Enlaces accesibilidad

BULOS DEL DÍA - 28 ABRIL 2020

No, no ha muerto la voluntaria que testó en Reino Unido una vacuna contra el coronavirus

Por
Captura de la imagen que ilustra el bulo sobre la muerte de la persona que se sometió a la vacuna del coronavirus
Captura de la imagen que ilustra el bulo sobre la muerte de la persona que se sometió a la vacuna del coronavirus en Reino Unido. VERIFICA RTVE

Este fin de semana se ha difundido una información que afirmaba que una de las primeras voluntarias en probar una vacuna experimental en Reino Unido, la científica de origen italiano Elisa Granato, había muerto. No es cierto. Se trata de un bulo que comenzó a difundirse en webs como esta

El corresponsal médico de la BBC, Fergus Walsh, desmintió este domingo la información en un tuit: "¡Esto no es verdad! Pasé varios minutos esta mañana conversando con Elisa Granato por Skype. Ella está muy viva y me dijo que se siente "absolutamente bien". Además, publicó un vídeo de la propia Elisa Granato : "Esto muy viva, Gracias. Tomando una taza de té. Es domingo 26 de abril".

 

También Elisa Granato ha incluido en su perfil de su cuenta privada de Twitter la frase "100% alive".

Por su parte, el Departamento de Salud y Asistencia Social de Reino Unido también ha desmentido el fallecimiento de esta mujer de 32 años. "Las noticias que circulan en redes sociales referentes a que la primera voluntaria en Reino Unido en recibir el ensayo de vacuna contra el coronavirus ha muerto son completamente falsas".

 

Además, la propia Universidad de Oxford, institución que impulsa la investigación de esta vacuna, ha pedido no dar ninguna credibilidad a dichas informaciones.

La BBC relataba el pasado 23 de abril que Elisa Granato, investigadora de zoología y microbiología en la Universidad de Oxford, era una de las primeras voluntarias en someterse a la primera fase de pruebas en humanos de la vacuna desarrollada en Inglaterra denominada ChAdOx1 nCoV-19. En esta primera fase participan 800 voluntarios y se en ella se utiliza el mecanismo de doble ciego.
 

No, Apple no ha detectado ningún problema con tu cuenta

La Policía Nacional ha informado de un nuevo intento de phishing, esta vez relacionado con clientes de Apple.

Los estafadores han enviado un correo masivo en el que se hacen pasar por la compañía y en el que informan de un supuesto fallo en la cuenta del usuario. Según ese correo, para tener más información el usuario debe abrir un documento adjunto, momento en el que los delincuentes estarían accediendo a la información de tu dispositivo.

Desde Verifica RTVE recordamos que todo este tipo de artimañas, que van desde rellenar tus datos para reforzar la seguridad de tus cuentas así como descargar archivos que pueden esconder virus para hacerse con el control del equipo, son muy peligrosos y que en ninguna circunstancia hay que facilitar datos personales.

 

Cuidado con los supuestos sorteos que ganas sin concursar

La tienda de electrónica MediaMarkt ha publicado un tuit en el que advierte de que varios clientes están recibiendo SMS sobre envíos de pedidos, regalos o sorteos suplantando su identidad.

La compañía ha informado de que no tiene relación con ellos y ha solicitado que se elimine el mensaje y en ningún caso se cedan datos para evitar riesgos potenciales.

"Fábrica de mentiras", un documental sobre la desinformación

Como recomendación para los interesados en enteder cómo funciona la desinformación recuperamos el documental que emitió este lunes Documentos TV 'Fabrica de Mentiras', un reportaje que relata cómo el Kremlin vio en el espacio digital una decisiva arma de guerra para atacar a sus enemigos y cómo profesionales de la información se juegan sus vidas para desmontar estas mentiras. Está disponible en el A la carta de RTVE hasta el 12 de mayo de 2020.

No recomendado para menores de 12 años Documentos TV - Fábrica de mentiras
Transcripción completa

-Nos dirigimos a una de las mayores minas de extracción de arena

de la región de San Petersburgo.

Allí está esta roca,

que es lo que vamos buscando.

Y ¿por qué?

Pues porque aparece en un vídeo falso en el que un hombre,

vestido de soldado estadounidense,

disparó al libro sagrado de los musulmanes.

-Utiliza un arma rusa para disparar al Corán,

y de esa forma desacreditar al ejército estadounidense.

-Orden en la sala, se va a iniciar la sesión.

-¿Cómo es posible que Facebook no se diera cuenta

de que los anuncios electorales

que se pagaban en rublos

venían de Rusia?

-No quiero que el periodismo sea considerado una mentira,

una falsedad.

Si se crean noticias falsas,

ya nadie confiará en los periodistas.

En Rusia es más difícil ser periodista

porque, cada vez más, ser periodista es ser un mentiroso.

-Nuestra labor consiste en explicar

que la mayoría de las noticias

que la gente ve en la televisión rusa

en realidad son una especie de «Hollywood ruso».

Es todo falso, de principio a fin.

-Me llamo Andrey Soshnikov

y soy periodista de investigación.

Tengo 27 años

y me dedico a desmontar noticias falsas

que se difunden en los medios de comunicación.

