Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La ONU destaca la importancia de recuperar esa diplomacia cara a cara. Solo se permitirá a seis personas de cada país miembro acudir a la sede y únicamente cuatro podrán acceder al salón de la Asamblea General. Aunque ha ocurrido lo que se temía, el primer positivo en COVID-19. Precisamente del ministro de salud que acompaña a un presidente no vacunado, el brasileño Bolsonaro.

Primer día intenso en el debate general de la ONU con avioneta interceptada incluida por violar el espacio aéreo. Dentro, tomaron la palabra las superpotencias rivales Estados Unidos y China. Como Biden, Xi Jin Ping ha rebajado la crispación entre los dos países. "China ni ha invadido, ni invadirá, ni acosará a otros, ni buscará la hegemonía", ha dicho el líder asiático antes de comprometerse a no construir más plantas de carbón en el extranjero. Un gesto mayúsculo.

Otro frente mundial ha sido el Pacto Nuclear. Después de que Biden dijera estar preparado para su total cumplimiento, el nuevo presidente iraní se ha mostrado dispuesto a retomar las conversaciones si conducen a levantar las sanciones. Pero ha cargado duramente contra Washington. "Su sistema hegemónico no tiene credibilidad", asestó el representante iraní.

Los talibanes han solicitado participar en la discusión mundial y el presidente turco ha advertido que no puede asumir otra ola de refugiados, ahora afganos. Mientras, Biden planea hablar por teléfono con Macron este miércoles para aliviar las tensiones que ha desatado la alianza de los submarinos de propulsión nuclear 

Afganistán se financia básicamente del opio y la ayuda de países interesados. Irán se sitúa ahora como un país clave. Es uno de los mayores productores de petróleo, pero que no lo exporta por las restricciones de EEUU. Desde hace una semana, esas exportaciones se han retomado. Otro actor esencial será China, interesada en la explotación de las minas de cobre y de zinc. También los países del Golfo Pérsico, contrarios a las operaciones de las últimos años. Informa Nuria Sans

Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos han bombardeado en la madrugada de este lunes a milicias apoyadas por Irán en zonas fronterizas entre Siria e Irak. Siria ha informado de la muerte de un menor a consecuencia de los ataques y las propias milicias han reconocido bajas, sin precisar su número.

Según el Pentágono, el presidente Joe Biden ha ordenado que las fuerzas estadounidenses lleven a cabo bombardeos "de precisión" de carácter defensivo contra instalaciones de grupos armados respaldados por Teherán.

Los ataques aéreos se han dirigido hacia centros de almacenamiento de armas y de operaciones, dos de ellos en Siria y uno en Irak. EE.UU. acusa a esas milicias, entre ellas las iraquíes Kataeb Hizbulá y Kataeb Said al Shuhadá, de lanzar ataques con drones contra posiciones y soldados estadounidenses en Irak.

Foto: miembros de una milicia iraquí apoyada por Irán. Foto: AHMAD AL-RUBAYE / AFP

Los negociadores del pacto nuclear reunidos en Viena consideran que la elección de un nuevo presidente en Irán no tiene por qué afectar a las conversaciones en curso, que tienen como objetivo que EE.UU. vuelva al acuerdo y que Teherán lo cumpla en su integridad. El negociador ruso asegura que el pacto "está a nuestro alcance", aunque "aún no está hecho". El representante iraní reconoce que están más cerca que nunca y dice que volverá a Teherán para realizar consultas.

Foto: El principal negociador iraní y viceministro de Exteriores, Abás Araqchí, sale del Grand Hotel de Viena (JOE KLAMAR/AFP)

El clérigo ultraconservador Ebrahim Raisí, jefe del Poder Judicial, ha logrado una aplastante victoria en las elecciones presidenciales de Irán, que han estado marcadas por el veto a candidatos moderados, el llamamiento al boicot de la oposición, además de por la crisis económica y social agravada por la pandemia.

Foto: El clérigo Ebrahim Raisi, ganador de las presidenciales en Irán (EFE/EPA/ABEDIN TAHERKENAREH)

Las urnas ya están abiertas en Irán para elegir al próximo presidente. El favorito es Ebrahim Raisí, un clérigo ultraconservador de la línea dura del ayatolá Jamenei. Muchos iraníes consideran estas elecciones una carrera de un solo caballo porque la oposición y la gran parte del sector reformista han llamado a boicotearlas ante la descalificación de los principales rivales del favorito. La participación ha ido a menos elección tras elección hasta llegar a un mínimo del 42% en las pasadas legislativas. En estos comicios, algunas encuestas la sitúan en el 36%.

FOTO: EFE/EPA/Ahmed Jalil

Irán celebra este viernes elecciones presidenciales y la mayoría de sus candidatos son conservadores. El ultraconservador Ibrahim Raisí es el principal favorito de los comicios. Gran parte de los que votaron reformista en las pasadas elecciones presidenciales se sienten hoy decepcionados con el Gobierno de Rohani, ya que consideran que no ha sido capaz de lograr el levantamiento de las sanciones económicas que Estados Unidos impuso tras su retirada del acuerdo nuclear.

