Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

La alerta ante el repunte de hechos violentos relacionado con bandas juveniles ha conducido a la puesta en marcha de planes de actuación en distintos lugares. Un equipo de Informe Semanal ha acompañado en Madrid a una patrulla de la Unidad de Prevención y Reacción de la Policía Nacional durante una noche. Esta unidad forma parte del dispositivo extraordinario que está en funcionamiento desde principios de febrero, después de que en el primer fin de semana de ese mes se produjeran enfrentamientos entre bandas rivales con dos jóvenes muertos. En esos grupos están integrados unos 350 miembros activos, según cálculos policiales. "En España, en Madrid en concreto, no vive nadie de una banda, de una banda juvenil no se vive. Son escuelas de delincuentes", nos dice un inspector jefe de la Brigada de Información que participa en ese dispositivo, y añade que por eso es importante ponerles freno. "El problema de los chavales que están en la calle es que el sistema permite que no haya nada para ellos y que no ofrezca alternativas", asegura Gonzalo Sarmiento, coordinador de la Asociación Lakalle, y que cuenta con la experiencia que le da haber participado en la resolución de un conflicto entre bandas. También hemos hablado con Mariah Oliver, que perteneció a los Latin Kings y que ahora es profesora de Instituto y colabora con la red Transgang, un proyecto impulsado por la Universidad Pompeu Fabra que trabaja en un libro blanco sobre las bandas juveniles en Europa.

Hoy en Por tres razones hablamos de salud y educación sexual. Después de recopilar y analizar numerosos datos sobre la tendencia y comportamientos de adolescentes en la actualidad respecto a la sexualidad, descubrimos que la falta de acceso a una información segura en ambientes como la familia, el centro educativo o la medicina, hace que los jóvenes recurran a internet y a la pornografía como fuente de información, perpetuando roles y situaciones de violencia.

Ante la carencia y la falta de información sobre sexualidad en centros educativos, diferentes organizaciones y asociaciones se han puesto en marcha para conseguir cambiar una tendencia cada vez más extendida, en la que los jóvenes y adolescentes no cuentan con la información necesaria y segura sobre sexualidad, ya que la buscan en internet y redes sociales resolver sus dudas. Una de estas asociaciones es ¡A Clasex!, que comenzaba a andar en 2021 gracias a Beatriz Barbadillo y Alba Gómez Gil, dos sexólogas que trabajan ofreciendo talleres y formación en centros educativos. Según Beatriz y Alba, la importancia de la educación sexual no sólo se refleja en una reducción de diagnósticos de ETS o embarazos no deseados, sino que puede prevenir la violencia machista y la asunción de las imágenes reproducidas en la pornografía como una realidad. Desde ¡A Clasex! trabajan por educar a una sociedad cuyos datos reflejan violencia y machismo para intentar reducir los estereotipos de género y los tabús respecto a la sexualidad, que se aplica a todos los factores de nuestra vida.


Por último, hablamos con Juan Martín, coordinador del Centro Internacional sobre el Envejecimiento (CENIE) que nos habla de cómo abordan desde este organismo la realidad de las personas de la tercera edad. Nos explica cómo era la educación sexual en el ámbito educativo de su generación, cuyas conclusiones reflejan que, si bien la formación en este aspecto siempre ha sido deficiente, es cierto que generaciones pasadas han tenido que sobrellevar estos temas rodeados de tabú, vergüenza en una sociedad fruto de la dictadura y la religión. 

Hoy en Por tres razones analizamos las motivaciones de los jóvenes que han pertenecido o pertenecen a bandas juveniles de la calle. El proyecto Transgang, iniciado hace cinco años, analiza e investiga procesos de mediación y resolución de conflictos que son aplicables a estos grupos en varias ciudades de distintos continentes. Carles Feixa, antropólogo e investigador principal del proyecto, afirma que su línea se basa en el trabajo de campo, recogiendo experiencias y testimonios de miembros y ex miembros, analizando el entorno social e institucional que rodea a las conocidas como 'bandas latinas', que deberían ser apodadas como organizaciones juveniles de la calle, y que se conforman como grupos que otorgan a sus miembros un sentimiento social de cohesión y pertenencia que puede faltar en otros sectores socioculturales al sentirse excluidos. Según Feixa, los jóvenes que pertenecen a estas organizaciones no necesitan más atención mediática, sino más actuación en la realidad, con el objetivo de redirigir y redireccionar sus objetivos, ya que el problema no existe en el grupo creado sino en sus objetivos, que puede enfocar su motivación a través de otras vías como las culturales o de ocio.

Conocemos en primera persona la historia de dos personas que han pertenecido a estas organizaciones y que han decidido dejarlas. Alberto Díaz, pastor del Centro de Ayuda Cristiano de Madrid y director del Observatorio de Bandas Latinas, nos explica cuáles son las posibilidades que tienen los jóvenes que han ingresado en estos grupos para poder salir de ellos. Asimismo, nos cuentan su experiencia dos ex miembros de estas organizaciones que llegaron incluso a ser adictos a las drogas. Artur, ex Latin King, explica que llegó a ser uno de los más altos cargos dentro del organigrama de la organización, y que estuvo durante 15 años dentro, llegando a ser una persona que reclutaba a otras. Jenny, ex miembro de Trinitarios, explica que ingresó a la banda por una relación amorosa con uno de sus líderes y que se quedó embarazada con 14 años.

La Policía aumenta la vigilancia frente a las bandas juveniles, después de las reyertas de hace unos días en Madrid en las que murieron dos jóvenes. En la capital no ha habido incidentes significativos, pero los agentes han identificado a 3.000 personas y han detenido a 37, no todas relacionadas con pandillas violentas. En Zaragoza, ha habido una macrorredada este fin de semana.