-La fábrica de troles publicó este vídeo el 11 de septiembre.

No escogieron esa fecha por casualidad, claro.

Y los primeros que le prestaron atención

fueron los de la agencia nacional de noticias,

que está registrada oficialmente

en el número 55 de la calle Savushkina en San Petersburgo.

En la misma dirección que la fábrica de troles.

Y ellos difundieron aquel vídeo de un soldado disparando al Corán.

Antes de venir aquí he inspeccionado muchísimas minas antiguas

de la zona de San Petersburgo.

La razón por la que hemos elegido esta en concreto

es por la textura de la arena.

Si se fijan en las líneas grisáceas de la montaña

son las mismas que aparecen en el vídeo.

Es una característica poco frecuente,

porque aquí la arena es gris.

Llevamos aquí un par de horas

y hemos encontrado muchas piedras similares a la que buscamos.

Hay muchísimas.

¿Es posible que filmaran el vídeo falso aquí?

Sí, por supuesto.

El entorno es igual,

el color de la arena es el mismo

y las rocas son muy parecidas,

pero no podemos estar seguros.

Los principales productos de la fábrica de troles

son lo que se conoce como sockpuppets

marionetas de calcetín.

Y lo que hacen es usar identidades falsas en internet.

Varias personas utilizan distintas cuentas

fingiendo ser personas reales.

Y reciben instrucciones

sobre lo que tienen que decir

y qué punto de vista tienen que defender.

-¿Y qué escriben?

Pues comentarios,

entradas de blog,

vídeos, temas en foros...

En resumidas cuentas, noticias falsas.

Todo tipo de historias falsas.

-Me llamo Ben Nimmo

y estudio sobre propaganda y desinformación en internet

para el Laboratorio de Investigación Forense Digital

del Consejo Atlántico.

La fábrica de troles se puso en marcha entre 2011 y 2012,

en el momento de mayor oposición popular al gobierno de Putin.

En las principales ciudades del país,

se celebraron manifestaciones en contra de su reelección

y se creó un clima de escepticismo en torno a él.

Y, sobre todo,

el debate se instaló en la red:

en las redes sociales,

en foros de internet...

La oposición utilizaba esos medios para organizarse.

El periodismo tiene unas normas y principios,

entre los que se encuentra

la obligación de preservar la imparcialidad y la precisión.

Y parece que lo que ocurrió es que los funcionarios del Kremlin

se sentaron a observar y se dieron cuenta

de que internet es un espacio que ellos no controlaban.

en el que los rusos podían decir lo que quisieran

y lo que querían era quejarse

de que Putin volviera a estar en el poder.

De modo que lo que se propusieron fue tomar ese espacio

que había sido libre hasta entonces

y hacer que un ejército de troles

a favor del Kremlin

tomara el control.

Así fue como empezó,

pero en cuanto uno habilita una capacidad como esa,

lo siguiente que va a pensar es qué más puede hacer con ella.

-Se pueden encontrar pruebas digitales,

se puede investigar,

porque cuando la gente interactúa a través de las redes sociales,

todo lo que hacen

va dejando un montón de huellas,

huellas digitales.

Y yo me dedico a seguir esos rastros.

-Intenta sonar como si fuera afroamericano,

pero su inglés es bastante peor que el mío.

Eso, para empezar.

-Lo primero que salta a la vista

es que no es un uniforme auténtico del Ejército estadounidense,

sino uno de esos que se puede comprar

en cualquier tienda de ropa militar o de deportes extremos.

El casco tampoco es militar,

es para practicar salto base.

Algunos soldados sirios lo vieron

y escribieron sobre él en Facebook.

-Es muy peligroso.

Es peligroso que alguien de ideas radicales

vea un vídeo como este.

Es como una bomba, puede hacer estallar a alguien.

-El personal de la fábrica de troles

no paraba de publicar selfies todo el rato,

y en uno de ellos

me pareció ver a alguien que se parecía al hombre del vídeo.

Así que me bajé el vídeo entero

hasta dar con el único momento,

el único segundo en el que mira a la cámara.

Y luego encontré su cuenta.

Si medimos la oreja

y la proporción con respecto al rostro,

comprobamos que es la misma persona.

Por favor, cuando editéis el vídeo,

tapadle la cara para que la gente no vea quién es,

porque no quiero que lo maten

ni nada de eso.

-No, tranquilo. ¿Crees que corre peligro?

Sí, porque participó en esto

y estuvo contratado en la fábrica de troles,

que es un sitio peligroso.

-Me llamo Roman Dobrokhotov.

Soy el editor jefe de The Insider,

una revista online dedicada a la investigación periodística.

Tenemos un proyecto que llamamos Anti fake,

«antifalsedad»,

con el que investigamos la propaganda gubernamental rusa.

La forma en que el estado fabrica noticias e historias falsas.

¿Quién va a llamar a Leontiev?

Una de nuestras investigaciones más interesantes

fue sobre una mujer que vive en Alemania

y trabajaba como una especie de productora

para los canales de televisión estatales rusos

ayudándolos a crear noticias falsas.

-Hay oleadas de refugiados invadiendo Europa,

¿Qué piensan los alemanes?

¿Qué intenciones tiene la señora Merkel?