FOTO: EFE/EPA/ABEDIN TAHERKENAREH

Irán elige presidente el próximo viernes, de entre una lista de candidatos muy reducida. Con una población agobiada por la crisis económica y con pocas esperanzas de mejoras sociales, se prevé una baja participación. Ibrahim Raisi es el principal favorito, gracias en parte a que es el jefe del poder judicial, pero también a que el consejo de Guardianes de Irán ha descalificado a sus principales rivales, tanto reformistas como conservadores.

Vuelve a las librerías, con una nueva edición a cargo de Reservoir Books, "Bordados", una novela gráfica en la que Marjane Satrapi, la autora iraní que cosechó éxito internacional con "Persépolis", vierte una mirada divertida, aunque crítica, sobre la vida sexual de las mujeres iraníes. Una propuesta de Laura Barrachina.

  • El presidente de Estados Unidos se ha dirigido por primera vez en su mandato a las dos cámaras del Congreso
  • Biden ha defendido un ambicioso proyecto de gobierno social y con fuertes inversiones
  • Afirma que EE.UU. crecerá al mayor ritmo en cuatro décadas y pide a todos los ciudadanos que se vacunen

El Centro Criptológico Nacional está estudiando el último ciberataque que sufrieron hace unos días diversos organismos españoles como los Ministerios de Economía y Educación, o el Instituto Nacional de Estadística. Quizás recuerdes también cómo, el mes pasado, el sistema informático del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) sufrió un ataque que paralizó todos sus servicios. Son pequeños ejemplos de las decenas de miles de agresiones virtuales que se desarrollan en el mundo a lo largo del día: de mayor o menor dimensión geográfica, estratégica, económica; con objetivos civiles, sociales, militares o institucionales, etc. Los expertos aseguran que China, Estados Unidos y Rusia se disputan así su soberanía digital.

Desde el momento en el que el mundo gira conectado a las redes, los ciberataques son el armamento de una auténtica guerra de baja intensidad que se libra en código binario. Junto a nuestros corresponsales, hacemos un repaso de cómo están las cosas en este ámbito. Desde Estados Unidos, Fran Sevilla nos cuenta las duras sanciones impuestas por Biden a Rusia después de que el país sufriera el peor ciberataque de su historia; al otro lado del océano, Gabriel Herrero nos relata cómo un ciberataque a un hospital alemán se pudo cobrar una vida y María Carou nos recuerda como se vivió en Bruselas el ataque cibernético a la EMA cuando se investigaban las primeras vacunas. Asimismo, desde Oriente Próximo Cristina Sánchez nos explica la guerra virtual que libran Israel e Irán y Jordi Barcia y Paco Forjas nos cuentan cómo se han vivido en Italia y Francia respectivamente los últimos ataques cibernéticos de gran dimensión.

Irán sigue investigando el causante del apagón de este domingo en la central atómica de Natanz. Un hecho que el Gobierno iraní cataloga de ''terrorismo nuclear" y que se produce en plenas negociaciones en Viena con el objetivo de tratar de salvar el acuerdo nuclear de 2015. Desde la República Islámica apuntan a Israel que no ha negado su implicación.

Samaneh Chahkandi, jugadora de la selección de Irán y la periodista deportiva Leili Khorsand explican cómo es la situación para las mujeres en el fútbol iraní, cómo ha avanzado el fútbol femenino y sobre todo la sociedad después de la trágica muerte en 2019 de la activista 'Blue Girl' que se inmoló después de ser detenida por intentar entrar a un estadio. Un reportaje de Antía André. 

La primera rebelión es por el aspecto. Las mujeres están obligadas a llevar velo -una pena de advertencia, pero también de diez días a dos meses de cárcel: hasta 1997 eran 74 latigazos- y muchas utilizan el chador, una túnica negra que les cubre de los pies a la cabeza. Sin embargo, en los últimos años hay un explícito desafío a la marca del sexo y miles de mujeres, especialmente las más jóvenes, dejan ver sus cabellos, se pintan los labios de rojo carmín, o utilizan ropas ajustadas.

Estos desafíos han llegado a castigarse con dureza. Una treintena de feministas han sido detenidas y condenadas desde 2019. El año pasado, tres de ellas repartieron flores en el metro de Teherán con la cabeza descubierta. Las tres fueron detenidas en régimen de aislamiento y luego condenadas a entre 16 y 23 años de cárcel por “alentar la corrupción y la prostitución”, “difundir propaganda contra el Estado” y “asociación y colusión contra la seguridad nacional”.

El 62% de los tres millones de estudiantes universitarios que hay en Irán son mujeres. Sin embargo no pueden estudiar lo que quieren. Las mujeres tiene vetadas las carreras de Física, Arqueología y Negocios. Tampoco pueden presentarse a las elecciones presidenciales. Ni andar en moto. Ni viajar sin permiso de un hombre, sea esposo, hermano o padre. La vida de la mujer, por ley, vale la mitad que la de un hombre en caso de accidente o muerte.