Enlaces accesibilidad
Elecciones EE.UU. 2020

De Florida al 'Cinturón del Óxido': los doce estados que deciden las elecciones de Estados Unidos

 

Enlaces relacionados

Por

Un puñado de estados, una docena a lo sumo, con Florida y cinco estados del llamado Cinturón del Óxido a la cabeza, serán los que en última instancia decidan el resultado de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, que ofrecen un escenario previo casi calcado al de 2016: los sondeos dan ganador al candidato demócrata, Joe Biden, y otorgan al republicano Donald Trump poco más del 10 % de posibilidades de repetir victoria, a pesar de que en esta ocasión concurre como aspirante a la reelección y, sobre todo, de que hace cuatro años ya fue capaz de voltear los pronósticos.

[Sigue las elecciones de EE.UU. en directo en RTVE.es y a los corresponsales y enviados especiales en Twitter]

Trump perdió el voto popular en el conjunto del país frente a Hillary Clinton, pero venció porque los estadounidenses no votan directamente a su presidente, sino que eligen a los representantes de su estado en el Colegio Electoral, una institución cuya única función es elegir al presidente y al vicepresidente. Cada estado elige un número de delegados en función de su población -en todos menos dos, Nebraska y Maine, bajo la fórmula winner-takes-all, el que gana se lleva todos- y es necesario sumar una mayoría simple de 270 para alcanzar la Casa Blanca, un sistema que protege a los estados menos poblados y, por encima de todo, concede una extraordinaria importancia a los estados indecisos, denominados en la jerga electoral battleground states (estados en disputa) o swing states (estados pendulares, cambiantes).

Buena parte de los que están en disputa este año son los mismos que en 2016, aunque las circunstancias sean muy distintas: Trump ya no es un arribista extemporáneo, sino el presidente de los Estados Unidos; el país sufre la peor pandemia en más de un siglo y, como consecuencia, la peor crisis económica desde la Gran Recesión, con las consecuencias que todo ello puede tener en el ánimo de los electores; y la sensación de urgencia histórica es aún más acuciante que entonces.

En el conjunto del país, Biden aventaja a Trump en cerca de siete puntos de intención de voto, según la media de encuestas del blog especializado Real Clear Politics: el aspirante demócrata obtendría el 50,7 % de los votos por el 44 % del presidente republicano. Es una diferencia que, durante el último año, nunca ha sido inferior a cuatro puntos, pero se ha estrechado en las últimas semanas y, como bien saben HIllary Clinto o Al Gore, la puerta de la Casa Blanca solo se abre ganando en los lugares decisivos; estos son los estados clave de estas elecciones presidenciales.

Trump y Biden exhíben sus diferencias en el último debate antes de las elecciones

Florida

¿Quién ganó en 2016?
Donald Trump, con el 49 % de los votos, apenas 1,2 puntos y 113.000 votos más que Hillary Clinton, en un estado que registró 9,4 millones de votos.
¿Cuántos representantes elige para el Colegio Electoral?
29, la segunda cifra más alta de todos los estados que se consideran en disputa este año, después de Texas.
¿Por qué es importante?
Además de proporcionar más del 10 % de los delegados necesarios para hacerse con la presidencia, en las últimas décadas se ha revelado como un estado imprescindible: desde 1992, ningún candidato ha alcanzado la Casa Blanca sin vencer en Florida. Y en 2000, George W. Bush derrotó a Al Gore, que había ganado el voto popular en el conjunto del país, gracias a los escasos 537 votos de ventaja -sobre un total de casi seis millones- que obtuvo en un controvertido recuento decidido por el Tribunal Supremo.
¿Qué decantará el resultado?
En un estado tan diverso como Florida, la victoria dependerá de la fidelidad a Trump de los sectores conservadores, como la comunidad cubana en el exilio. O los jubilados que se retiran al 'estado dorado' y que hace cuatro años impulsaron su triunfo, pero que ahora constituyen el grupo poblacional más castigado por la pandemia del coronavirus. También influirá la capacidad de Biden para movilizar de nuevo a latinos y afroamericanos, que no votaron por Hillary Clinton como lo habían hecho por Barack Obama. Por ahora, los sondeos otorgan una muy pequeña y poco significativa ventaja, en tono a los dos puntos, al aspirante demócrata.

