Enlaces accesibilidad

Trump anuncia un acuerdo entre Sudán e Israel para normalizar sus relaciones diplomáticas

  • Lo han hecho tras firmar el mandatario una exención para sacar al país africano de la lista de naciones que apoyan al terrorismo
  • Sudán se convierte así en el tercer país árabe, tras Emiratos Árabes Unidos y Baréin, en reconocer a Israel 

Por
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hablando por teléfono con los primeros ministros de Israel y de Sudán en el Despacho Oval de la Casa blanca el viernes 23 de octubre de 2020. REUTERS/Carlos Barria

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado este viernes que Sudán e Israel han acordado la normalización de sus relaciones, tras firmar una exención para sacar al país africano de la lista de naciones que apoyan al terrorismo.

Trump ha hecho el anuncio en el Despacho Oval, en donde ha pedido a la prensa que entrara mientras estaba en una llamada con los primeros ministros de Israel, Benjamín Netanyahu, y de Sudán, Abdallá Hamdok, así como el presidente del Consejo Soberano sudanés, el general Abdel Fattah al Burhan, con los que ha dicho haber conseguido la "paz".

Según Trump, Sudán e Israel anunciaron que decidieron "poner fin al estado de beligerancia" entre ellos, para iniciar un proceso de normalización de relaciones.

Poco antes, el mandatario estadounidense firmó un documento de exención para retirar a Jartum de la lista negra de patrocinadores del terrorismo estatal del Departamento de Estado, algo que se consideraba un requisito para alcanzar este acuerdo.

335 millones de compensación a las familias de víctimas del terrorismo 

El pasado lunes, Trump anunció que sacaría a Sudán de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo después de que las autoridades de Jartum se comprometieran a pagar 335 millones de dólares en compensación a las familias de víctimas del terrorismo.

"Sacaré a Sudán de la lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo, una vez depositado" el dinero comprometido por Sudán, dijo el gobernante estadounidense en un tuit.

Los tribunales de Estados Unidos  han responsabilizado a Sudán de ser cómplice de los ataques de Al Qaeda contra las embajadas estadounidenses de 1998 en Kenia y Tanzania, y del bombardeo del destructor USS Cole en 2000 en aguas del Golfo de Adén.

Una delegación mixta israelí y estadounidense mantuvo el miércoles en Jartum una reunión con funcionarios sudaneses sobre la normalización de relaciones entre Israel y Sudán y la salida de Sudán de la lista de países patrocinadores del terrorismo de EE.UU.

El primer ministro del gobierno transitorio de Sudán, Abdallá Hamdok. REUTERS/Mohamed Nureldin Abdallah

El dinero de la compensación sudanesa a las familias de las víctimas del terrorismo se depositará en una cuenta que será accesible una vez que el Congreso de Estados Unidos conceda inmunidad legal al Estado sudanés por otros ataques terroristas.

La salida de Sudán de la lista de estados patrocinadores del terrorismo por parte del Departamento de Estado permitirá al país africano acceder a nuevas vías de ayuda internacional al desarrollo.

Tercer país árabe que reconocerá a Israel

Hasta ahora Hamdok se había mostrado reacio a reconocer al estado de Israel.

La Casa Blanca se ha marcado como uno de sus principales objetivos en política exterior el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Israel y sus vecinos árabes, que considera que ayudaría a forzar un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos.

Como parte de los llamados Acuerdos de Abraham, Emiratos Árabes Unidos y el reino de Baréin ya habían normalizado relaciones con Israel.

La Casa Blanca ahora persigue que Arabia Saudí se sume a la normalización de relaciones con Israel y arrastre, como gran poder suní de la región, a otras naciones de su órbita.

Con la salida de Sudán de la lista de naciones que apoyan el terrorismo, solo permanecerían en ella IránSiria y Corea del Norte.

Netanyahu celebra el "histórico" anuncio

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha descrito el acuerdo como un "avance hacia la paz".

"Hoy anunciamos otro avance impresionante hacia la paz, otro país árabe que se une al círculo de paz", ha señalado en un mensaje de vídeo, difundido tras el anuncio oficial del pacto por parte del presidente estadounidense, Donald Trump.

Ha adelantado que delegaciones de ambos países "se reunirán pronto para discutir cooperación en varias áreas, incluyendo agricultura y comercio". Y ha agregado que "los cielos de Sudán ya están abiertos hoy para Israel" lo que, ha dicho , permitirá reducir el tiempo de vuelo desde Israel hacia África y Sudamérica.

Una imagen del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. Abir Sultan /Pool via REUTERS/File Photo

"Esta es una nueva era, una era de paz verdadera. Una paz que se está expandiendo hacia otros países árabes, tres de ellos en las últimas semanas", ha enfatizado Netanyahu, en referencia a los acuerdos firmados recientemente con Emiratos Árabes Unidos y Baréin.

El primer ministro ha agradecido a Trump su papel en este evento "histórico" y ha extendido también su gratitud al presidente del Consejo Soberano sudanés, el general Abdel Fattah al Burhan, y al primer ministro de ese país, Abdallá Hamdok. 

La normalización deberá ser ratificada por futuro Parlamento de Sudán

Por su parte, el gobierno transitorio de Sudán ha asegurado este viernes que el acuerdo alcanzado para normalizar las relaciones con Israel tendrá que ser ratificado por el Consejo Legislativo que todavía no se ha formado.

"Esperaremos hasta que se formen las instituciones democráticas sudanesas, entre las que se incluye el Parlamento, para decidir la ratificación de este acuerdo para que se normalicen las relaciones", ha asegurado el ministro de Exteriores, Omar Qamaraldin, en declaraciones a la agencia estatal de noticias Suna.

Qamaraldin ha explicado que el actual gobierno de transición "no puede normalizar las relaciones por sí mismo", por lo que lo que ha hecho es "acordar la normalización" y que "cuando se forme el órgano parlamentario será el que decida si ratifica el acuerdo".

"Esto es un proceso entre los órganos del Estado, no es una decisión solo del gobierno", ha añadido.

El actual gobierno de Sudán lo ejerce el Consejo Soberano de Transición, un órgano formado por cinco militares, cinco civiles y un miembro de consenso surgido en agosto pasado de un pacto entre una junta militar y la oposición civil tras el derrocamiento del exdictador Omar al Bashir.

Sin embargo, todavía no ha sido formado el Consejo Legislativo que tiene que hacer las funciones de Parlamento durante la transición de 39 meses que fue acordada entonces.

Noticias

anterior siguiente