Enlaces accesibilidad

¿Qué sabemos de las filtraciones de Anonymous?

Por
Detalle del nuevo vídeo de Anonymous hecho público el pasado 1 de junio.
En un vídeo que sí es nuevo, Anonymous parece arremeter ahora contra la Organización Mundial de la Salud (OMS). VERIFICA RTVE

Ante los disturbios por el homicidio del ciudadano afroamericano George Floyd en EE.UU., Anonymous ha amenazado con filtrar documentación comprometedora contra el estamento policial y contra el presidente Donald Trump. Pero la novedad o autenticidad de alguna de las filtraciones que se atribuyen al movimiento es dudosa. La grabación que habla de desastres vinculados a extraterrestres, por ejemplo, es de hace más de 30 años.

¿Qué ha pasado?

Anonymous es un movimiento sin líder reconocible, descentralizado e internacional que actúa desde 2008 en favor de causas inicialmente vinculadas a la libertad de información. Sus primeras iniciativas se lanzaron en Internet, después algunas pasaron a un activismo real donde, si se daba presencia de personas, estas aparecían protegidas con la simbólica máscara de rebeldía que no procede de una película, sino del personaje histórico Guido Fawkes.

La iniciativa llevaba tres años con una actividad bastante reducida pero el 28 de mayo publicó en Facebook un vídeo en el que alguien con la voz distorsionada se refería a un “patrón criminal de violencia” en el trabajo policial. “Sois el mecanismo que las élites utilizan para continuar su sistema global de opresión y el mundo se está despertando a esta realidad”. “Desafortunadamente, no confiamos en su organización corrupta para impartir justicia, así que expondremos sus muchos crímenes al mundo. Somos legión. Espéranos”, concluían.

Captura de la portada de Anonymous en Twitter.

Captura de la portada de una de las cuentas de Anonymous en Twitter. VERIFICA RTVE

El vídeo está motivado por la muerte de George Floyd, fallecido el 25 de mayo en Mineápolis en una detención policial. Los agentes le inmovilizaron en el suelo y uno de ellos mantuvo la rodilla sobre su cuello durante 8 minutos mientras Floyd decía “No puedo respirar”. Todo quedó grabado en vídeos difundidos en redes, lo que ha despertado la ira de la comunidad afroamericana en las calles.

La autopsia familiar apunta a muerte por asfixia y la oficial habla de un paro cardiorrespiratorio mientras le inmovilizaban, pero ambas coinciden en llamarlo homicidio. En las redes se han hecho virales etiquetas como #GeorgeFloyd, #ICantBreathe o #BlackLivesMatter.

Desde su anuncio, una cuenta de Anonymous con más de 5 millones de seguidores ha ido publicando información sobre los disturbios. Comparte vídeos de las protestas e iniciativas de activistas, como la petición de grupos de K-Pop para hacer envíos masivos que inhabiliten apps policiales destinadas a recibir denuncias ciudadanas de los saqueos. Anonymous también ha atacado  el sitio web de la policía de Mineápolis y la emisora policial de Chicago, con consecuencias no del todo aclaradas en sus sistemas informáticos. Apuntan al presidente de EE.UU. como responsable de lo que ocurre, sin ahorrar críticas a otros líderes mundiales.

¿Qué han filtrado realmente?

Es difícil saberlo porque Anonymous es en realidad un grupo de grupos en el que no está claro quién está detrás de cada cuenta e incluso la propia organización ha acusado a algunas de haber caído en manos del fascismo  Verifica RTVE ha encontrado más de 60 cuentas de Twitter que sugieren estar vinculadas con Anonymous España. Una que tiene más de 17.000 seguidores está inactiva desde marzo de 2019.

“Toda la información necesita ser validada. Cualquiera puede ser Anonymous. Sin validación es simplemente un post en Twitter”, dice a Verifica RTVE Rae Baker, analista de inteligencia de fuentes abiertas (OSINT) tras la cuenta @wondersmith_rae. “Cualquier filtración, publicación o comunicado ha de someterse a cuarentena antes de confirmar su origen. Ya hemos visto numerosas ocasiones en las que Anonymous desmiente determinadas acciones que se realizan en su nombre”, recuerda Vicente Aguilera, socio de Internet Security Auditors.

Captura de la cuenta de Anonymous en Facebook donde se publicó el vídeo.

