Enlaces accesibilidad
Presupuestos 2021

El Congreso da luz verde a la tramitación de los Presupuestos pero se acentúan los vetos cruzados entre los partidos

  • Montero insiste en negociar con Cs frente al veto de Podemos y ERC a la formación de Arrimadas
  • Gabriel Rufián e Inés Arrimadas advierten de que "es hora de elegir" y se ven "incompatibles" en la negociación

Por
Los Presupuestos del Gobierno superan las enmiendas a la totalidad y los vetos cruzados marcarán las negociaciones

El Congreso de los Diputados ha dado luz verde este jueves a la tramitación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021 del Gobierno gracias al 'no' de la mayoría de la Cámara -incluidos ERC, Ciudadanos y Bildu- a las siete enmiendas a la totalidad presentadas. El Ejecutivo ha superado así el primer examen, pero se enfrenta a semanas de negociaciones que se presentan difíciles por los vetos cruzados entre ERC y Ciudadanos, que advierten al Gobierno de que "es hora de elegir" entre ellos, mientras que la parte 'morada' del Gobierno de Coalición -Unidas Podemos-, sitúa fuera al partido de Inés Arrimadas de las cuentas públicas.

Las siete enmiendas a la totalidad presentadas por PP, Vox, JxCAT, Coalición Canaria (CC), Foro Asturias, BNG y la CUP, han sido rechazadas en una votación conjunta con 198 'noes' frente a 150 'síes'. Tras la votación, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha celebrado en Twitter que "gracias a las fuerzas políticas dispuestas a acordar" los Presupuestos, España "avanza" a unas cuentas públicas que "permitan dar una respuesta efectiva a la realidad que vivimos". Unos Presupuestos, ha dicho, que son "progresistas y de país, de unidad y de consenso".

Tras la votación, Pablo Casado (PP) ha acusado al Gobierno de haber "pagado", a cambio del apoyo a los Presupuestos, a Bildu con el acercamiento de presos de ETA a las cárceles vascas, a los independentistas con "la exclusión del español" de las escuelas catalanas y a sus socios "radicales" (por Podemos) con "una subida masiva de impuestos a las clases medias y trabajadoras". A su juicio, los Presupuestos del Gobierno "abocan a la austeridad" como en la época de José Luis Rodríguez Zapatero en el Gobierno y convierten a Bildu en un socio del Gobierno prioritario.

Casado afirma que son los presupuestos "más caros" de la historia

Sin embargo, el debate de este jueves -en el que han participado los partidos que no han presentado enmiendas a la totalidad- se ha centrado, como ha lamentado la titular de Hacienda, en el "con quién" saldrán adelante los Presupuestos y no en el "qué" de su contenido. Así, su apelación a la "altura política" ante un “momento trascendental” y petición buscar "puntos de encuentro" no ha parecido convencer al resto de los partidos implicados. Al contrario, ERC ha vuelto a apelar a Podemos para presionar contra Ciudadanos, mientras que el partido naranja insta a la parte socialista a alejarse de los “radicalismos”, imponiendo nuevas “líneas naranja” para las cuentas públicas.

Rufián insiste en que Cs es "incompatible" con medidas progresistas

Durante su intervención en el debate parlamentario, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha defendido que el ‘no’ de sus diputados a estas enmiendas a la totalidad da “única y exclusivamente aire, oportunidad y tiempo a la negociación”, pero ha insistido en que “decir que se puede pactar los Presupuestos con Ciudadanos y ERC a la vez es simplemente mentir a sabiendas”.

“Hay que dejar de decir que se puede hacer a la vez con Cs, que Gobierna con Ayuso en Madrid”, ha justificado el líder republicano, poniendo de ejemplo que las medidas progresistas son “incompatibles” con la formación de Inés Arrimadas, tanto en cuestiones de impuestos como con que ERC quiere “resolver y retomar el conflicto de Cataluña y España sin togas ni sogas”.

Rufián: "Es mentira que se pueda pactar con ERC y C's"

En este sentido, ha considerado que el PSOE preferiría pactar con Ciudadanos, partido que está “desesperado”, para “pagar el precio más bajo” para aprobar sus cuentas públicas: “Con ERC cuesta más porque pedimos más cosas para la gente, pero si realmente se quiere salvar a la gente, vale la pena hacerlo con ERC”. Por ello, se ha dirigido a Unidas Podemos. “¿No os dais cuenta de que esta operación de salvar al soldado Ciudadanos va mucho más allá de los PGE?”, ha advertido, añadiendo después: "Si el PSOE puede elegir, ¿a quién va a elegir? ¿A Arrimadas o a Iglesias? (...) Los siguientes en salir, si callan en la operación salvar al soldado Ciudadanos, son ustedes”.

En su respuesta a Rufián, Montero ha recordado que el líder republicano ha reconocido que el proyecto del Gobierno supone la “mayor inversión” presupuestaria para Cataluña. También ha cargado, al igual que ha hecho Arrimadas, contra los posibles intereses electorales que pueda tener ERC con sus líneas rojas y le ha pedido “aparcar” aquello que ERC cree que “no es buena baza electoral para apoyar a los catalanes”. Y es que Rufián ha empleado parte de su discurso en diferenciarse, aunque sin mencionarlo, de JxCat diciendo, que negociar unos Presupuestos no hace a su formación “menos patriota” ni “menos independentista”.

