Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Cientos de miles de personas se han manifestado este sábado por las calles de Jartum, Sudán, para protestar contra el golpe de Estado perpetrado el pasado día 25 por el líder militar sudanés, Abdelfatah al Burhan, en una jornada que se ha saldado con dos muertos y más de un centenar de heridos, pese a la presión internacional para evitar la violencia.

Hablamos de la situación en Sudán, tras el golpe de estado con el que los militares han asumido el poder. Hablamos con Ilke Toygur, del Real Instituto Elcano, sobre el pulso que ha mantenido el presidente turco Recep Tayip Erdogan con EE.UU. y otros países occidentales que reclamaban la libertad del activista Osman Kavala. Charlamos con Amnistía Internacional, obligada a cerrar su sede en Hong Kong por la Ley de Seguridad china. Y repasamos un nuevo informe de Naciones Unidas sobre emisiones y calentamiento global, el terrorismo en Uganda y muchos más asuntos.
 

En Sudán, a las pocas horas de dar el golpe de estado, los militares han disuelto los sindicatos, y siguen sin revelar el paradero del primer ministro. El consejo de Seguridad de la ONU se reúne hoy de urgencia para abordar un golpe de efectos internacionales. Ya hay al menos cuatro muertos y decenas de heridos en las protestas contra el golpe.
Estados Unidos ha condenado el golpe, que paraliza la transición democrática sudanesa. Washington ha bloqueado 700 millones de dólares en ayudas al país africano. El golpe también abre el juego sobre quién manda en Puerto Sudán, desde el que se controla el tráfico marítimo en el Mar Rojo. Emiratos Árabes quiere quedarse con la gestión de un puerto que da acceso comercial a Libia y a todo el Cuerno de África. Rusia planea abrir en Sudán su primera base naval en el continente, en acuerdo con los militares sudaneses. Moscú muestra ahora "preocupación" y ha criticado las injerencias internacionales. Es un mensaje para Estados Unidos, cuyos barcos de guerra han sido, hasta ahora, los habituales en Puerto Sudán.

Foto: Efe/Epa

Preocupación en la comunidad internacional por el futuro de Sudán tras el golpe de estado que esta mañana ha llevado a los militares a controlar el país. Los sudaneses han salido a las calles para protestar y el general golpista ha decretado el estado de emergencia. Las manifestaciones dejan de momento tres muertos y más de 80 heridos.

Comenzamos con el golpe de estado en Sudán. Analizamos con Mari Angeles Alamino, del Grupo de Estudios Africanos de la Universidad Autónoma de Madrid, qué ha dado lugar a la asonada militar y qué puede pasar a partir de ahora en el país africano. Nos fijamos en la situación desesperada en la que se encuentran millones de afganos tras la llegada de los talibanes; y viajamos además a Israel, donde el gobierno de coalición pretende aprobar más de de 1.300 viviendas en varios asentamientos ilegales en la Cisjordania ocupada. También charlamos con Lievin Manisha sobre el documental " Voiceless", que nos narra cómo fue el genocidio en Burundi y las consecuencias que todavía afectan a muchos de sus habitantes, incluído el propio Manisha.

Fuerzas militares están llevando a cabo un golpe de Estado en Sudán este lunes. 

El primer ministro, Abdalá Hamdok, ha sido trasladado a un lugar desconocido por negarse a apoyar el golpe, según ha asegurado el Ministerio de Información sudanés. Además de Hamdok, han sido detenidos otros ministros y miembros del componente civil del Consejo Soberano, máximo órgano de poder del proceso de transición en Sudán.

El presidente del Consejo, el general Abdelfatah al Burhan, ha declarado disuelto tanto el propio órgano como el gobierno, y ha declarado el estado de emergencia. Al Burhan ha asegurado que la actitud de los partidos políticos ha obligado a los militares a actuar y ha prometido que el proceso de transición continuará y culminará con la celebración de elecciones en 2023, como estaba previsto.

Miles de sudaneses han salido a las calles para protestar contra el golpe. 

La ONU, Reino Unido y Francia han condenado ya el golpe y han pedido el restablecimiento del gobierno civil. Estados Unidos y la Unión Europea siguen los acontecimientos, y Washington ha recomendado a sus nacionales en Sudán que no salgan a la calle. El golpe se ha producido tras la visita al país del enviado especial de Estados Unidos para el Cuerno de África, Jeffrey Feltman.