Biden y Harris, un frente común contra Trump

Ohio

¿Quién ganó en 2016?
Donald Trump, con el 51,7 % de los votos, frente al 43,5 % de Hillary Clinton, una amplia diferencia de más de ocho puntos y el peor resultado de un candidato demócrata desde 1984.
¿Cuántos representantes elige para el Colegio Electoral?
18, el cuarto que más otorga de todos los swing states.
¿Por qué es importante?
Ohio es el estado pendular por excelencia: desde 1964, el candidato que vence en Ohio es el que llega a la Casa Blanca. Ningún candidato republicano, en toda la historia de Estados Unidos, ha sido presidente sin ganar en Ohio y en 2004 decantó la reelección de George W. Bush frente a John Kerry. Este año, además, las encuestas pronostican un empate cerrado entre los dos candidatos.
¿Qué decantará el resultado?
Aunque geográficamente está encuadrado en el Rust Belt, el Cinturón del Óxido que agrupa a los estados de raigambre industrial en torno a los Grandes Lagos, Ohio es un estado muy diverso. Los demócratas tienen mayoría en las áreas metropolitanas de Columbus, la capital, y Cleveland, y tratan de apuntalar su ventaja en la de Cincinnatti, pero Trump ha consolidado una amplia base electoral en las ciudades medianas afectadas por la desindustrialización y en las zonas rurales. Aunque lo sondeos situaban a Biden en primer lugar durante el verano, ahora mismo conceden una ligera ventaja a Trump, de alrededor de un punto.

Trump tilda a Biden como la mayor amenaza para Estados Unidos

Pensilvania, Michigan y Wisconsin

¿Quién ganó en 2016?
Donald Trump venció en los tres, aunque por márgenes estrechísimos, siempre inferiores a un punto. En Michigan, donde apenas les separaron 10.700 votos de un total 4,8 millones, se dio la diferencia más corta entre los dos candidatos: un 47,5 % de Trump frente al 47,27 % de Clinton.
¿Cuántos representantes eligen para el Colegio Electoral?
Pensilvania elige 20 -el segundo con más representantes entre los estados en disputa de ese año-, Michigan otros 16 y Wisconsin, diez.
¿Por qué son importantes?
Los tres conforman el corazón del Cinturón del Óxido y eran feudos demócratas consolidados desde hacía casi tres décadas. Pero Trump supo atraerse a los obreros industriales desencantados, convirtiendo su apoyo en uno de los pilares de su victoria: la conquista de estos estados fue un triunfo histórico y un baldón para Clinton. Este año son cruciales para Biden, porque su camino más directo para hacerse con la Casa Blanca pasa por el Rust Belt: si conserva los 20 estados que ganó Clinton y vence en Pensilvania, Michigan y Wisconsin, habrá ganado las elecciones, sin importar siquiera el resultado de Florida ni el de Ohio. Con todo, Pensilvania es especialmente relevante: según la estimación del blog electoral FiveThirtyEight, es el estado con más probabilidades de decantar las elecciones, casi un 27 %, por el 14,2 % que otorga a Florida. Y es el estado natal de Biden, nacido en Scranton.
¿Qué decantará el resultado?
A grandes rasgos y con matices propios, los tres estados presentan una fractura que es visible en otras zonas del país: grandes ciudades como Filadelfia, Pittsburgh, Detroit o Milwaukee de mayoría demócrata, amplias zonas rurales de tradición conservadora y suburbios de trabajadores que les convierten en estados pendulares. Biden cuenta con recoger el voto de la población urbana, los afroamericanos y los obreros que en 2016 abandonaron a Clinton, mientras Trump se hace fuerte entre la población blanca de las zonas rurales. También pueden influir el azote del coronavirus, muy acusado en esta región, y el complot para el secuestro de la gobernadora demócrata de Michigan, Gretchen Whitmer, por parte de una milicia de extrema derecha. Los sondeos dan cierta ventaja a Biden, que en Michigan y Wisconsin oscila entre los cinco y los ocho puntos sobre Trump, si bien en Pensilvania es menor, de entre dos y cinco puntos, lo que coloca este estado, que apunta a ser el más importante este año, en el alero.

