Enlaces accesibilidad
Elecciones EE.UU.

Washington y otras ciudades se blindan ante posibles disturbios por el resultado electoral

  • El país está polarizado y cuestiones como una espera prolongada por el voto por correo pueden provocar violencia
  • El presidente Donald Trump ha insinuado repetidamente que podría no aceptar una derrota

Por
Washington se blinda por miedo a disturbios en la noche electoral

A tres días de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el centro de Washington D.C. y de otras ciudades del país se están preparando y blindando ante los posibles disturbios y estallidos de violencia al conocerse los resultados.

Algunos negocios en la capital, pero también en otras ciudades como Los Ángeles y Beverly Hills, han comenzado a tapiar sus escaparates con paneles de madera para protegerse contra destrozos y saqueos. La Casa Blanca permanece vallada desde hace meses.

La imagen de sus calles es muestra de la agitación de este año ante el duelo en las urnas entre el presidente Donald Trump, que opta a la reelección por el Partido Republicano, y Joe Biden, candidato del Partido Demócrata.

Dos mujeres pasan ante una joyería que tapia sus escaparates por los posibles disturbios en la noche electoral, Beverly Hills, California.

Dos mujeres pasan ante una joyería que tapia sus escaparates por los posibles disturbios en la noche electoral, Beverly Hills, California. Robyn Beck / AFP

Un año de violencia y un resultado que puede retrasarse

Hace unos meses, Washington ya se blindó de la misma manera, con las primeras protestas raciales, después de que la policía matara al ciudadano afroamericano George Floyd, asfixiándolo cuando era detenido. Entonces, la manifestación terminó en una noche de saqueos y de destrozos y, ahora, temen que vuelva a ocurrir.

El país está polarizado y varias cuestiones pueden inflamar la tensión en la noche electoral. En primer lugar, el recuento puede ser muy lento por la enorme cantidad de voto por correo, que se ha fomentado para evitar aglomeraciones en plena pandemia de coronavirusMás de 90 millones de estadounidenses ya han votado en todo el país, según un recuento de la Universidad de Florida.

Por otro lado, preocupan las denuncias al proceso. Ya se han presentado más de 300 sobre los plazos y las reglas de votación. Muchas de ellas están ya en manos de los tribunales.

La valla de la Casa Blanca ha acabado cubierta de carteles contra Trump y reivindicaciones antirracistas.

La valla de la Casa Blanca, cubierta de carteles contra Trump y reivindicaciones antirracistas. REUTERS/Leah Millis

Trump insinuó que no aceptaría el resultado 

El presidente Donald Trump ha insinuado repetidamente que podría no aceptar el resultado de las elecciones del 3 de noviembre si no se le declara ganador, y ha insistido en que quiere que el vencedor se sepa la misma noche de los comicios, algo improbable debido al citado gran volumen de votos por correo. 

En ese sentido, también ha insinuado que las elecciones podrían estar amañadas, sembrando dudas, sin presentar evidencias, acerca de la posibilidad de fraude en el voto anticipado, modalidad por la que él mismo ha optado.

Además, Trump declaró en septiembre que creía que el resultado de los comicios acabará en el Tribunal Supremo, y que por eso se estaba dando tanta prisa para cubrir la vacante que ha dejado en esa corte el fallecimiento de la juez Ruth Bader Ginsburg. 

El mandatario se negó incluso a garantizar un traspaso de poder pacífico a su rival demócrata Biden si este resultase vencedor, en contra de la voluntad de su propio partido.

Noticias

anterior siguiente