Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

El corresponsal de TVE en México, Íñigo Herraiz, entrevista al periodista salvadoreño Óscar Martínez, autor del libro 'Los muertos y el periodista', en el que rescata el caso de un expandillero y de su familia, que acabaron masacrados por la policía, para retratar con crudeza el abismo de violencia y de la miseria en el que viven buena parte de los salvadoreños, y reflexionar con una honestidad brutal sobre el oficio de periodista.

Noticia   Comando Actualidad  

  • El botellón es más violento que nunca, se convoca por redes sociales y se extiende por todo el país
  • ¿Cómo lo viven los vecinos? ¿Qué dicen los jóvenes? ¿Es suficiente la presión policial? 
  • Este martes a las 23:50 en La1, Comando Actualidad analiza este fenómeno en "Territorio botellón"

 José María Jarabo Pérez - Morris protagonizó 72 trepidantes horas en el Madrid de 1958. En esos tres días le dio tiempo a matar a cuatro personas, pasar una noche más de farra y ligue en Chicote y, pese a la sangre y el calor de julio, no dejar nunca de tener un aspecto impecable. Pasó cuatro años en la cárcel en Nueva York acusado de tráfico de drogas y pornografía. Las crónicas le describen como un tipo de increíbles habilidades sociales y seductoras.

Pedro Águeda repasa desde el informativo 24 horas de RNE las principales crónicas negras de la historia de España.

Pedro Águeda nos traslada hasta el 6 de octubre de hace 40 años, cuando se estrenó Navajeros de Eloy de la Iglesia. Su protagonista es el Jaro, personaje inspirado en un delincuente juvenil que con su banda de adolescentes tuvo en jaque a la policía de finales de los años 70. Su nombre es José Joaquín Sánchez Frutos y nació en la localidad toledana de Villatobas en 1962. Él y sus hermanos no lo tuvieron fácil. Su padre se ganaba mal la vida en el campo y los niños quedaban al cuidado de una madre alcohólica. Cuando José Joaquín tenía ocho años emigraron a Madrid y vivían en una casa abandonada. Era un chaval bajito, de piel clara, con unas dotes únicas de líder, según reconocía la propia Policía. A los doce años entró por primera vez en un reformatorio, después habría hasta una treintena de entradas y salidas. Hasta cuarenta jóvenes llegaron a integrar su banda, la banda del Jaro, llevando a cabo atracos a tiendas, tirones, robos de coches y hasta alguna sucursal bancaria. En el verano de 1978, con 14 años, asaltaron un chalet en Somosaguas y hubo un enfrentamiento a tiros con la Guardia Civil.

Los Proud Boys, los chavales orgullosos, nacieron hace cuatro años y están considerados un grupo de odio y de extrema derecha. Se autodefinen como nacionalistas occidentales. Sólo admiten hombres, son violentos, racistas e islamófobos. Facebook, Twitter o Instagram tienen cerrados sus perfiles por dinfundir mensajes de odio.

Adolescentes de un futuro diferente. ¿Cómo educar en una realidad que será muy distinta a la que conocemos? ¿Cómo acercarnos a su mundo? ¿Cómo descubren el mundo a través de Internet? Jaume Funes, psicólogo, educador y periodista, y la psiquiatra Abigail Huertas, en el Servicio de Psiquiatría del Niño del Adolescente del Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del Hospital Gregorio Marañón.

El aumennto de la inseguridad en algunas ciudades españolas, como Barcelona o Zaragoza, ha hecho crecer las voces que piden un endurecimiento de las penas tanto para los delincuentes reincidentes como para los menores que cometan algún delito. Para Ignacio Berdugo,  catedrático de derecho Penal de la Universidad de Salamanca,   una revisión del Código Penal no va a acabar con la criminalidad. Cree que la clave está en tener una justicia rápida y en aumentar la presenta policial como medida disuatoria. 

Barcelona vive uno de los veranos más convulsos que se recuerdan. En la capital catalana han aumentado los homicidios y los robos violentos, algo que preocupa a los Mossos d'Esquadra que, sin embargo, insisten en que no se trata de algo alarmante o excepcional. Los vecinos de algunos barrios de la ciudad conviven desde hace décadas con la inseguridad a la vuelta de la esquina. Es el caso del Raval, como ha explicado Lluís González, el portavoz de la Asociación de Vecinos.

Un bonito cadáver

Capítulo 4: El virus

Si hablamos de delincuencia, cárcel y drogas en los 80 era cuestión de tiempo que llegáramos a una de las mayores epidemias de esta década. el SIDA. En esta época aún se desconoce casi todo de la enfermedad y su diagnóstico es sinónimo de muerte. 36 millones de personas han muerto de SIDA en el mundo. Muchos de ellos lo hicieron en los años ochenta.

En este capítulo de Un bonito cadáver nuestros protagonistas llegan a la cárcel o al reformatorio. Para todos ellos la cárcel es más una forma de cronificar sus situación que un medio de reinserción. Para Dani la cárcel fue un golpe de realidad que le sacó de golpe de su vida "cool", para Anchy fue el lugar en el que se desarrolló su matrimonio y para Javier fue su identidad de por vida. El Pera pasa por distintos reformatorios sin dejar de fugarse de ellos. Bienvenidos a la cárcel.

En este segundo capítulo de Un bonito cadáver asistimos a un paulatino proceso de naturalización, de normalización de la delincuencia. "Robar es fácil, lo difícil es dejar de hacerlo" dice El Pera. También vemos como los atracos se van haciendo más grandes y durante un breve periodo de tiempo llega a dar la sensación de que las cosas van bien. Es un periodo intenso y breve pero, de momento, en sus vidas todavía se puede sentir que son "los buenos tiempos".

Arrancamos la edición nº 603 de El canto del grillo hablando con la magistrada canaria Reyes Martel. Su labor está revolucionando la justicia en las islas porque dicta sentencias para que los jóvenes recapaciten y reconduzcan su vida aprendiendo a respetar a los demás y reforzando los lazos con sus progenitores.

-->