Hoy, reportaje especial desde Alemania,

solo en el canal Zvezda.

-Mi marido me dijo

que tenía que llevar siempre

un spray de pimienta en el bolsillo,

y siempre lo llevo encima.

-Así que apareció con un nombre falso

en un canal de televisión que es propiedad del Ministro de Defensa

y explicó que Alemania está sumida en una grave crisis

debido a que los inmigrantes son violentos

y que ella había sido víctima de sus agresiones.

-Victoria Schmidt y su familia

se están planteando trasladarse a Rusia a vivir.

La invasión de los inmigrantes ha hecho que en su vida

haya un «antes» y un «después».

-Una mujer

estaba limpiando un piso en el que vivían unos inmigrantes,

y entonces...

Pasó una cosa horrible.

La violaron y la mataron.

-Vale, mira a ver si encuentras algo interesante ahí.

Encontramos su nombre real y la localizamos.

Le hicimos una llamada

haciéndonos pasar por uno de los canales de televisión rusos

y le preguntamos de todo.

Cuánto cuesta fabricar este tipo de historias falsas,

de qué se encarga ella,

con qué frecuencia lo hace,

con qué canales trabaja...

Grabamos todas sus respuestas y ella fue muy explícita,

porque creía que iba a empezar a trabajar con nosotros también.

-Puedo poner voces distintas.

He vivido aquí mucho tiempo y estoy casada con un alemán.

Puedo hacer lo que me pidáis.

-Depende del precio.

Si te soy sincero,

no sé qué puede costar algo así hoy en día.

Si nos pudieras dar un precio aproximado...

-Zvezda me pagó 500 euros.

-¿Y un canal federal?

El canal uno también me pago 500 euros.

-¿Así que ese es el precio de mercado?

-Sí, va desde los 250 euros

en adelante.

-Para Vladimir Putin

es muy importante mostrar que en la Unión Europea,

y especialmente en los Europa, como Alemania,

la situación es muy mala.

Que Europa está en crisis y todo eso.

Es importante convencer a los votantes rusos

de que Rusia no es una excepción,

que todos los países tienen sus problemas

y que puede que Europa sea un poco más rica,

pero que los problemas de allí son peores que los de aquí.

Así que cuando ven que no pueden decir que todo va bien

porque nos damos cuenta de la situación en la que estamos,

dicen que en otros países es aún peor.

Nuestra labor consiste en explicar

que la mayoría de las noticias que la gente ve en la televisión rusa

en realidad son una especie de «Hollywood ruso»

Es todo falso, de principio a fin.

Es muy difícil encontrar hechos reales en la televisión rusa,

porque no es eso lo que les interesa.

Lo que quieren es crear una imagen falsa en la mente de la población.

-Vamos a grabar los boletines de noticias

del proyecto StopFake en ruso.

-StopFake es un proyecto que se inició en marzo de 2014,

justo después de la ocupación de Crimea,

para refutar la información falsa

y las mentiras que se decían sobre Ucrania.

Los sitios web afines al Kremlin

publican teorías de la conspiración con regularidad.

-Hoy hace una semana desde que las fuerzas armadas ucranianas

volvieron a tomar el control de Sloviansk.

La historia que les vamos a mostrar ocurrió entonces,

nos la ha contado una refugiada de la región de Rostov.

Nos habla de una ejecución pública,

-Un niño de tres años,

en calzoncillos y camiseta,

fue clavado en una tabla de madera como Jesucristo.

-Se supone que hay una testigo,

que en el canal uno afirma que en Sloviansk,

una ciudad ucraniana,

unos soldados ucranianos crucificaron a un niño.

-Uno de los hombres lo clavaba a la tabla

mientras otros dos lo sujetaban.

Su madre estaba allí,

la tenían agarrada para que viera a su hijo sangrando.

-Pero no hay más pruebas que el testimonio

de esta «supuesta» testigo,

no hay grabaciones ni fotografías,

pese a que dicen que ocurrió en el centro de la ciudad.

Es una ciudad pequeña,

con pocos habitantes,

y eso es importante porque, poco después,

varios periodistas se desplazaron hasta allí

para preguntar a la gente,

cámara en mano, qué habían visto.

Y nadie sabía nada al respecto.

-Lo contaron hace dos o tres días

en el canal uno de la televisión rusa.

Informaron de que el día

en el que el ejército ucraniano entró en la ciudad,

reunieron a las mujeres y los niños en esta plaza

y mataron a un niño.

-No, no, eso no es verdad.

-¿Me podrían contar qué pasó?

-No pasó nada de eso.

-No hemos oído nada de eso,

y es muy poco probable que pasara.

-¿Estaban aquí ese día?

-No, pero no hemos oído nada parecido.

Se habría enterado todo el mundo.

Eso no pasó, no es más que un cotilleo.

¿Nadie les ha contado nada de eso?

-No, no.

Vivimos cerca de aquí y nos habríamos enterado.

Todo el mundo lo sabría. -Muy bien.

-No son más que invenciones.

-Es una forma de manipulación muy utilizada

en la propaganda de Crimea.

Utilizar a un niño, a un inocente,

a alguien que parezca inocente ante la opinión pública

para demostrar que los militares ucranianos

son tan despiadados que son capaces de crucificar a un niño.

