Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha señalado que los acuerdos a los que se ha llegado estos días les va a permitir destinar entre 10.000 y 11.000 millones agregados para lo que tiene que ver con la Seguridad Social en lo que tiene que ver desde mediados de marzo hasta finales de septiembre para los ERTE. Escrivá además, ha señalado que se tendrá en cuenta lo que dicte Sanidad en cuanto a posibles nuevos rebrotes. 

José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones se ha mostrado “satisfecho” con el amplio consenso para aprobar el Ingreso Mínimo Vital. Ha considerado que el tono del debate ha sido “constructivo” y que los grupos han “contribuido”. En cuanto a las peticiones de los populares para que el Ingreso vital Mínimo esté ligado a la búsqueda activa de trabajo, Escrivá ha explicado que la política activa de empleo es competencia de las comunidades. “Los hogares muy vulnerables no son empleables directamente, antes necesitan ayudas sanitarias, de formación, tienen alguna dependencia... Hay que hacer un planteamiento anterior al laboral”, ha indicado el ministro que ha señalado que las políticas activas de empleo en España “han fracasado” por no estar “enfocadas a las características de cada persona”.

Escrivá ha comentado que el encaje de la prestación del Gobierno con las que ya existían en las comunidades autónomas “no es un encaje fácil”, pero que las conversaciones son “fluidas”. “Cada comunidad tendrá que revisar sus esquemas para ver cómo se complementan con el Ingreso Mínimo Vital y todas trabajan intensamente”, ha apuntado en el programa 24 horas de RNE. “Haremos un seguimiento estrecho para ver donde sí y donde no llegamos y ha mostrado su preocupación no llegar a los suficientes hogares muy vulnerables.

Sobre la abstención de Vox, el ministro ha dicho que ya está “acostumbrado” a oír expresiones “destinadas a la escenografía de confrontación y que tienen más de artificial que de otra cosa”. Frente a los bulos virales, Escrivá ha valorado que hay que aplicar la “pedagogía”. “La gente quiere trabajar, eso implica sentido de pertenencia”, ha sostenido y ha añadido que los que no pueden hacerlo es por situaciones “sobrevenidas” o condiciones “injustas” que hay que superar. “Las rentas mínimas ayudarán a las personas que tienen dificultades de integración”, ha puntualizado. El ministro ha precisado que cuando existan resultados, la verdad, “que viene de la información y los datos”, se “impondrá” a los bulos.

"Creo que medidas como esta son la mejor vacuna frente a los discursos de odio y enfrentamiento", ha explicado el vicepresidente Pablo Iglesias, que ha defendido la implantación del mismo al igual que el ministro de Seguridad Social José Luís Escrivá, quien dice que debe entenderse "como una herramienta como la lucha contra la pobreza y como palanca de la inclusión social" y que la medida "nos hace un país mejor". En la oposición, el partido de ultraderecha Vox, a pesar de sus numerosas críticas a la propuesta, se ha quedado solo como única formación que no vota a favor, aunque sus 52 abstenciones han llegado tras conocerse que el PP votaría a favor de una norma que "nada tiene que ver con la renta universal de Podemos", según la diputada popular Pilar Ramos. Informa Esperanza Martín.

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha asegurado que la renta mínima llegará a 76.000 hogares de forma inmediata, tras cruzar datos de la Seguridad Social y la Agencia Tributaria. Entrevistado en Los Desayunos de TVE, Escrivá ha indicado que beneficiará a unas 250.000 personas. Sobre la compatibilidad con las ayudas de las comunidades autónomas, lanza un mensaje tranquilizador: "Nadie va a quedar en una situación peor de la que estaba".

Un millón de personas visitaron en las primeras 24 horas el simulador habilitado por la Seguridad Social para consultar en la web si se cumplen los requisitos para recibir el Ingreso Mínimo Vital. Lo ha confirmado el ministro de Inclusión, Migraciones y Seguridad Social, José Luis Escrivá, que ha dicho que espera que al menos 200.000 personas empiecen a cobrar la prestación este mismo mes, aunque no se puede solicitar hasta el día 15.

El Boletín Oficial del Estado publica nuevos detalles del Ingreso Mínimo Vital que podrá solicitarse a partir del 15 de junio. Podrá haber un máximo de dos prestaciones por hogar y las sanciones por fraude van desde el apercibimiento, en el caso de las infracciones más leves, hasta la pérdida de la ayuda y la obligación de devolverla durante seis meses en el caso de los fraudes más graves.

Lucía Gorjón,investigadora de ISEAK y doctora en Economía, considera que el ingreso mínimo vital, a falta de conocer los detalles, es una herramienta adecuada para luchar contra la pobreza en nuestro país. Gorjón cree que el error de este tipo de políticas es que sólo saca de la extrema pobreza a los hogares más pequeños, por lo que aboga por dar esta prestación de una manera más equitativa. "El ingreso mínimo vital suaviza la intensidad de la pobreza, es decir, los beneficiarios son menos pobres, pero no dejan de serlo". 

En Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso, Gorjón ha expresado que la puesta en marcha del ingreso mínimo vital conlleva un riesgo: "la trampa de la pobreza". El hecho de que haya personas que prefieran cobrar esa ayuda a buscar trabajo puede suponer un problema. Para evitar esta situación, Gorjón plantea que el ingreso mínimo vital venga acompañado de otras políticas complementarias y estímulos al empleo "para que el escenario de trabajar sea preferible a no hacerlo”.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha adelantado en ‘Las mañanas de RNE’ algunos detalles del ingreso mínimo vital que el Gobierno aprobará el 26 de mayo. Escrivá ha explicado que costará entre 3.000 y 3.500 millones, que tendrán derecho a él cerca de un millón de hogares y que el Ejecutivo está trabajando para que, al menos 100.000 familias, puedan recibirlo de oficio, casi de forma inmediata, sin necesidad de hacer ningún trámite. Además, ha confirmado que se cobrará mensualmente y que, para que ninguno de los posibles beneficiarios se quede fuera, el Gobierno habilitará varios canales para solicitar la prestación.

