Enlaces accesibilidad

El laberinto de los planes de igualdad

  • Los planes de igualdad son obligatorios para las empresas de más de 150 empleados desde este sábado
  • La falta de un registro unificado hace imposible conocer cuántas compañías tienen un plan en vigor

Por
Ilustración sobre un plan de igualdad
Ilustración sobre un plan de igualdad. Istock

Las empresas de más de 150 empleados están obligadas desde este sábado 7 de marzo a tener un plan de igualdad. Son un total de 5.452 sociedades, que deben cumplir con lo que marca la ley de igualdad, pero la mayoría no llegará a tiempo, según han explicado fuentes de CEPYME a RTVE.es.

En la actualidad, hay 746 planes de igualdad registrados en el REGCON (Registro de Convenios Colectivos) pero la secretaria confederal de mujeres de Comisiones Obreras, Elena Blasco, matiza que “no todos los planes de igualdad realizados en las empresas tienen la obligación de ser publicados, por lo que este número es mayor pero es imposible conocer el número real”.

El registro de planes de igualdad no está creado

Sobre el papel, el Real Decreto-ley de 2019 estableció la creación de un registro de planes de igualdad como parte del REGCON y fijó que sus características se detallarían en un reglamento posterior. Desde UGT, Cristina Antoñanzas, critica que “a pesar de haber transcurrido casi un año, el registro de planes de igualdad no está creado y no se ha aprobado el desarrollo reglamentario”.

Para terminar de complicar las cosas, el real decreto también indica que el registro podrá hacerse ante las autoridades laborales competentes de las Comunidades Autónomas. Fuentes del Ministerio de Trabajo apuntan a RTVE.es que “las comunidades autónomas tienen que comunicarlo al Ministerio pero no lo han hecho”, mientras que en CC.OO. añaden que “no hay un criterio uniforme de la autoridad laboral en cuanto al procedimiento de registro”.

Aplicación escalonada

La obligación de tener un plan de igualdad afecta a todas las empresas con más de 50 trabajadores. Las de más de 250 ya deberían tenerlo en vigor, las de más de 150 están obligadas desde este sábado, las de más de 100 tienen un año más y para las de más de 50 empleados el límite es el 7 de marzo de 2022.

Así, en tres años pasaríamos de 4.806 compañías a 31.050 empresas con planes de igualdad, según los cálculos de los sindicatos. Por su parte, el Ministerio de Trabajo indica que hay 25.050 empresas entre 50 y 249 personas en plantilla que tienen la obligación de implantarlos en los próximos dos años.

UGT denuncia que solo un 8 % de las grandes empresas disponen de un plan de igualdad, según los datos del REGCON, pero que esté registrado no significa que esté en vigor, hay muchos planes caducados y a la inversa, hay planes vigentes que no aparecen. Por ejemplo, consta el plan de igualdad de la Corporación RTVE para el período 2012-2015 pero no sus actualizaciones.

La incertidumbre normativa del registro también hace que algunas empresas están inscribiendo ahora planes antiguos, verbigracia, la empresa tecnológica Arsys ha registrado con fecha 20 de febrero un plan de 2009.

1.547 empresas han recibido 10 millones para sus planes

El Ministerio de Igualdad también admite que “no se tiene conocimiento de cuántas de estas empresas de más de 150 personas tienen pendiente esta tarea”. Este ministerio concede ayudas para realizar planes de igualdad pero no establece la obligatoriedad de registrar los planes que se subvencionan.

Desde 2008, 1.547 empresas han recibido subvenciones por un importe de más de 10 millones de euros para realizar planes de igualdad lo que supone una media de más de 6.500 euros por sociedad. La particularidad de estas convocatorias es que se centran en “las pequeñas empresas y entidades que no están obligadas por ley, para el fomento de la igualdad efectiva de hombres y mujeres”.

Desde CEPYME apoyan el objetivo de los planes de igualdad pero señalan “el incremento de trámites burocráticos que supone para las empresas, que tienen una especial incidencia en empresas de menor tamaño, ya que tienen menos estructura y menos recursos”.

Falta el desarrollo reglamentario

Fuentes de CEPYME señalan “problemas de aplicabilidad" del Real Decreto, ya que suscita controversias de interpretación. No obstante, añaden que "la aprobación del reglamento de desarrollo del Real Decreto clarificará todas estas cuestiones”.

Los sindicatos forman parte de las comisiones negociadoras de los planes de igualdad pero tampoco tienen representación en todas las empresas obligadas a establecer medidas para eliminar la discriminación por razón de sexo por lo que sus datos son parciales. UGT ha negociado 403 planes de ámbito estatal, el 8,38 % de las grandes empresas (más de 250 empleados) que estaban obligadas a negociar un plan de igualdad desde el año 2007.

De estos planes, dos tercios corresponden a la Federación Estatal de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC), un 26,55 % a la Federación de la Industria, Construcción y Agroalimentaria, mientras que solo un 6,69 % pertenecen a la Federación de Servicios Públicos de UGT, lo que significa que las administraciones no están dando ejemplo. El Congreso y el Senado acaban de presentar un plan conjunto de igualdad.

El seguimiento de los planes de igualdad se especifica en el propio plan e incluye desde la periodicidad del seguimiento a las personas que forman parte de la comisión de seguimiento y los mecanismos de control. En casos de desacuerdo, "se ha solicitado la intervención de la comisión paritaria de igualdad sectorial, incluso de la Inspección de Trabajo", según CC.OO. 

Sanciones sin poder disuasorio

Las empresas pueden ser sancionadas por no cumplir con los planes de igualdad con multas de entre 626 y 6.250 euros. UGT considera que "estas sanciones adolecen de una finalidad disuasoria, ya que hubiera sido necesario que dichas sanciones se hubieran elevado sustancialmente y no se ha hecho". Desde el Ministerio de Igualdad matizan que si una empresa comete una infracción muy grave, que se le conmuta por un plan de igualdad, y pese a todo no lo elabora o no lo aplica, la multa puede ir de 6.251 a 187.515 euros.

Ante la posibilidad de multas, en CEPYME creen que "para llevar a cabo este tipo de normas es más importante el conocimiento y la ayuda que la obligatoriedad" añaden que "ayudando a las empresas, sobre todo si son de reducidas dimensiones, y faciltando los trámites burocráticos todo lo que sea posible se avanzará en mejores resultados".

Elena Blasco de CC.OO. destaca que "un plan de igualdad siempre busca identificar, corregir y prevenir la discriminación y la desigualdad laboral, el hecho de que lo busque y lo consiga ya supone un beneficio no solo para su plantilla sino para la empresa, que se beneficiará de un mejor clima de trabajo que hará aumentar la productividad". En resumen, los planes de igualdad son herramientas para garantizar las oportunidades y un trato justo entre hombres y mujeres pero su implantación en el ámbito laboral avanza con dificultad.

Noticias

anterior siguiente