Enlaces accesibilidad
Impuestos

La reforma fiscal que baraja el Gobierno se topa con el rechazo del PP: "Si se quiere equiparar, que sea por abajo"

  • Casado acusa al Gobierno de querer castigar a los madrileños con la armonización fiscal que ha pactado con ERC
  • El Gobierno recuerda que hace tiempo que trabajaba en esta reforma para reducir las diferencias entre comunidades

Por
Los 'barones' del PP coinciden en que la armonización fiscal debe ser a la baja

El acuerdo alcanzado entre el Gobierno y ERC para reformar la fiscalidad de las comunidades autónomas -y que Madrid pague más- a cambio de su apoyo a los Presupuestos ha caído como un jarro de agua fría entre los ‘barones’ territoriales del Partido Popular (PP), quienes defienden su autonomía con los impuestos cedidos o propios en las regiones donde gobiernan. En su opinión, cualquier armonización tiene que hacerse a la baja.

Lo cierto es que esta reforma para armonizar los tributos autonómicos -sucesiones, donaciones, impuesto de transmisiones patrimoniales e impuesto de patrimonio- para que las comunidades no puedan subirlos ni bajarlos más allá de un límite, está en la agenda del Gobierno desde que Pedro Sánchez llegó a La Moncloa en 2018.

En declaraciones a los periodistas antes de asistir a un acto del Consejo de Estado, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha reconocido que se trata de un asunto de "gran complejidad técnica" pero que no es nuevo, al tiempo que ha defendido la medida por la necesidad de solucionar "situaciones de asimetría y desajuste" en el principio de igualdad entre españoles.

En el punto de mira se encuentra la Comunidad de Madrid por su baja presión tributaria sobre la renta y la riqueza. En 2017, la región dejó de ingresar por las rebajas fiscales 4.100 millones de euros, unos 636 euros por habitante, según el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas. La mitad de esta cantidad corresponde al impuesto de patrimonio y una cuarta parte, al de sucesiones.

Madrid, en el punto de mira por su tributación: en 2017 dejó de ingresar 4.100 millones por rebajas fiscales

El PP pide una armonización a la baja

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, aseguró este miércoles que será "la peor pesadilla" de quien quiera "tocarle los bolsillos al contribuyente madrileño para pagarle la fiesta y la corruptela al independentismo". A ella se ha unido este jueves el líder del partido, Pablo Casado, quien se ha comprometido públicamente a dar la batalla ante el "lesivo" plan de armonización fiscal "al alza" que, a su juicio, ha acordado el Gobierno con los independentistas.

También varios 'barones' autonómicos del PP han cargado contra el acuerdo entre Sánchez y ERC en el marco de los Presupuestos. Eso sí, no se han cerrado en banda a una armonización fiscal y han coincidido en que, si se quiere hacer, debe ser a la baja.

Si se quiere equiparar, que se equipare por abajo

Así, el andaluz Juanma Moreno ha señalado que, "si se quiere equiparar, que se equipare por abajo, que bajen los impuestos en Cataluña", dado que "ellos tienen los mismos instrumentos fiscales" que las demás comunidades. Por su parte, el gallego Alberto Núñez Feijóo ha admitido que la armonización "no es mala" y que tampoco es mala la armonización "a la baja", abogando por fijar una horquilla de máximos y mínimos para que las comunidades se puedan mover en ese ámbito. "Pensar que la armonización es solo subir impuestos pues hombre, eso no es armonizar, eso es subir impuestos", ha enfatizado.

De la misma manera, el presidente de Murcia, Fernando López Miras, ha asegurado que si apuestan por una armonización fiscal "siempre debe ser a la baja y nunca al alza". En la misma línea, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, considera que cualquier armonización fiscal debe orientarse hacia la rebaja de impuestos.

ERC quiere acabar con “el dumping fiscal” en Madrid

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, aseguró este miércoles que su objetivo es acabar con el "'dumping' (competencia desleal) fiscal" y el "paraíso fiscal de facto" montado por la "derecha" en Madrid.

En una entrevista de 'Ser Catalunya' este jueves, el líder independentista ha afirmado que no es fácil hacerlo en pocos meses, sino que el pacto establece que se creará un grupo de expertos que estudiará cómo acabar con las ventajas fiscales de Madrid. "Este punto es muy complicado de hacer, decir lo contrario sería engañar a la gente. No puedes crear todo un sistema impositivo de aquí al marzo. Pero es un paso hacia adelante muy importante", y ha expresado su convencimiento de que se llevará a cabo.

En nombre de los socios del PSOE en el Gobierno, el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha advertido a la presidenta madrileña de que tendrá que cumplir la ley si hay una norma que imponga a las comunidades tipos mínimos de impuestos, como en sucesiones o patrimonio.

Por su parte, el presidente de la Comunidad Valenciana, del PSOE, Ximo Puig, ha señalado que resulta "ridículo" que se intenten armonizar los impuestos en Europa y no se haga lo mismo en España, y ha apuntado que, si hay "'dumping' fiscal", es porque algo "no funciona adecuadamente". Puig ha alertado además de que no se debe hacer de este asunto "un debate contra Madrid", para lo que ha pedido un "análisis serio y riguroso".

También ha defendido esa armonización de las cargas tributarias autonómicas el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, que considera que, "más allá de los incendios provocados" en la esfera política por ese compromiso con ERC, sería una medida que mejoraría la igualdad del mercado interno. A su juicio, los ciudadanos madrileños también tienen derecho a mejores servicios públicos que podrían recibir si la comunidad aumentara su presión fiscal.

El jefe de Ejecutivo, Pedro Sánchez, ya dijo este miércoles que incluso presidentes del PP defienden esa armonización fiscal para que todos los ciudadanos tengan las mismas oportunidades. Mientras, el vicepresidente Pablo Iglesias ha abundado este jueves en este argumento al subrayar en el Congreso que el Gobierno va a avanzar en esa línea porque es "de sentido común" y "justicia social".

Noticias

anterior siguiente