Lo que Rusia está haciendo

es tratar de mantener el control sobre la zona,

para que Ucrania

no pueda convertirse en un país democrático

y económicamente estable

y entrar a formar parte de la Unión Europea.

Yo no sabía cuántas noticias falsas se estaban vertiendo

hasta que no empecé con el proyecto.

Decidimos que lo mejor era ir refutando los montajes uno por uno,

para que la gente viera cuál es la pauta que se sigue,

convertirnos en una especie de archivo de noticias falsas.

Así es como empezó el trabajo de StopFake

y lo que seguimos haciendo tres años después.

-Vamos a bajar un poco el logo.

-En la década de 1990, en Rusia,

el periodismo era un mercado libre.

Había muchos periódicos y canales de televisión,

la mayoría independientes del gobierno.

Ahora la situación ha cambiado.

La mayoría de los medios pertenecen al estado

y tienen unas líneas editoriales marcadas.

Por eso es muy importante, no solo por el bien del público,

sino el colectivo de periodistas,

desmontar...

Las mentiras que se están difundiendo.

-A primera hora de la tarde del 17 de julio de 2014,

un Boeing 777-200 de Malaysian Airlines

despegaba del aeropuerto de Schiphol en Ámsterdam.

Cuando el vuelo MH17 recorría la parte oriental de Ucrania,

un sistema de misiles tierra aire Buk

disparó un proyectil.

El vuelo MH17 desapareció del radar

a la una, veinte minutos y 3 segundos.

-Hay un nombre en esta llamada telefónica.

Nikolai Fedorovich

-¿Nikolai Fedorovich?

-Sí, Nikolai Fedorovich al habla. Encantado.

El primer paso fue comprobar cuántos altos mandos militares

se llamaban Nikolai Fedorovich.

Y solo encontramos una persona con ese nombre.

Lo siguiente era encontrar su voz

para compararla y ver si era la misma.

Así que le hicimos una entrevista de 15 minutos.

Soy Roman Dobrokhotov,

le llamo de la revista The Insider.

Quería...

Sí, Insider.

Y le enviamos las muestras de voz

a dos organizaciones distintas,

una de Estados Unidos y otra de Lituania,

para que hicieran un análisis forense.

Ambas nos dijeron que había una probabilidad muy alta

de que fuera la misma persona.

Cuanto antes mejor.

Hay que ocultarlo y retirarlo, por la tarde, ¿de acuerdo?

-Y si a eso le sumamos que el nombre coincide,

se puede decir que estamos seguros al cien por cien

de que es la misma persona.

Como estábamos seguros,

decidimos publicar la entrevista.

Claro está que él negó tener nada que ver.

-Mi teoría y la de mis colega

es que el General Tkachev

fue el responsable

de llevar ese lanzador de misiles de Rusia a Ucrania.

Eso no habría sido posible

sin la colaboración de algunos altos mandos del ejército.

Creemos que Vladimir Putin como jefe del ejército,

es el último responsable,

pero que también hubo oficiales involucrados,

y que el «delfín» tenía ese perfil.

Alguien del bando ruso,

uno de los altos cargos militares.

El coronel general

que trajo esos misiles a Ucrania.

-No debemos olvidar que fue el segundo avión malasio

que cayó en el transcurso de un par de semanas.

Y eso hace posible

que quienes murieron en el espacio aéreo de Ucrania

lo hicieran dos veces,

porque no tenemos respuestas de cómo ocurrió.

-La idea era crear la percepción de que nunca se sabría

quién había lanzado el misil contra el vuelo MH17.

Nunca lo sabremos, es imposible,

hay miles de teorías...

Es muy habitual en la propaganda rusa.

Sobre casi cualquier cosa se crea una maraña de teorías.

Con el objetivo de demostrar que la verdad no existe.

Todo es relativo. Hay muchas opiniones,

y no se puede saber la verdad.

-Fue en 2013.

Yo estaba trabajando en un periódico local.

Y vi un mensaje muy breve

de una mujer en una red social.

Contaba que le habían hecho una entrevista de trabajo muy rara,

en la que solo le preguntaron:

«¿Qué opina del Kremlin

y de la situación política actual?».

Y ella contestó que estaba en contra,

que se oponía frontalmente.

Y le dijeron: «Adiós, no es lo que buscamos.».

Le pedí el número de teléfono

con el que se pusieron en contacto con ella

y me hice pasar

por un profesor que buscaba trabajo.

Y fui a la fábrica de troles,

que está en un edificio moderno de estilo finlandés,

y trabajé allí como periodista encubierto durante un día.

Me pidieron que escribiera historias con perfiles diferentes,

así que tuve que actuar,

aunque no soy actor.

Después publiqué mi reportaje

y un par de meses más tarde,

conseguí una confidente dentro.

Se llama Lyudmila.

Trabajó allí un mes y algunas semanas,

y me dijo desde el principio

que quería conseguir que lo cerraran.

Le pedí que me enviara todo el material que pudiera,

para averiguar cómo funciona

y cuáles son las directrices que dan.

-Les presento a Lyudmila Savchuk,

una de las personas más valientes que he conocido.

Se infiltró en el famoso ejército de troles en 2015,

como periodista independiente.