Arrimadas: “O Bildu y ERC, o Ciudadanos”

La líder de Cs, Inés Arrimadas, ha sido más contundente al advertir al Gobierno de que “ha llegado la hora de elegir”: “O Bildu y ERC, o Ciudadanos; o moderación económica, o la radicalidad y las cacicadas nacionalistas”. Porque, ha dicho, le parece “difícil” que el Gobierno pueda “retorcerse tanto como para considerar a Bildu una opción fiable” y porque Cs es “gente seria, fiable y la antítesis a las concesiones al separatismo”.

Arrimadas ofrece su mano tendida para no depender de Bildu

“Llevo meses diciéndoselo a -el presidente del Gobierno, Pedro- Sánchez y ahora llega la hora de la verdad”, ha incidido la líder naranja. “Pero no solo elegir entre dos partidos, sino entre dos vías, la que habla de las cosas del comer, de las empresas, de las familias y de la conciliación, o la vía del separatismo y Bildu, que quieren volver a humillar a las familias que quieren que se escolarice a sus hijos en castellano”.

La retirada de la enmienda educativa para dejar que el castellano sea lengua vehicular en las escuelas y la exigencia al Gobierno de comprometerse por escrito a que no impulsará un referéndum en Cataluña son las dos nuevas condiciones que puso Ciudadanos este miércoles para seguir apoyando al Ejecutivo, aunque Arrimadas ya ha advertido de que no serán “las últimas”, mencionando especialmente la dificultad de pymes y autónomos para afrontar la crisis que deja la pandemia.

“Aquí tienen una mano tendida de Ciudadanos hasta el último momento. Si no cogen esta mano y cogen la de Bildu y ERC, jamás podrán decir que no tenían otra opción o que les ha obligado una oposición irresponsable que se ha negado a negociar”, ha zanjado Arrimadas.

A la líder naranja, Montero le ha reconocido su "valentía" por su disposición a negociar. "Para usted no tiene que estar siendo nada fácil" defender esa posición de partido frente a las "injerencias internas y externas", ha insistido. Pero a ambos les ha recalcado que “es un momento tan extraordinario, que anteponer o plantear antes el con quién’ que el qué’” le parece “muy difícil de explicar” a la ciudadanía. Ha apelado, por tanto -y no solo a ERC o a Cs, sino también a Unidas Podemos- a “tener altura de miras y superar los vetos cruzados”.

Echenique, a Cs: "No han conseguido nada"

Porque antes que Montero, el portavoz del partido morado, Pablo Echenique, ha pronunciado un duro y contundente discurso contra Cs. “Tenga cuidado, señora Arrimadas, no vaya a ser que acabe apoyando unos Presupuestos social comunistas”, ha comenzado en su referencia a la líder naranja. “No solo apoyan unos PGE que son todo lo contrario a su ideología, sino que lo van a apoyar aunque su objetivo era alejar a Unidas Podemos”, ha proseguido.

Sobre los argumentos de Ciudadanos para participar en los Presupuestos y alejar de ellos la “radicalidad” y su celebración por incluir las “líneas naranjas”, Echenique ha asegurado: “Lo cierto es que ustedes no han conseguido nada, señora Arrimadas”. Ni la derogación de la reforma laboral ("créame, el desmontaje va a ser absoluto), ni vetar la subida de impuestos a la sanidad ni a la educación privadas. “Es más fácil explicar a sus votantes” que “han conseguido un montón de cosas de derechas” en su intento de alejarse de la “foto de Colón”, ha proseguido, pero ha considerado que Cs "no puede escapar de Vox porque la mayor parte de su poder territorial depende de la ultraderecha".

Para Echenique, las últimas condiciones de Cs a los Presupuestos buscan “una línea roja imposible” que sirva “de excusa” para no apoyar los Presupuestos: “Estaba escrito que usted iba a volver a la plaza de Colón, pero que iba a volver tan rápido y con los dos pies, no lo vi venir”.

PNV y Eh-Bildu ha mostrado durante el debate su disposición para negociar las cuentas públicas. Es la primera vez que la formación abertzale apoya las cuentas públicas de un Gobierno desde que existe y, precisamente cuando anunció este miércoles su voto en contra de las enmiendas a la totalidad, generó revuelo entre PP y Vox, que han dicho que los Presupuestos llevan "el sello de ETA". Su portavoz, Oskar Matute, ha corregido durante su intervención a Montero que "en políticas de izquierdas hay unos 'quienes' y en políticas de derechas hay otros 'quienes' como PP, Vox y Ciudadanos". 

Pese a todas las líneas rojas que están poniendo sobre la mesa estos partidos, los Presupuestos continuarán su tramitación en la Comisión de Presupuestos del Congreso, donde se votará la ponencia y se debatirán las enmiendas parciales con votación final previsiblemente el 27 de noviembre. Después, el Pleno debatiría y votaría el dictamen de la Comisión entre el 30 de noviembre al 3 de diciembre, que de ser aprobado permitiría a las cuentas continuar su tramitación en el Senado. El objetivo del Ejecutivo es que los Presupuestos puedan entrar en vigor, como tarde, a principios de enero.

Noticias

anterior siguiente