Minnesota

¿Quién ganó en 2016?
Hillary Clinton, con apenas un punto y medio de ventaja sobre Donald Trump, equivalentes a menos de 45.000 votos sobre un total de casi tres millones.
¿Cuántos representantes elige para el Colegio Electoral?
Minnesota elige diez compromisarios.
¿Por qué es importante?
Se trata del principal feudo demócrata en el Rust Belt: ni siquiera Ronald Reagan, que en 1984 barrió a Walter Mondale en los otros 49 estados, consiguió vencer allí, aunque se quedó muy cerca. Numéricamente no es el estado más influyente, pero su valor simbólico es muy elevado: Biden necesita conservarlo si quiere tener posibilidades de asaltar el resto del Cinturón del Óxido, mientras Trump se ha marcado como objetivo conquistarlo. Y él mismo reconoce que es esencial: "Si pierdo Minnesota, no volveré nunca", aseguraba a principios de octubre en un mitin en Duluth.
¿Qué decantará el resultado?
El estado ha girado en los últimos años hacia la derecha, especialmente en las grandes áreas rurales y mineras del oeste y el norte, donde Trump ha encontrado un gran caladero de votos entre los trabajadores sin estudios superiores. Los demócratas, por su parte, se han hecho fuertes en la conurbación Minneapolis-Saint Paul (las Twin Cities o Ciudades Gemelas, solo separadas por el río Missisipi) y en sus suburbios, donde cada vez se instalan más titulados universitarios. Los sondeos pronostican una victoria de Biden por al menos cinco puntos, pero hace cuatro años no detectaron la crecida de los republicanos y el margen, que llegó a ser de casi diez puntos hace poco más de una semana, se ha estrechado en los últimos días.

Donald Trump: "Soy la persona menos racista de esta sala"

Carolina del Norte y Georgia

¿Quién ganó en 2016?
Donald Trump, con cinco puntos de ventaja y más del 50 % de los votos en Georgia, mientras que en Carolina del Norte superó a Hillary Clinton en tres puntos y medio sobre Hillary Clinton.
¿Cuántos representantes eligen para el Colegio Electoral?
Georgia escoge 16 y Carolina del Norte, otros 15.
¿Por qué son importantes?
Se trata de dos feudos republicanos desde hace tres décadas -solo Bill Clinton, que ganó en Georgia en 1992, y Barack Obama, que tiñó de azul Carolina del Norte en 2008, han quebrado esa inercia-, pero su electorado ha virado hacia la izquierda en los últimos años y los demócratas han logrado poner en disputa ambos en estas elecciones. Trump tendrá muy difícil repetir victoria si pierde alguno de los dos, porque indicará que tiene pocas posibilidades de hacerse con otros swing states más escorados hacia los demócratas.
¿Qué decantará el resultado?
La clave racial será relevante, especialmente en Georgia, donde los votantes de color -la minoría más claramente inclinada hacia los demócratas- son más de un tercio del electorado, aunque hay otros factores que explican la pérdida de pujanza republicana, como el rejuvenecimiento del censo y la alta proporción de blancos con estudios superiores. En Carolina del Norte, Trump apela al voto blanco y rural, así como a la comunidad evangélica, mientras Biden se apoya en afroamericanos y jóvenes urbanos; una alta participación favorece al demócrata -en 2018 les permitió hacerse con la mayoría en la cámara estatal tras años de dominio republicano- y el voto adelantado parece anticiparla: más del 45 % de los votantes registrados ya han depositado su papeleta, según el seguimiento de la Universidad de Florida. Los sondeos dan algo de ventaja a Biden en ambos estados, aunque apenas por décimas; si acaso, parece mejor colocado en Carolina del Norte, pero la carrera es cerradísima y los pronósticos son poco significativos para aventurar un resultado.