Cuéntanos,

¿Qué hacen?

¿Qué ocurre allí?

-Todo el tiempo,

a cada minuto,

a cada segundo,

se están escribiendo comentarios a favor del Kremlin.

No solo comentarios,

sino también artículos,

porque hay falsos periodistas.

Gente que produce vídeos con mensajes desmotivadores.

Critican y alaban a la gente sin conocerla.

-En cuestión de minutos

después del asesinato de Boris Nemtsov

empezaron a aparecer comentarios

y publicaciones sobre ello

en todas las agencias de noticias

y las redes sociales.

Yo vi cómo se hizo.

Los jefes iban corriendo de un lado a otro,

diciéndonos:

Todo el mundo, poneos con lo de Nemtsov.

Hay que decir que el gobierno no ha tenido nada que ver.

Son difamaciones,

la oposición ha matado a uno de los suyos.

Cosas así.

Los troles,

los trabajadores de a pie,

no tenían ni idea de quién era Nemtsov,

pero se pusieron a escribir

todo tipo de cosas horribles sobre él,

e incluso quienes sabían de su importancia,

también dijeron cosas espantosas.

Había algunos más mayores,

que lo conocían,

pero también se pusieron a calumniarlo.

Una cosa es lo que piensan y otra lo que escriben.

Para quienes se oponen al régimen,

el mensaje estaba claro:

Podemos matar a cualquiera.

-Mis compañeros eran gente bastante normal.

Nada especial.

De edades e intereses diversos.

Gente corriente.

El contenido que escribíamos

era sobre todo de Ucrania:

tiroteos,

guerra,

Kiev,

Poroshenko,

Rusia,

economía,

occidente,

OTAN,

tiroteos en EE. UU.

y esas cosas.

Los temas más populares.

Yo no pensaba que estuviera traicionando a mi país ni nada así.

No era más que un trabajo.

Eso era lo también lo que nos decía el director:

que solo era un trabajo y nos pagaban por eso.

El que quisiera

se podía ir sin problema.

-Cuando empecé a denunciarlos públicamente,

el sistema empezó a trabajar contra mí.

Un ataque coordinado desde varias cuentas,

con varias llamadas en las que me preguntaban:

«¿No tienes miedo?,

¿Tienes hijos?».

Me preguntaban qué estaba pasando

y al final me decían:

«Estáte calladita, Lyudmila

hay gente a la que matan por eso».

Me tomé las amenazas muy en serio

y decidí llevar a mis hijos con su padre

para que se acostumbraran a vivir con él si a mí me pasaba algo.

Eso es lo que les espera a las personas que viven como yo.

-Mi vida era muy aburrida y normal,

pero todo eso cambió en 2014,

cuando me puse a investigar sobre los troles

de la propaganda en redes sociales.

-Nos resultó muy difícil ponernos en contacto contigo.

Lo intentamos de mil formas distintas,

pero no obteníamos respuesta.

Y es comprensible,

dado que has recibido tantas amenazas y tantos mensajes de odio.

Pero por fin lo conseguimos

y estás aquí.

Me especialicé en Rusia,

en la guerra de la información y el extremismo

y hoy os voy a contar lo que me ocurrió

cuando en 2014

empecé a investigar el por entonces

nuevo fenómeno de la guerra de información de Rusia.

Enseguida me convertí en el objetivo de una campaña de noticias falsas,

tanto en Rusia como a escala internacional.

Publicaron mis datos personales:

mi número de teléfono,

mi correo electrónico.

Un par de días después

empecé a recibir sms

y mensajes de correo de odio en ruso,

de distintas personas y troles.

E incluso recibí llamadas de un número ucraniano

con alguien disparando

o imitando el sonido de un disparo.

Hubo algunos activistas,

con identidades anónimas,

que publicaron una canción sobre mí.

El vídeo formaba parte de una campaña

que se organizó en las redes sociales.

Y Facebook ayudó a difundirlos,

porque descubrí que esos activistas

habían comprado visibilidad

para publicar calumnias

y burlarse de mí.

Ah, también investigaron mis antecedentes judiciales

y vieron que cuando tenía veintipico años,

o sea, hace 15 años,

me pusieron una multa de 300 euros

por consumo de drogas.

Así que empezaron a escribir a mis jefes

preguntándoles

que por qué contrataban a adictos.

-Si apareces en cualquier red social

criticando al Kremlin de alguna manera,

van a ir a por ti, a atacarte.

Te acosarán y difundirán todo tipo de cosas sobre ti en internet.

Desde la fábrica de troles.

En la primavera de 2015

también recibí un mensaje muy perturbador.

Alguien, el remitente,

se hacía pasar por mi padre,

que llevaba muerto 20 años.

-Sé que este trabajo es peligroso,

pero si te proteges bien,

no hay demasiado problema.

-¿Cómo te proteges?

-Siendo muy cauto.

Cuando alguien llama al timbre, no abro.

Si no estoy esperando a nadie,

no abro.

Nunca.

Si quieres venir a verme,

llámame antes.

Por lo general,

no cojo el teléfono si no conozco el número.

Cuando manejas información peligrosa

tienes que tener cuidado.

Es parte del trabajo.

