Enlaces accesibilidad

Encuesta de ATA

La facturación de los autónomos este año será de media la mitad que en 2019

  • Más de 300.000 autónomos aún no han reiniciado su actividad y se plantean cerrar antes de fin de año
  • Una encuesta de ATA indica que solo un 4 % se ha dado de baja en el régimen de autónomos

Por
Una encargada en una tienda de ropa
Una encargada en una tienda de ropa. EFE/Toni Albir

La crisis económica provocada por el coronavirus golpea especialmente a los autónomos y su facturación este año será de media la mitad que en 2019. La inmensa mayoría, nueve de cada diez, el 89,8%, ganarán menos y casi siete de cada diez, el 69,26%, tendrán caídas de beneficios superiores al 40%, según una encuesta (en pdf).

En concreto, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos- ATA ha encuestado a 2.420 autónomos entre el 12 y 14 de junio. Es la tercera consulta que realiza para valorar el impacto de la pandemia en el colectivo.

La mayoría de los autónomos (88,9%) ya han vuelto a la actividad tras el parón obligado por la pandemia lo que incluye al 22,5 % de autónomos que no han parado durante estos dos meses. Sin embargo, solo el 12,1 % funciona al 100 %, el 72,4 % señala que su ritmo es del 50 %.

300.000 autónomos echarán el cierre definitivo

La peor parte se la llevan unos 320.000 autónomos siguen parados y sin ingresos. Una cifra que prácticamente coincide con los 300.000 que piensan echar el cierre antes de 2021.

El 41,2 % de los autónomos que no han abierto responde que no lo ha hecho porque las condiciones no le compensan pues le suponen más pérdidas. Un 23 % volverá al trabajo en las próximas semanas y un 29,7 % declara que sigue cerrado porque su actividad no está permitida.

A pesar de que la crisis, los autónomos aguantan y solo el 4,1% se ha dado de baja en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), pese a la caída generalizada de la facturación que para seis de cada diez ha sido de más del 60 %. De estos, uno de cada cinco afirma que el descenso ha sido del 100% durante el estado de alarma.

La mayoría no ha tenido dificultades para adecuar su negocio a las medidas sanitarias (63,5 %), por contra un 30,1 % de los autónomos afirma que ha sido complejo adaptar su actividad. Dos de cada tres (67,8 %) señalan que la inversión necesaria no ha superado los 500 euros.

La morosidad sigue siendo el caballo de batalla de los autónomos, más de un tercio la sufre (36,8 %), mientras que el 56,9% señala no verse afectado por la morosidad pública y privada durante la crisis del Covid-19.

La mitad conservará la plantilla

De cara al futuro, tres de cada diez autónomos (30,9 %) prevén disminuir su plantilla en los próximos meses,
aunque casi la mitad mantendrán todos los empleos (47,9 %).

Un 45,8 % de los autónomos afirman haber accedido a la prestación de cese de actividad extraordinaria de las mutuas y el 81 % considera que esta ayuda debería ampliarse para algunos sectores más allá del verano.

La incidencia de los ERTE ha sido desigual, más de la mitad de los autónomos empleadores se han acogido a esta medida y uno de cada cuatro ha mantenido la plantilla. La mitad de los que han realizado un ERTE confiesan que aún no ha dado de alta a ningún trabajador.

Por último, uno de cada tres autónomos ha pedido financiación al ICO y se le ha concedido al 70%, según la encuesta. Este martes, el Gobierno aprobó el último tramo de estos préstamos dotado con 15.500 millones de euros.

Noticias

anterior siguiente