Escrivá ha explicado que a los solicitantes se les hará un test de patrimonio neto y que la cuantía de la renta dependerá de la tipología del hogar, con especial atención para aquellos en los que haya niños o sean monoparentales. Una parte de la vivienda habitual, aún por definir, no se tendrá en cuenta a la hora de calcular el patrimonio. Además, Escrivá ha afirmado que han consensuado con las comunidades que el ingreso mínimo sea “el mínimo de arranque” que después puede ser complementando con otras ayudas autonómicas.

Escrivá ha asegurado que es urgente poner en marcha el ingreso mínimo vital porque “España tiene desde hace años unos niveles de pobreza severa de los más altos de Europa” y ha dicho que si no lo han aprobado antes es porque una medida tan compleja “no puede improvisarse en 15 días”.

La prestación se aprobará en mayo y comenzará a cobrarse un mes después. El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, asegura que España tiene un "problema estructural de redistribución de rentas" y que la medida debe tener un carácter permanente. También ha anunciado el cálculo aproximado sobre el coste de la medida: "El esfuerzo será, cuando esté plena y en un año completo, de 3.000 millones de euros".

El ministro ha repetido que "no hay mas desprotección que antes" y que "no hay peligro para las pensiones" porque "la Seguridad Social sigue siendo sostenible por mucho que se dispare la deuda" ha afirmado.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha señalado de los tres millones de personas que se han visto afectadas por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), quedan 300.000 de recibir la prestación y lo harán en los próximos días, según los datos que recoge el Ministerio de Trabajo y que también ha especificado también la ministra Yolanda Díaz. 

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha señalado este martes que la renta mínima vital podrá empezar a cobrarse a partir del mes de junio. Una ayuda que el Gobierno destinará a las familias sin recursos debido a la crisis del coronavirus. Se espera que del ingreso mínimo vital puedan beneficiarse cerca de un millón de hogares, de los cuales el 10 % serían monoparentales.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha señalado que la destrucción de empleo que se ha ocasionado en el mes de abril por la crisis del coronavirus COVID-19, es comparable a la crisis de 2008. El ministro señala que la gran diferencia que marca ambos escenarios es que la situación de la crisis sanitaria ha provocado una mayor caída de empleo que del PIB, algo que no ocurrió en 2008 cuando ambos desplomes fueron equitativos. 

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha comparecido este martes en rueda de prensa para dar cuenta de la evolución del mercado de trabajo desde que comenzó la crisis sanitaria. Escrivá ha señalado que "el 50 % de la destrucción del trabajo ha sido en personas menores de 35 años", al mismo tiempo que ha asegurado que el empleo se ha estabilizado en el mes de abril tras el desplome registrado en el mes de marzo por la crisis sanitaria del coronavirus.

Con más de 1.200.000 hogares con todos sus miembros en paro, el ministro de Seguridad Social José Luis Escrivá confirmó que la intención de su ministerio es llevar la iniciativa del Ingreso Mínimo Vital a mediados de mayo. Asimismo, Escrivá ha confirmado en Televisión Española que el Ejecutivo no recortará las pensiones para contener el gasto provocado por los desequilibrios resultantes de la crisis del coronavirus.

El Gobierno pondrá en marcha, antes de lo previsto, la renta mínima dirigida a las familias más vulnerables. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han pactado poner en marcha la renta mínima universal el próximo mes de mayo. Escrivá afirma que "será compatible con los que algunas Comunidades tienen en marcha, no será sustitutivo en ningún caso", ha asegurado. 

El ministro de Inclusión y Seguridad Social y Migraciones asegura que "entre 90.000 y 100.000 hogares monoparentales se verán protegidos por esta renta mínima". Además, ha detallado, respecto a otras actividades relativas a su ministerio, que la mitad de los autónomos se podrán beneficiar de las medidas especiales desarrolladas para este colectivo. 

Informa, Guillermo Hernández.

Tras comparecer en comisión parlamentaria, el ministro José Luis Escrivá ha dado la cifra y ha añadido que la mitad cobran el paro, una cifra equivalente al 16% de la población activa y a la que hay que sumar a casi 1.400.000 autónomos que están recibiendo algún tipo de facilidad en el pago de sus cuotas. "Las medidas están surtiendo efecto, pero es dificilísimo llegar a todo el mundo", ha explicado el titular de Seguridad Social, que explica que, tras el gran descenso en el número de afiliados de marzo, parece que la situación se irá corrigiendo en las próximas semanas.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha avanzado la apuesta del gobierno por endurecer las prejubilaciones anticipadas como medida para solventar el problema del sistema de pensiones, cuyo objetivo es retrasar la edad efectiva de jubilación a la legal para que haya margen, por un lado, para incentivar que los trabajadores alarguen su vida laboral y, por otro, para endurecer las condiciones de los que se quieran jubilar de forma anticipada. Además, el ministro ha anunciado que también barajan impulsar fiscalmente los planes de pensiones de empresa frente a los particulares.

 

El Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha reconocido que el Estado es muy poco eficaz en la lucha contra la desigualdad y ha anunciado que trabajan en el diseño de un ingreso mínimo vital. Además, pretende retrasar la edad de jubilación y llevar al Congreso una reforma negociada en el Pacto de Toledo a partir de junio, con un nuevo índice de revalorización que dé tranquilidad a los pensionistas.