-¿Cómo reaccionó tu empresa ante eso?

-De forma ejemplar.

No haría esto ni una sola vez

si no confiara en mi empresa.

Y no creo que nadie debiera hacerlo,

porque ahí es donde realmente te la juegas.

Es importante saber

que tu empleador te respalda

y es un verdadero profesional.

-Muchas gracias. -Gracias.

-Creo que lo más importante

que se puede hacer en Rusia ahora mismo

es dedicarse a desmontar noticias falsas

y a hacer investigaciones periodísticas.

Porque estamos en una situación

en la que el ámbito de la información está censurado por el gobierno

y la gente no recibe información real de lo que está ocurriendo.

Y los periodistas somos quienes debemos...

Explicar la situación,

aunque nos censuren,

aunque a algunos los maten o los amenacen,

tenemos la responsabilidad de mostrar

el lado más doloroso

de la política de este país.

-El día de Año Nuevo

estaba viendo un informativo

en uno de los canales de la televisión federal

y el presentador dijo

que en uno de los batallones del ejército ucraniano,

el Azov,

había miembros del ISIS.

-En el regimiento nacional ucraniano Azov

se han alistado varios militantes del estado islámico,

según demuestran las pruebas aportadas por los hackers

de CyberBerkut,

que consiguieron hacerse con el teléfono móvil

de uno de los soldados.

-Así que se supone

que los ucranianos pidieron al ISIS

que luchara con ellos

contra Rusia.

Me pareció una locura.

Algo impensable.

Así que me puse a buscar a esa gente,

o al menos,

el sitio en el que se grabó el vídeo.

-Reparé en un objeto que aparecía en una de las imágenes.

Si te fijas,

hay un rollo de cinta adhesiva.

Casi ni se aprecia, está en el suelo,

pero se ve el logo de la empresa que la ha fabricado.

No es muy conocida,

así que me puse a buscar información sobre ella.

Después de varias horas de investigación,

encontré la tienda online de la empresa:

está en Podolsk

Así que pensé, muy bien, en Podolsk.

Ahora tengo que encontrar las fábricas,

el edificio que aparece en el vídeo.

Estarán en Podolsk,

porque seguro que quienes han hecho el vídeo

compraron la cinta allí.

Estas son las imágenes que se tomaron en el edificio

que estamos buscando.

Y estas,

las especificaciones para la construcción de fábricas

de la era soviética.

Todos los edificios eran iguales,

por eso es tan difícil encontrar el sitio,

hay que fijarse en los detalles,

Y la principal diferencia

es esta ventana corrida,

idéntica a la del vídeo.

Pero estas otras ventanas

no son iguales,

así que este no es el edificio,

¡Qué lástima!

Cuando empecé mi investigación

no esperaba tardar un año,

o más bien diez meses,

en encontrar el escenario de la grabación.

Volví a ver las imágenes,

a analizarlas otra vez,

a fijarme en todos los pequeños objetos que aparecen.

Me fijé en lo que se veía

desde la ventana de uno de los vídeos.

Ahí hay una montaña,

parece una cantera de carbón.

¿Y cuál es la mayor región minera de carbón de los países

de la era postsoviética?

Pues la de la cuenca del Donéts,

que estaba bajo el dominio ruso,

así que pensé:

«Voy a buscar allí».

Y encontré más de 30 montañas artificiales.

Las estudié todas

hasta que topé con este sitio.

Es el sitio que estaba buscando.

Ahí se ve una puertecita,

¿La ves ahí?

Es esta de aquí.

Esta puerta.

¿No te parece maravilloso?

Encontré a la antigua propietaria de la fábrica.

Tenía instalado un museo de arte,

uno de los más grandes del este de Europa.

Y me mandó esta fotografía tan bonita,

de antes de la guerra.

Utilicé esta imagen del interior del edificio

para ilustrar mi investigación:

el mismo tubo, las mismas ventanas,

el mismo suelo, el mismo techo.

Se puede ir cambiando de una fotografía a la otra

para comparar.

Me he pasado varias horas después de publicarlo

moviéndome de una a otra.

Antes de la guerra,

después de la guerra.

¿Por qué alguien de este territorio

controlado por los rusos

hizo este vídeo?

¿Qué interés tenía?

La cuestión es que el mundo occidental

trataba de influir en el conflicto con Ucrania.

Es probable que los militantes prorrusos

quisieran mostrar a los Estados Unidos

o a la Unión Europea

que lo peor que podían hacer

era dar dinero a Ucrania,

porque acabaría en manos del ISIS.

Y habría atentados terroristas en Europa,

lo cual no es cierto.

Ucrania no tenía relación con el ISIS

y los atentados terroristas de Europa

no tuvieron nada que ver con Ucrania.

(Disparo)

-¡Tambil!

¡Tambil!

¡Allahu akbar!

-He comprobado si el vídeo apareció en la prensa

y he visto que hubo dos canales federales

que lo emitieron en los informativos.

Lo utilizaron sin darle más vueltas.

-El aumento del fascismo en Ucrania,

según datos aportados por CyberBerkut,

hará que miles de mercenarios se unan a sus filas.

Estas son imágenes de uno de sus campos de entrenamiento,

en los que los militantes organizan sus atentados

en el resto de Europa.