Captura de la cuenta de Anonymous en Facebook donde se publicó el vídeo. VERIFICA RTVE

También es difícil conocer lo novedoso porque algunas entradas aparecen borradas, lo que ha hecho que algunos usuarios hablen de censura. Sin embargo, se observa que la mayoría de los contenidos a los que se hace referencia como desaparecidos pueden encontrarse en distintas plataformas.

La cuenta de Anonymous que actúa como catalizador de su actividad esta semana retuitea profusamente a otra cuenta centrada en la pederastia con la que el movimiento mantiene afinidad desde hace tiempo. Y es precisamente esa segunda cuenta la que ha ofrecido los contenidos más comentados. Estos no parecen novedosos, al menos en lo que se refiere a lo que ha causado más impacto, el “Libro Negro”, fechado el 27 de febrero de 2015 y disponible en redes desde 2019. Hablar de él obliga a explicar el caso Jeffrey Epstein.

¿Qué es el caso Epstein?

Epstein fue un inversor multimillonario muy bien relacionado con las élites al que una menor acusó por primera vez en 2005 de abuso sexual en Palm Beach (Florida). Más de diez demandas civiles de otras tantas mujeres la siguieron. Según esta cronología, a partir de entonces se vivió un proceso judicial con altibajos en el que destacó un acuerdo secreto firmado por el acusado con las autoridades para rebajar sus cargos.

Se declaró únicamente culpable de una solicitud de prostitución y de solicitud de prostitución con una menor y fue condenado a 18 meses de cárcel y a un año de control comunitario o arresto a domicilio.

Las víctimas nunca dejaron de denunciar el acuerdo, que se firmó a sus espaldas, y nuevas acusaciones siguieron. En 2018, el Miami Herald publicó datos explosivos del caso y dicho acuerdo se empezó a poner seriamente en duda. Epstein recibió otra demanda y acabó de nuevo en prisión, pero apareció ahorcado en su celda antes del juicio.

Careta de Anonymous con bandera de Estados Unidos.

"Su impunidad es por lo que matan a gente negra y trafican con niños", denuncia Anonymous en su último vídeo. VERIFICA RTVE

En noviembre de 2009 un ayudante del millonario, Alfredo Rodríguez, trató de vender ese “libro negro” que es en realidad una agenda de nombres, direcciones y teléfonos de personas en muchos casos famosas: cantantes, modelos, actores, empresarios. Se cita a Ivanka Trump y a otros miembros de la familia presidencial, así como a miembros de la familia Kennedy y, en el caso de españoles, según la versión del libro que ha trascendido en redesse menciona a Alejandro Agag y a José Aznar, de Nueva York, entre otros.

The New York Times relató hace tiempo que el ayudante, que sí habló de prácticas pederastas en las mansiones de Epstein, afirmó que en realidad el documento no era una agenda del propio inversor, sino una compilación de contactos hecha por sus empleados. En ese sentido, el libro negro sería, como lo describe este diario norteamericano, un mapa de “conexiones a las que se aspira y de conexiones reales”. Varios de los aludidos en la agenda han asegurado que nunca conocieron a Epstein, pero algunos usuarios y medios hablan del listín como de un directorio que implica a gente en la red sexual sin que esté probado.

¿Qué conexión hay entre las protestas actuales y el caso Epstein?

Para Anonymous el caso Epstein es “testamento de la impunidad que se les da a aquellos en el poder, que creen que somos propiedad que pueden vender y destruir como les plazca. Su impunidad es por lo que matan a gente negra y trafican con niños. Todos nosotros podemos pararles”.

 

El juicio nunca resuelto contra el multimillonario es visto por muchos como prueba de que dinero y poder suelen impedir el castigo a los corruptos. Las víctimas han hablado de presiones. Sobre todo, Anonymous quiere devolver al centro de la escena la conexión con el caso que pueda tener Trump.

 

Los partidarios de Anonymous recuerdan en particular a Katie Johnson, una mujer que acusó a Trump de violarla en una fiesta privada de Epstein cuando tenía 13 años, pero que posteriormente retiró la demanda aludiendo amenazas de muerte. El texto de dicha demanda está disponible en la Red desde hace tiempo pero es otro de los contenidos que vuelve a circular ahora.

Otras personalidades notables, como Bill Clinton o el Príncipe Andrés de Inglaterra, se vieron salpicadas por el Caso Epstein tras investigarse el uso de los aviones privados del inversor para acudir a fiestas en su isla privada en el Caribe. Sus nombres y fotografías asociadas a fiestas con el multimillonario en fecha y lugar confuso también se recuerdan ahora.

