Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Suiza ha suspendido recientemente la comisión rogatoria sobre Marta Rovira en la que el juez García-Castellón pedía localizar a la dirigente de ERC. De hecho, la oficinal federal de Suiza "pide más información al juez". Frente a este hecho, el catedrático de Ciencia Política Ignacio Sánchez-Cuenca ha expresado en 24 horas de RNE que "fuera de la burbuja política española resulta inverosímil pensar que los sucesos de 2019 se puedan asimilar a actos terroristas". 

Sánchez-Cuenca también ha enfatizado en algo que los estudios comparados han mostrado: "Los países que sufren campañas prolongadas de terrorismo no pueden evitar la tentación de endurecer los códigos penales de forma arbitraria o dar un trato discriminatorio al terrorismo, entre otras cosas porque la opinión pública sufre las consecuencias de estos ataques y desea mano dura. Resulta difícil que el sistema político y judicial resista esa presión popular de cometer, en ocasiones, excesos judiciales", ha dicho. Para el catedrático de la Universidad Carlos III de Madrid, lo que caracteriza al terrorismo frente a otras formas de violencia política es que los atentados terroristas "siempre son clandestinos". 

La Junta de Fiscales del Supremo cree que hay indicios de terrorismo para investigar a Carles Puigdemont. La decisión, que se ha adoptado por una amplia mayoría de fiscales, ha sorprendido a la portavoz del Gobierno, Pilar Alegría, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros y ha dejado caer que esa no tiene por qué ser la decisión final. Tras la propuesta de Pedro Sánchez para acortar los plazos de las instrucciones judiciales, el PP y VOX acusan al Ejecutivo de retorcer las leyes para contentar a los independentistas. 

Foto: EFE/EPA/RONALD WITTEK

El fiscal del Tribunal Supremo (TS) Álvaro Redondo ha descartado investigar al expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont por terrorismo. En el informe que ha emitido, señala que no ve indicios de terrorismo, aunque sí de desórdenes públicos agravados y daños.

Redondo sigue así la tesis del fiscal del caso Tsunami Democratic, Miguel Ángel Carballo, que recurrió el paso dado por el juez instructor al considerar que no existían indicios suficientes para proceder contra Puigdemont y que los hechos no eran constitutivos de terrorismo, sino de desórdenes públicos graves.

FOTO:  EFE/EPA/RONALD WITTEK

Pilar Vallugera, portavoz de ERC en la comisión de Justicia y ponente en la ley de amnistía, reconoce que le preocupa que la justicia europea pueda poner pegas sobre la malversación, pero no tanto sobre el tema de terrorismo en la ley de amnistía que, considera, "está muy bien atado". En el programa Parlamento asegura que "hay margen hasta el último segundo para mejorar la ley", con la supresión total del terrorismo o la ampliación del marco temporal, pero cree que "está bien encarrilada". Defiende que el texto "se parece más a lo pactado con Esquerra que con Junts" y replica a las reticencias de los socialistas a introducir cualquier modificación que "el PSOE lleva diciendo que está bien la ley desde el inicio de los tiempos".

La portavoz republicana considera "gravísimo" que se intente vincular lo sucedido en Cataluña en 2017 con actos de terrorismo: "Comparar los atentados en las Ramblas o el 11M con una manifestación en un aeropuerto, lo que no sé es por qué no sale la AVT a pedir que no banalicen el terrorismo". Dice que es "absurdo" reclamar que "hay que amnistiar por terrorismo", pero es necesario, puntualiza, porque hay jueces que "han dado pistas de que iban por lo civil o por lo militar, que no se pararían, que no se trata de un tema jurídico sino político".

Francisco y Ricardo fueron juntos al colegio alemán de San Sebastián (País Vasco). El terrorismo etarra y otros condicionantes les separaron durante décadas, pero su afecto y amistad se mantuvo y consiguió resistir a todas las avenencias. De su historia ha nacido un libro, Eso que llamabas paraíso. Una historia sobre los ecos del terrorismo, editado por Libros del KO. En él, repasan su relato vital común, que se sostiene sobre un eje: el asesinato del político socialista Enrique Casas por parte de ETA en 1984. Chema García Langa descubre esta entrañable, a la par que dolorosa historia con Francisco Uzcanga y Ricardo Casas, protagonistas y autores del relato.

Los exjefes de la banda terrorista ETA Javier García Gaztelu, 'Txapote', e Irantzu Gallastegi, alias 'Amaia', se han sentado este miércoles a declarar ante el tribunal de la Audiencia Nacional que les juzga por el asesinato con bomba del concejal del PP en Rentería (Gipuzkoa) Manuel Zamarreño, el 25 de junio de 1998. Un atentado en el que también resultó herido un escolta de la Ertzaintza, que hoy ha relatado cómo ocurrió todo. 

 

La escritora y periodista Marta Peirano habla en su sección de tecnología en Las Mañanas de RNE sobre el caso de un estudiante británico de ascendencia india que, en un vuelo a Menorca, manda una foto en tono satírico a un grupo de Snapchat con el texto "Voy a detonar el avión (soy miembro de los talibanes)", haciendo bromas sobre su tono de piel. Este mensaje fue interceptado por los servicios de inteligencia británicos a través de inteligencias artificiales automatizadas y, al llegar a España, le esperaban dos aviones militares. Ahora se enfrenta a una multa de 22.500 euros y una indemnización de responsabilidad civil de 94.782 euros, mientras se abre el debate de cómo una broma en un mensaje privado de un chat se convierte en una comunicación pública.

Peirano cuenta que las aplicaciones como Snapchat o WhatsApp cuentan con un sistema de cifrado de los mensajes para su privacidad, por lo que supuestamente los chats son privados aunque, según la periodista, "puede que esto sea verdad en países como España, pero no en Reino Unido”. El país británico aprobó el año pasado la "Online Safety Act”, que obliga a las empresas a escanear las comunicaciones de los usuarios para asegurarse de que no transmiten material ilegal, explica Peirano. También hay peligro en las wifis públicas de los aeropuertos, en las cuales se aceptan unos términos y condiciones que podrían permitir a las fuerzas de seguridad escuchar conversaciones.

A las 6:00 a.m. la policía arrancaba una operación antiterrorismo que se ha saldado con cuatro detenidos en Barcelona y Mérida. Las fuerzas de seguridad buscan a un quinto sospechoso, actualmente en paradero desconocido. Los presuntos implicados planeaban un atentado terrorista en España y estaban en la fase de obtener material para armamento y explosivos. El caso permanece bajo secreto de sumario, y en los próximos días pasarán a disposición judicial.