Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Los contagios de COVID-19 crecen en todos los grupos de edad, con especial incidencia en jóvenes y mayores

Por
Halfpoint/iStock

Los casos por COVID-19 en España no dejan de ascender: en esta semana se han notificado cifras no vistas desde el estado de alarma. El Ministerio de Sanidad lo achacó en un principio a una mayor identificación de los pacientes, principalmente asintomáticos, algo que el sistema sanitario no podía realizar en los peores meses de la crisis sanitaria. Sin embargo, desde que se conociera que hay más de 280 brotes activos, el organismo no descarta que finalmente el país se encuentre en una segunda oleada.

Según el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), desde el 10 de mayo se han comunicado 35.482 casos. Esta cifra, en base a los últimos datos facilitados al organismo hasta el 23 de julio, supone un incremento de casi 10.000 en apenas seis días, pues publicó el anterior informe con fecha 17 de julio. Por ende, la incidencia acumulada, es decir, los contagios por cada 100.000 habitantes, no ha hecho más que crecer: si al acabar la desescalada este valor si situaba en 8,08 casos, Sanidad informaba el pasado viernes de una cifra más cuatro veces mayor: 37,94 contagios.

La institución da cuenta de esta circunstancia: este aumento "significativo" se aprecia especialmente desde la semana 27 -del 29 de junio al 5 de julio- a la semana 28 -del 6 al 12 de julio-, con un incremente del 85 %. Aunque bastante más reducido, también es importante la subida desde esta última semana hasta la siguiente, la 29 -del 13 al 19 de julio-, con un 55 %. Este crecimiento, como se demuestra en el siguiente gráfico, es admirable en todos los grupos de edad, pero es más evidente en el grupo de 15-29 años, y también en el de los mayores de 79.

La tendencia juvenil se mantiene...

Estos datos no sorprenden en parte. Desde hace un tiempo los jóvenes se han convertido en el centro de atención tras el surgimiento de los brotes, ya que, por regla general, son el colectivo que más se ha contagiado y que ha podido transmitir la enfermedad a otras personas. Según los datos del ISCIII, de 649 casos han pasado a cuadruplicar la cifra hasta los 2.414 en apenas dos semanas.

En el barrio pamplonés de Mendirrolli, por ejemplo, se ha informado de más de 150 diagnósticos, la mayoría entre los 18 y los 29 años, aunque desde el departamento de Salud de la comunidad han hecho un balance positivo de su actuación, después de que más de 1.000 jóvenes hayan acudido a someterse a las pruebas PCR para acotar el radio de actuación del virus en ese distrito.

Aunque la mayor parte de las veces los contagios han estado vinculados a focos de ámbito social y nocturno -en Andalucía continúa activo uno vinculado a una discoteca-, la vuelta al trabajo también ha estado detrás de unos cuantos, como recordó la jefa del Área del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), María José Sierra, en su última rueda de prensa.

...y aumenta entre las personas mayores

Comienza a preocupar la subida de contagios entre este grupo de edad, el de mayor exposición al virus, más aún si presentan patologías previas, tal y como se comprobó en el período con mayor saturación hospitalaria. Aunque en términos absolutos la subida no parezca alarmante -el grupo de edad de mayores de 80 años ha pasado de 152 a 384 casos-, supone hablar de una incidencia acumulada de 13 casos por cada 100.000 habitantes.

En Aragón ya advertían de ello durante esta semana. El director general de salud pública, Francisco Javier Falo, confirmaba la tendencia entre los jóvenes, pero también que comenzaba a crecer el porcentaje de casos entre las personas mayores de 65 años, que ya representaban el 10 %.

Las residencias de mayores también han sido un foco importante de contagio. Aunque algunos de los primeros brotes -Sanidad considera que con que haya un solo diagnóstico es suficiente para declararlo- se detectaron en estos centros, la labor de los profesionales dentro de los mismos ha impedido que el virus continúe extendiéndose en la nueva normalidad. El último caso se ha conocido en Lleida, donde más de 50 usuarios han contraído la enfermedad, la mayoría asintomáticos. Sin embargo, a día de hoy el Ministerio de Sanidad no ha facilitado de forma completa los fallecidos en estos puntos, por lo que continúa sin conocerse a ciencia cierta cuántos perdieron la vida en estos meses.

Noticias

anterior siguiente