-El resultado llevó su tiempo.

Dediqué casi un año,

muchos meses,

a cubrir esta historia

y encontrar el sitio en el que se grabó el vídeo.

Creo que mereció la pena.

-En la sección estadounidense

trabajaban unas noventa personas.

Y aparte de traductores y redactores de contenido había analistas.

Me llamo Andrey Zahkarov

y trabajo para la revista RBK.

Mi especialidad son los reportajes

y artículos de investigación.

La primavera pasada

estuvimos investigando

el departamento de prensa de la fábrica

y descubrimos algunos ejemplos de campañas

dirigidas a los Estados Unidos.

Funcionaban muy bien,

en cuanto a los «me gusta» que conseguían.

Y la cantidad de veces

que la gente los difundía.

Eran contenidos muy provocadores.

Cuyo principal objetivo era crear tensión en el país.

En septiembre de 2014,

más de dos años antes de las elecciones,

la fábrica de troles

ya trabajaba en inglés en muchísimas plataformas.

No solo con textos,

sino con vídeos, memes,

editando páginas de wikipedia.

Era una campaña que lo abarcaba todo.

Había una cuenta que decía ser del movimiento

Black Lives Matter

a favor de los derechos de los afroamericanos,

y a veces,

parecían ser de izquierdas y otras, de derechas,

se diría que para cubrir todas las posibilidades.

-Se hacía de forma profesional.

Se analizaban los puntos débiles

para luego atacarlos.

-Trabajé en los foros estadounidenses.

Un 90 por ciento eran sobre política

y el 10 por ciento restante,

sobre otras cosas,

pero con una sección de política.

-Primero finges ser un paleto de Kentucky,

a continuación,

un blanco de Minnesota

que lleva toda su vida esclavizado pagando impuestos

y al momento siguiente eres de Nueva York

y publicas hablando en la jerga de los afroamericanos.

Vi un vídeo en Youtube

de un afroamericano,

que al final

resultó ser africano

vestido con un uniforme estadounidense

y disparando al Corán.

-Y me dijeron que era cosa nuestra.

¿No te parece increíble?

El uniforme era un desastre,

no tenía nada que ver.

Contrataron a un negro

y grabaron un vídeo,

que acabó siendo viral.

La forma que elijas para revolucionar a la gente es lo de menos,

puede ser en las noticias

o en foros políticos,

eso da igual.

-Todas las publicaciones eran de mucha calidad

en términos de marketing de las redes sociales.

Una imagen llamativa con un rótulo debajo.

Mensajes breves que dicen:

«¿Quieres que sean estadounidenses?

Van a ser estadounidenses».

Y en Secure Borders utilizaban fotografías de inmigrantes,

de mexicanos.

Es una página dedicada a cuestiones sobre la inmigración desde México.

-La forma que tenían de gestionar las cuentas es de manual.

Es la técnica perfecta para infiltrarse en una comunidad.

Buena parte de la narrativa que construían

giraba en torno a la idea de que las elecciones

estaban amañadas para que ganara Hillary.

-Robar unas elecciones en los Estados Unidos

puede ser la forma de asegurarse la victoria

para algún candidato.

-Es sencillísimo.

-Desde principios de 2016

era evidente que el Kremlin

había iniciado una campaña contra Hillary Clinton.

Solo había que ver lo que emitían y publicaban RT y Sputnik.

Todo estaba siempre en contra de Clinton,

de forma sistemática.

-Si nos fijamos en una cuenta denominada Tennessee GOP

buena parte de lo que publicaba

eran contenidos patrióticos sin más,

y poco a poco,

fueron aumentando la agresividad contra Hillary.

Y, de hecho, cuando Twitter suspendió la cuenta,

la extrema derecha estadounidense protestó enérgicamente.

Empezaron a preguntar por las redes cuál era el motivo de la suspensión.

-Hicieron un experimento desde San Petersburgo.

Encontraron una cámara web abierta en Nueva York

y publicaron un evento en Facebook

para ofrecer «perritos gratis» tal día a tal hora.

Y esperaron a ver si aparecía la gente.

Al ver que sí,

que la gente acudía,

se dieron cuenta de que podían convocar actos

en Estados Unidos desde San Petersburgo.

Y eso fue lo que comenzaron a hacer

en sus propias palabras,

era muy divertido.

Se lo estaban pasando muy bien con su trabajo.

-A mediados de 2016,

algunas de las cuentas de la fábrica de troles

habían entrado en contacto con ciudadanos estadounidenses.

Sobre todo con partidarios de Donald Trump.

-¡Pensacola con Trump!

-La fábrica de troles contacto con activistas estadounidenses,

con uno de Texas en particular,

que les aconsejó que centraran en algunos estados

a los que denominaban estados «morados»,

porque podían pasar del rojo al azul

o viceversa de unas elecciones a otras,

como Florida, por ejemplo.

Así que no fue casual que Florida se convirtiera

en uno de los focos de activismo de la fábrica de troles.

-La cuenta Being Patriotic

«ser patriota»,

tenía entre 17 y 20 campañas

de apoyo a Trump en Florida.

-Una vez que habían creado las cuentas y plataformas iniciales,

empezaban a interactuar con ciudadanos estadounidenses.

