la decisión de retiro está justificada y que no viola derechos y libertades fundamentales.

"Nueva herramienta contra el terrorismo"

También se prevén procedimientos de reclamación en caso de retirada o bloqueo incorrectos. Las sanciones aplicables pueden llegar hasta multas de hasta el 4% de la facturación mundial de la plataforma en caso de incumplimiento persistente de sus obligaciones.

"La UE se ha dotado hoy de una nueva herramienta eficaz para luchar contra el terrorismo", ha acogido con satisfacción el ponente del texto, el eurodiputado polaco Patryk Jaki convencido de que el reglamento garantiza "un buen equilibrio entre seguridad y libertad de expresión en Internet".

El reglamento excluye de su ámbito de aplicación "el material difundido con fines educativos, periodísticos, artísticos o de investigación, o con fines de sensibilización contra actividades terroristas".

Francia presenta un proyecto de ley para prevenir actos de terrorismo

Organizaciones de derechos humanos critican la ley

Pero la legislación suscita las preocupaciones de los defensores de las libertades públicas. Unas sesenta organizaciones de derechos humanos, asociaciones de periodistas e investigadores, incluidas Amnistía Internacional, Human Rights Watch, Liberties y Reporteros sin Fronteras, habían pedido el rechazo de este texto.

El corto período de retiro "alienta fuertemente a las plataformas a desplegar herramientas automatizadas de moderación de contenido, como filtros de descarga", que no pueden distinguir "contra-discurso, sátira" y amenazar el trabajo periodístico, según han argumentado.

Noticias

anterior siguiente