Trump y Biden, a la caza del voto latino, la primera minoría en EE.UU.

Texas, Arizona y Nevada

¿Quién ganó en 2016?
Hillary Clinton venció en Nevada, con casi dos puntos y medio de ventaja sobre Donald Trump, mientras que este se hizo con Arizona, donde sacó a su rival tres puntos y medio, aunque con el menor porcentaje de votos de un candidato republicano en dos décadas, un 48,67 %. En Texas, la victoria de Trump fue incontestable, con casi nueve puntos de distancia.
¿Cuántos representantes eligen para el Colegio Electoral?
Texas escoge a 38 delegados, la cifra más elevada de todos los estados en disputa, mientras que Arizona elige once y Nevada, otros seis.
¿Por qué son importantes?
En estos tres estados del oeste son especialmente visibles los cambios demográficos de Estados Unidos, donde las minorías tienen cada vez mayor pujanza. Y, en concreto, los latinos, que en estas elecciones serán por primera vez la minoría más numerosa en el censo, según el Pew Research Center. Texas y Arizona son feudos republicanos desde hace cuatro décadas (solo Clinton logró teñir de azul Arizona en 1996), pero los demócratas crecieron en ambos en las elecciones de medio mandato de 2018 y ahora las encuestas los colocan en disputa; para Trump son básicos si quiere repetir victoria. Nevada es más pendular, pero fue casi la única buena noticia para los demócratas en 2016, ya que Hillary Clinton logró consolidar las victorias de Obama.
¿Qué decantará el resultado?
Los latinos, la principal minoría del país, son más diversos electoralmente que los afroamericanos y su voto es más impredecible. Pero en Arizona son casi un tercio del electorado y hace dos años fueron claves para que la demócrata Kyrsten Sinema obtuviera un escaño en el Senado en una apretada contienda con Martha McSally. En Texas, el aumento de la población latina, afroamericana y asiática ha diversificado el voto, al tiempo que los crecientes suburbios urbanos muestran tendencias más moderadas frente al conservadurismo tradicional. Los sondeos dan ganador a Trump en Texas, por algo más de un punto, y a Biden en Arizona, con un margen similar, mientras que los demócratas tienen más ventaja en Nevada, entre tres y seis puntos según las distintas estimaciones.

Trump celebra un mitin en una iglesia de Las Vegas

Iowa

¿Quién ganó en 2016?
Donald Trump venció holgadamente, con más de la mitad de los votos y cerca de diez puntos de ventaja.
¿Cuántos representantes elige para el Colegio Electoral?
Iowa escoge seis delegados.
¿Por qué es importante?
Pese a ser un estado pequeño, es célebre por los caucus de febrero, que marcan el inicio de las primarias para las elecciones presidenciales. Y durante la jornada electoral es un buen indicador de hacia dónde se inclina el electorado: salvo en los comicios de 2000, en las últimas tres décadas siempre ha votado por el candidato finalmente electo. Este año es particularmente relevante para Trump, al que las encuestas colocan lejos de Biden en bastantes estados clave, por lo que necesita sumar allí donde tiene opciones.
¿Qué decantará el resultado?
Iowa es un estado mayoritariamente blanco y de economía agrícola, aunque la pandemia del coronavirus y las guerras comerciales con China y Brasil -es el principal productor de etanol del país- han golpeado con gran intensidad en la economía, lo que puede lastrar a Trump. Los sondeos pronostican que el presidente repetirá victoria, aunque le dan apenas un punto y medio de ventaja, lo que en términos estadísticos equivale a un empate, muy a tono con la incertidumbre que acompaña a las elecciones presidenciales de Estados Unidos en este 2020.

Noticias

anterior siguiente