Enlaces accesibilidad

Escrivá avanza 20.000 empleos más en enero y sostiene que el SMI debe subir "cuando pase la pandemia"

 Entrevista   Las mañanas de RNE  

  • El ministro estima que la afiliación a la Seguridad Social subirá en unos 20.000 en tasa interanual desestacionalizada
  • Sobre el SIM, apunta que la prioridad ahora es recuperar el empleo perdido por la crisis del coronavirus

Por
El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá
El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. EFE/ J.J. Guillén

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha avanzado en Radio Nacional que la afiliación a la Seguridad Social aumentará en enero en unos 20.000 inscritos en tasa interanual en términos desestacionalizados, ya que enero es un mes tradicionalmente malo para el empleo. El dato definitivo se conocerá la primera semana de febrero.

En una entrevista en RNE, el ministro ha indicado que el número de trabajadores en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) está "estabilizado" en torno a los 700.000, desde los 3,6 millones que alcanzó en el peor momento de la pandemia. Preguntado por las cifras de la EPA del INE, ha aventurado que no se superará el umbral de los cuatro millones de parados.

Escrivá valora que "la cosa aguanta" y que es más importante ver cuánto crece el empleo que la tasa de paro que depende de cuantas personas se ponen a buscar trabajo en un momento determinado: "Combinando los datos de ERTE estabilizados con la afiliación, que va subiendo progresivamente, te da una sensación de que, desde el punto de vista de la actividad económica, la cosa aguanta y, con la expectativa de la vacuna, la perspectiva es aguantar con un horizonte temporal mucho más claro".

Para ilustrar la buena marcha de la afiliación en los últimos meses, el ministro ha destacado que ahora mismo están dados de alta más autónomos que hace un año.

Primero el empleo, luego la subida del SMI

Acerca de la subida del salario mínimo interprofesional (SMI), Escrivá opina que el compromiso de legislatura de llevar el SMI a los 1.200 euros mensuales debería retomarse "cuando pase la pandemia" y considera que lo prioritario ahora es recuperar el empleo.

Así, reconoce que el efecto redistributivo del SMI sigue siendo importante desde el punto de vista estructural, pero recuerda que se han perdido 350.000 empleos, ocupados sobre todo por jóvenes, con bajos salarios y contratos temporales y que la prioridad debe ser que esas personas vuelvan al mercado laboral.

El ministro ha argumentado que, en lugar de subidas puntuales, es mucho más eficaz reevaluar en un momento determinado la situación "y hacer movimientos que marquen mucho más la política redistributiva". Matiza que aunque los datos de las subidas anteriores del SMI muestran "efectos marginales" sobre el empleo, su alza puede impactar sobre determinados empleos, por lo que debe tenerse en cuenta "el efecto neto".

Sobre las previsiones del FMI, que ha revisado a la baja el crecimiento de España, explica que "incorporan una caída de actividad para el último trimestre de 2020 de casi el 3 %. Si eso no fuera así y tuviéramos un crecimiento de la actividad aunque fuera moderado, tendría un impacto automático de 2021 de hasta 2 puntos de PIB". Añade que es más interesante la visión global que el detalle de la estimación país a país.

Continuidad en la gestión de la pandemia

En lo relativo a la gestión de la pandemia, considera que "hay varias comunidades que están viendo una desaceleración de casos, es una confirmación de que las medidas que han tomado las comunidades, dentro del marco general, han funcionado bien. El marco general en el que nos desenvolvemos es suficiente".

Escrivá asegura además que no ha calculado el impacto económico que tendría un nuevo confinamiento porque "no está entre los escenarios centrales que baraja el Gobierno".

A la hora de valorar el relevo de Salvador Illa por Carolina Darias al frente del Ministerio de Sanidad, se limita a decir que es una muestra de "continuidad" en la gestión de la crisis del coronavirus.

Reforma de las pensiones

Escrivá sostiene que la UE va a dar el visto bueno a la reforma de las pensiones y ha mandado un mensaje velado a su socio de Gobierno. “Lo que hemos mandado a la Comisión Europea es suficientemente concreto. Es más concreto, por ejemplo, que lo que se ha hecho sobre la reforma del sistema de dependencia. A ver qué dice Bruselas. […] Estoy bastante confiado en que tendrá una muy buena receptividad”.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Escrivá avanza 20.000 empleos más en enero y sostiene que el SMI debe subir "cuando pase la pandemia" - Escuchar ahora

Sobre su relación con el socio de Gobierno, Unidas Podemos, Escrivá ha asegurado que “hay una brecha enorme entre lo que se cuenta y cómo trabajamos en el Gobierno”. “La realidad que yo vivo dista mucho de lo que a veces se transmite. No estoy insatisfecho de cómo vamos elaborando las cosas. Estoy absolutamente cómodo en el Gobierno”.

Asegura que la reforma de las pensiones "va a ir cumpliendo las recomendaciones del Pacto de Toledo" y eliminará “la incertidumbre de los pensionistas” al no estar vinculada a una decisión anual del Gobierno. “La ley de Seguridad Social va a establecer que su poder adquisitivo va a estar garantizado a lo largo del tiempo”.

Escrivá ha situado el borrador en el que se decía que se podría alargar el periodo de pensiones de 25 a 35 años a “un proceso de trabajo intermedio donde se hacen cálculos”. “Yo me responsabilizo de lo que llevo a los órganos colectivos del Gobierno después de mucho trabajo” no de los documentos preliminares, ha aclarado.

Noticias

anterior siguiente