-¡Vamos, Trump!

Florida está contigo.

Aquí estamos todos, apoyándote.

-Lo grave es que en 2016

teníamos todas las pistas

para saber lo que estaba pasando,

pero nadie se paró a mirarlas.

-El grupo Corazón de Tejas

creó un evento público en Facebook

que tendría lugar el 21 de mayo de 2016

a mediodía en el centro islámico de Houston, Tejas.

contra la islamización de ese estado.

Acto seguido, la Unión de Musulmanes de Estados Unidos,

creó otro para, cito:

«preservar el legado islámico»,

a la misma hora y en el mismo sitio.

Lo que ninguno de los dos bandos sabía

es que los troles rusos

estaban alentándolos para enfrentarse en las calles

y crear división en la sociedad estadounidense.

Formar esos dos grupos

y pagar por sus anuncios

para organizar aquel enfrentamiento en Houston

le costó a Rusia unos 200 dólares.

-Señor Stretch usted comentó ayer

que el objetivo de su empresa es acercar a las personas,

y se diría que Facebook no han cumplido con él.

-En abril de 2014

se decidió que la fábrica de troles

trataría de interferir en las elecciones de 2016.

Eso son dos años y medio de preparación,

una campaña a largo plazo.

-Si lo comparamos con las elecciones británicas de 2017,

solo disponían de seis semanas,

muy poco tiempo para poner nada en marcha.

En Francia fue muy interesante

porque la campaña de Macron empezó muy pronto

y enseguida dijeron:

«Rusia está lanzando noticias falsas contra nosotros».

Fueron muy sinceros

reconociendo que pensaban que estaban siendo objeto de injerencias

por parte de Rusia.

Aquel fue un caso en el que hubo una campaña propagandística,

pero fue demasiado notoria y torpe y los descubrieron.

En Estados Unidos había sido facilísimo,

y aunque los analistas lo habían advertido,

la gente decía:

«bueno, aunque lo hagan no importa, Hillary va a ganar de todas formas».

Así que a los troles era muy fácil operar en ese entorno,

fue pan comido para la propaganda rusa.

-¿Intervino China en el pasado ciclo electoral,

trató de influir en él de algún modo?

-No me consta, senador.

-¿No le consta?

¿Y Turkmenistán?

No, senador. No me consta.

-Señor Stretch,

¿Cómo es posible que Facebook

que se precia de ser capaz

de procesar miles de millones de puntos de datos,

no se diera cuenta

de que los anuncios electorales

que se pagaban en rublos

venían de Rusia?

Esos son dos puntos de datos.

-En vista de los acontecimientos,

tendríamos que haber estado más atentos.

No reparamos en esos indicios.

-¡Ven «rublos» y un anuncio electoral

y no son capaces de pensar «mmm»?

Esos dos puntos de datos juntos no podían significar nada bueno.

-Senador, nuestro objetivo es asegurarnos

de evitar todo tipo de abusos.

-Mire su objetivo debería ser pensar en todo esto

un poquito más y mejor.

-Estas acusaciones deben servir como recordatorio

de que la gente no siempre es lo que dice ser en internet.

Las acusaciones se basan en que los conspiradores rusos

querían sembrar discordia en la sociedad estadounidense

y minar la confianza de los electores en la democracia,

y no debemos dejar que eso ocurra.

-La situación no es buena,

y se agrava día a día.

Yo, que estudié ciencias políticas en la universidad

y tengo conocimientos suficientes

sobre cómo se han desarrollado las democracias en otros países,

creo que tengo una responsabilidad mayor

para explicar lo que debe cambiar en este país.

Tenemos que intentar cambiar algo

y, si fracasamos,

por lo menos podremos decir que lo hemos intentado.

-La fábrica de troles sigue en funcionamiento.

Se han trasladado de un edificio de negocios

de San Petersburgo a otro,

pero el Kremlin sigue necesitando sus servicios

y ellos se los siguen prestando.

Los contenidos que la fábrica de troles genera y difunde

cada vez son más agresivos

y de mayor calidad.

Creo que, de alguna manera,

se debe a que nosotros,

los periodistas de investigación,

les estamos enseñando a protegerse

y a perfeccionar las campañas de desinformación.

Porque cuando empezaron, en 2013,

eran muy fáciles de desmontar.

Enseguida se veía que lo habían hecho ellos.

Ahora se lo trabajan mucho más.

Aunque sepas que los han hecho en la fábrica,

no lo puedes demostrar,

porque con el tiempo,

sus contenidos van siendo más elaborados y agresivos.

Documentos TV - Fábrica de mentiras

Además, en La Mañana de La 1 Verifica RTVE ha abordado alguno de los bulos más virales esta última semana para explicar bien claro en qué debe fijarse la ciudadanía que sospeche de los mensajes que le son compartidos en sus redes sociales.

¿Sirve de algo poner un salvaslip en la mascarillas para filtrar la Covid-19?¿Qué hay de cierto en las aglomeraciones de personas durante el primer día de paseos de los niños? Damos respuesta a estas pregunas en la sección de verificación de 'La Mañana' . Más información sobre bulos y desinformación en Verifica RTVE.

Noticias

anterior siguiente