Enlaces accesibilidad
Violencia juvenil

Unos 25 encapuchados asaltan un centro de menores extranjeros no acompañados en Castelldefels

  • Uno de los menas tuvo que ser trasladado al hospital y dos educadores también fueron atendidos por contusiones
  • Los incidentes del fin de semana han precipitado el traslado de los 35 menores extranjeros no acompañados a otro centro

Por
Unos 25 encapuchados asaltan un centro de menores extranjeros no acompañados en Castelldefels

Un centro de Castelldefels, en la provincia de Barcelona, que acoge a 35 menores extranjeros no acompañados, conocidos como menas, tutelados por la Generalitat, fue asaltado el sábado por la noche por unos 25 encapuchados que causaron destrozos en el establecimiento y agredieron a dos educadores y un interno, que tuvo que ser trasladado a un hospital.

Según ha informado en un comunicado el Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, hacia las 21:30 horas del sábado unas 25 personas encapuchadas entraron en el centro, causaron numerosos desperfectos en el edificio e intentaron agredir a los educadores y menores que en ese momento se encontraban en él.

El equipo de profesionales del centro pudo proteger a los menores, aunque uno de ellos tuvo que ser trasladado al hospital barcelonés de Viladecans  mientras que dos educadores también fueron atendidos por contusiones.

Pedradas entre menas y jóvenes locales

El Departamento precisa que el mismo sábado un grupo de jóvenes migrantes que volvían al centro y jóvenes del municipio habían protagonizado una discusión que acabó con el lanzamiento de piedras.

En este sentido, fuentes policiales han señalado que los Mossos recibieron hacia las 20.00 horas del sábado un aviso del 112 porque un grupo del centro de menores de Castelldefels estaría lanzando piedras a otro grupo de jóvenes del municipio y a sus vehículos, aunque la patrulla que se personó en el lugar no pudo identificar a los autores.

Los agentes constataron, no obstante, que no había ningún herido, que no se habían producido daños materiales y que no se llegó a presentar denuncia por estos hechos.

Poco después, los jóvenes del municipio se habrían dirigido al centro que acoge a los menas causando daños materiales y agrediendo a tres personas, que fueron atendidas en un hospital, por los que los Mossos abrieron diligencias para aclarar los hechos e identificar a los autores.

Centro de Castelldefels que ocupaban provisionalmente los menas implicados en las peleas

Los 35 menores extranjeros no acompañados serán trasladados hoy mismo a otro centro. EFE / ALEJANDRO GARCÍA

Asimismo, los Mossos recibieron otro aviso sobre las 18.30 horas de este domingo de que miembros del grupo asaltante se habían concentrado ante las puertas del centro en actitud agresiva, por lo que se desplazó al lugar un contingente de orden público, sin que el incidente fuera a más.

Estas fuentes han señalado que los Mossos ya han identificado a los menores que presuntamente hicieron los lanzamientos de piedras y que también habría algún identificado entre los jóvenes encapuchados que protagonizaron el posterior asalto.

Los menores tutelados, trasladados a otro centro

Los 35 menores extranjeros no acompañados, conocidos como menas, del centro municipal de Castelldefels, en Barcelona, van a ser trasladados este mismo lunes a otro equipamiento acondicionado a sus necesidades. Así lo ha afirmado la alcaldesa de Castelldefels, María Miranda, después de que unos 25 encapuchados entraran el sábado por la fuerza al centro.

En declaraciones a los periodistas, la alcaldesa ha condenado los hechos y ha recordado que los 35 menas llegaron el pasado mes de diciembre al centro Cal Pinxo, propiedad del Ayuntamiento y dedicado a la formación medioambiental, por un período "transitorio" y "de urgencia", mientras la Generalitat les buscaba un lugar más adecuado.

"Incluso se hablaba de un mes, pero después de pasar este tiempo se ha ido alargando la estancia", ha explicado Miranda, que ha asegurado que tenía la "confirmación" de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) de que el 15 de marzo, el próximo viernes, la Generalitat trasladaría a los menores a un nuevo centro.

Sin embargo, a raíz de los incidentes ocurridos el fin de semana, el traslado de estos menores se ha precipitado y serán llevados hoy mismo a otro equipamiento, según la alcaldesa, que ha subrayado que la decisión de ubicar a este grupo de menores en Cal Pinxo, equipamiento situado a las afueras del municipio, fue adoptada de forma "unilateral" por la Generalitat por una cuestión de necesidad, pese a no disponer el centro de unas "condiciones adecuadas".

Condenas institucionales

La alcaldesa de Castelldefels, María Miranda, ha comentado que los menas acostumbraban a bajar al pueblo en grupo y que en varias ocasiones se habían producido "pequeñas peleas sin mayor importancia" con jóvenes del municipio.

El consistorio ha pedido "responsabilidad" para esquivar los discursos xenófobos y ha negado que la llegada de los menas a Castelldefels haya implicado un incremento de los delitos, ya que las cifras expuestas durante la Junta de Seguridad de la semana pasada lo desmienten.

El Departamento de Trabajo ha expresado "su condena más enérgica" por el asalto a este centro de menores extranjeros y, en este sentido, el conseller, Chakir el Homrani, ha afirmado que "este tipo de ataques violentos no tienen cabida en nuestra sociedad y son detestables por violentos, intolerables por injustos y del todo contrarios al sentir mayoritario de la sociedad catalana".

El conseller se ha reafirmado en que "el compromiso del Govern y de mi personal es hacer frente a cualquier actitud violenta hacia el colectivo que sea y venga de donde venga".

El Homrani ha asegurado que, como en ocasiones anteriores, el Govern "se presentará como acusación particular contra los agresores en defensa de los derechos de los niños" y que, además, también "se presentará una denuncia a la Fiscalía de delitos de odio".

El centro que acoge a los menores es el equipamiento municipal de Cal Ganxo de Castelldefels, que desde finales del pasado año acoge a 35 menores tutelados por la Generalitat.

Noticias

anterior siguiente