¿Son fiables estas filtraciones de Anonymous?

La línea de acción de Anonymous se ha difuminado desde sus orígenes. A sus enemigos iniciales, entre los que estaban entidades como La Iglesia de la Cienciología, se fueron sumando otros más polémicos. La organización -o al menos una de sus cuentas- asegura en un largo hilo que buena parte de la desinformación que tuvo lugar durante las elecciones de EE.UU. en 2016, y que parcialmente se les atribuyó, fue un intento de desacreditar su movimiento. Puede que quien habla en nombre de Anonymous en 2020 no siempre esté ya manteniendo su esencia de 2008.

En las filtraciones más recientes, es difícil distinguir donde acaba la información y donde empiezan las teorías de la conspiración, cuya base es la creencia de que hay un grupo de agentes malignos que urde todo lo que sucede, como ha explicado Verifica RTVE.

Los teóricos de la conspiración tienen preferencia por el caso Epstein porque sus múltiples incógnitas sobre la implicación de personas de la alta sociedad dan para muchos bulos. Aquí desmiente varios de ellos Politifact . Se ha llegado a sugerir que Epstein murió por causas relacionadas con el COVID19, pese a hacerlo tiempo antes de que el actual virus apareciese. Incluso hay quien dice que Epstein no ha fallecido.

Careta de Anonymous

En las filtraciones más recientes de Anonymous es difícil distinguir donde acaba la información y donde empiezan las teorías de la conspiración. VERIFICA RTVE

Una de las presuntas filtraciones más atribuida a Anonymous estos días por los medios es un audio que habla de aliens que provocarán desastres sin que el Gobierno de EE.UU. esté haciendo nada para proteger a la población. Pero es una llamada muy conocida que un supuesto ex empleado del Área 51 realizó a un programa de radio sobre misterios en el año 1997, popularizando el programa y su información sobre los OVNI.

Área 51 es el nombre que se le da a unas instalaciones de alta seguridad del Ejército de EE.UU. en el desierto de Nevada. Anonymous ha dedicado antes atención a los OVNI y al Área 51, pero no está claro que sea esta organización la que está impulsando el sonido de la llamada de nuevo.

¿Alguna fuente externa ha reconocido los contenidos como nuevos y auténticos?

La cuenta de Anonymous mencionada sí ha vuelto a recordar que la muerte de Lady Di trataba de ocultar otra red de pederastia, y sus seguidores ponen en cuestión una vez más el fallecimiento de Michael Jackson, otro famoso a quien se vinculó con este delito. Esto entronca con la idea socialmente arraigada en EE.UU. de que existe una red de pedofilia vinculada al Partido Demócrata, un bulo que tuvo mucha fuerza en las elecciones de 2016 y que llevó a considerar a una pizzería epicentro de esa red ilegal (el llamado “Pizzagate”). El propio Anonymous, sin embargo, explicó que este bulo se creó para desacreditarles, mientras su lucha contra la pederastia es real.

 

En un vídeo que sí es nuevo, Anonymous parece arremeter ahora contra la Organización Mundial de la Salud (OMS), una institución que ha recibido críticas por haber minimizado la amenaza de la pandemia. Los teóricos de la conspiración la han convertido en objetivo preferente, yendo más allá y culpándola de querer instaurar un nuevo orden mundial y de estar vinculada a los intereses de Bill Gates. El vídeo va en esa línea, recordando los vínculos de la OMS con los gobiernos de EE.UU. y China y con Gates. El movimiento también tuitea o retuitea a usuarios que hablan de “tácticas de operaciones psicológicas para controlar a las masas” , otra idea persistente entre esas conspiraciones.

Verifica RTVE no ha encontrado ningún experto o fuente externa fiable que corrobore la autenticidad de las últimas filtraciones de Anonymous, aunque Aguilera no descarta que se produzcan: “Anonymous intenta representar el poder del hacktivismo, haciendo ver la necesidad de esa forma de protesta en la Red ante acontecimientos o hechos relevantes a nivel político o social (la muerte del ciudadano americano de raza negra)”.

Para este especialista en ciberseguridad, el movimiento “parece más motivado por el interés de ofrecer una respuesta rápida de gran repercusión (aunque aprovechando contenido antiguo), que por la capacidad real de conseguir información sensible sobre la administración Trump en tan corto espacio de tiempo. No es la única acción de represalia que se ha realizado estos días. Y nuevas filtraciones podrían sucederse”.

Noticias

anterior siguiente