Foto: Afp

El primer ministro de Sudán, Abdallah Hamdok, y la mayoría de civiles que estaban en el gobierno han sido arrestados de madrugada por los mismos militares con los que compartían las instituciones desde la caída del dictador Omar al Bashir hace dos años, tras una revolución popular. En las últimas semanas, varias manifestaciones apoyadas por Hamdok pedían el fin de la presencia militar en el gobierno y hoy los soldados han decidido poner fin al reparto de poder. El hasta ahora presidente del Consejo Soberano, el general Abdelfatah el Burhan, ha decretado el estado de emergencia y ha anunciado el fin de todas las instituciones de transición porque, dice, algunos han querido dividir al país. A partir de ahora, sólo el Ejército asumirá el poder en Sudán hasta unas elecciones que promete, se van a celebrar en 2023.

Informa Santiago Barnuevo

Noticia Documentos TV 

  • En Sudán, hay unas 30.000 khalwas o escuelas islámicas, en las que los menores aprenden a leer, escribir y recitar el Corán
  • Un periodista consigue infiltrarse en varias escuelas coránicas, para denunciar las brutales agresiones que sufren los niños
  • Ya puedes ver en RTVE.es “Escuelas que encadenan” y a las 23.50 en La 2 de TVE

Las ONG denuncian una emergencia humanitaria en Tigray, región al norte de Etiopía donde la guerra ha agravado la situación de cientos de miles de personas que ya dependían antes de la ayuda humanitaria. Más de 30.000 personas, la mayoria mujeres y niños y tambien victimas de los combates se refugian en Sudán, donde en los campamentos no hay suficiente agua, ni comida, ni sanitarios, ni tiendas de campaña. Los refugiados llegan sin parar y podrian huir hasta 200.000 a este pais vecino que ya alberga a un millón de refugiados de otros países. La ONU pide la ayuda urgente de 200 millones de dolares para responder a la situación.

Los gobiernos de Sudán e Israel han alcanzado un acuerdo para normalizar sus relaciones diplomáticas, según anuncio de la Casa Blanca, poco más de un mes después de que Emiratos Árabes Unidos y Bahréin hicieran lo mismo y al hilo del anuncio del presidente Donald Trump, sobre la próxima retirada de Jartum de la lista de países patrocionadores del terrorismo. Trump convocó una rueda de prensa para anunciar que, durante una conversación con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente del Consejo Soberano de Transición de Sudán, han acordado la "paz". Según expresó Trump ante los periodistas se está expandiendo el círculo de la paz muy rápido bajo su liderazgo y afirmaba que "hay muchos, muchos más por llegar". Información de nuestro corresponsal en Washington Fran Sevilla. 

Iniciamos nuestro repaso a la actualidad internacional en Venezuela después de que el gobierno haya liberado a un centenar de personas entre las que hay 50 miembros de la oposición política.

Israel y Hamás han alcanzado un acuerdo para poner fin a la tensión de las últimas semanas en la franja de Gaza y empieza la vuelta al cole en Israel, Francia, Bélgica e Inglaterra y Gales mientras Italia acuerda cómo será el transporte escolar.

Hungría impone restricciones para la entrada de ciudadanos europeos y Sudán celebra la firma del acuerdo de paz con los rebeldes de las regiones de Darfur, Kordofan y Nilo Azul.

Con la pandemia de COVID-19 ha aumentado la desinformación, que pone a prueba los sistemas democráticos. Lo analizamos con Carme Colomina, investigadora del CIDOB, el think tank de Barcelona que presenta un nuevo número de su Revista CIDOB d’Afers Internacionals: «Desinformación y poder: la crisis de los intermediarios.» También hablamos de la evolución de la pandemia en Estados Unidos y en el Reino Unido, de las protestas en Chile y de las violencias en Sudán.

Conservacionistas en Sudán están tratando de salvar a cuatro leones que han sido subalimentados y descuidados en un zoo de Khartoum, la capital del país, después de que una leona muriera a principios de esta semana. Los leones demacrados pertenecen a una subespecie que existe solo en determinadas regiones, como el sudeste de Sudán y Etiopía, según ha dicho Khalda Seliman Mahgoub del Centro de Investigación de Fauna en Sudán. 

-->