Foto: EFE/SEBASTIÁN MARISCAL

Comienza un fin de semana con refuerzo policial en Madrid para evitar que se repitan las reyertas entre bandas en las que murieron dos jóvenes. El Telediario ha hablado con una mujer que perteneció a una de esas bandas y pide apoyo social para los adolescentes vulnerables que pueden acabar en un uno de estos grupos violentos. También los expertos y educadores aseguran que, más allá de la respuesta policial, es importante trabajar con estos grupos para prevenir los comportamientos violentos.

Foto: Getty

Hablamos con Katia Núñez, antropóloga investigadora del proyecto TRANSGANG experta en bandas juveniles, con las que ha trabajado más de seis años. ¿Existe un incremento de la violencia entre bandas o han coincidido varios sucesos en los últimos días? "Creo que esta violencia ha estado desde hace mucho tiempo. Llevamos 20 años con este problema de las bandas. Hay picos de violencia por alguna situación específica, alguna vendetta pendiente. Desde mi punto de vista es lo que ha pasado en estos días", explica la investigadora que sostiene que no es que haya un incremento o haya aumentado la actividad. Katia Núñez cree que este fin de semana, con un gran número de Policía en las calles, los integrantes de estas bandas "no se van a arriesgar a cometer ningún acto. Es un riesgo muy grande para ellos mismos". Núñez indica que, además de las medidas policiales y judiciales, que no han terminado con este problema, es fundamental que haya una intervención social e integral con estos jóvenes en los barrios. ¿Cuál es el perfil de los jóvenes que ingresan en bandas? "Creo que no hay un perfil específico. Son jóvenes que están en determinados barrios donde ellas evolucionan. Entienden que son sus grupos de iguales, que se lo pueden pasar bien con ellos, que tienen respeto, popularidad, se sienten como en una familia... Yo no hablaría de un perfil específico, hablaría de una situación socioeconómica de un barrio específico", explica. Núñez destaca que cada vez son más jóvenes las personas que deciden integrar bandas callejeras: "Cuando yo empecé la investigación empezaban con 13, 14, hasta 15 años, pero ahora son muy jovencitos". Estas bandas suelen dedicarse al menudeo de la droga y no mueven grandes cantidades de dinero, según ha podido comprobar la investigadora: "Los chavales con los que he estado trabajando tienen que pagar una cuota semanal de unos 7/8 euros". Núñez tampoco podría hablar de que exista una captación de estos jóvenes para formar parte de las bandas: "Creo que llama la atención, porque yo tengo unas determinadas necesidades y me quiero unir a un grupo que me las suple. Por ejemplo, como protección o porque me falta un apoyo en mi familia. Me acerco a un grupo que es popular y que me va a dar, además de estar con un grupo de iguales, me va a suplir esas necesidades". 

Más de cien agentes de la Guardia Civil han intervenido en la macrooperación policial contra la banda Dominicans Don't Play en Toledo y Madrid. La investigación empezó hace más de un año y ha acabado con once detenidos. Tres de ellos están acusados de ser los autores materiales de la muerte del joven de 25 años apuñalado este fin de semana en Usera, Madrid.

Foto: Efe

En España hay 600 mil mujeres protegidas por el sistema VioGén, de la cuales 836 son menores de edad. 360 de ellas se encuentran en riesgo bajo, más de 170 en medio y 15 en riesgo alto, llegando incluso a necesitar protección durante 24h. El sistema con el que se mide la peligrosidad se basa en un cuestionario en el que se tienen en cuenta las declaraciones de la víctima sobre el gresor y la observación de la policía, tal y como ocurre con las mujeres mayores de edad. El sistema sirve para dar apoyo y acompañamiento por parte de un policía y no es necesario que exista una denuncia previa.

Informa Alba Urrutia.

Las recientes reyertas en Madrid han hecho saltar todas las alarmas. La última ocurrió el pasado domingo en una plaza del distrito madrileño de Ciudad Lineal: un joven de 22 años resultó herido por arma blanca. Ante el aumento de estos ataques violentos, la policía investiga si se trata de enfrentamientos entre bandas juveniles. Un exmiembro de los 'Latin King' ha contado a TVE su experiencia.

Foto: EFE/Ayuntamiento de Madrid

La directora del IES IBaialde de Burlada fue gravemente herida al ser golpeada por un menor , a las puertas del colegio. Intentó evitar que este joven agrediera a tres chicas, entre ellas su ex-pareja, y recibió un fuerte puñetazo en el ojo del que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente. DIce que lo volvería a  hacer y pide que no se criminalice a toda la juventud.

La muerte de dos jóvenes de 15 y 25 años en Madrid como consecuencia de varias peleas con arma blanca ha hecho saltar las alarmas sobre la violencia callejera. Afecta con especial virulencia a grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia, aunque no es un problema exclusivo de España. En la Mesa del Mundo, abordamos este asunto con nuestros corresponsales en Washington (Fran Sevilla), París (Antonio Delgado), Londres (Sara Alonso) y Jerusalén (María Gámez).

Más de 20.000 personas murieron en Estados Unidos por disparos en 2021. En lo que llevamos de 2022, la violencia en las calles de las grandes ciudades ha repuntado. El gobierno de Joe Biden ha puesto en marcha un plan para reforzar la policía y las actividades extraescolares, con el fin de evitar que se formen estos focos de violencia. En Reino Unido la principal amenaza no son las armas de fuego, sino los apuñalamientos. Hoy mismo ha fallecido una joven de 18 años en Londres. En Francia han vivido un repunte de los delitos contra las personas en general, aunque no específicamente en las grandes ciudades. Destaca especialmente el caso de Palestina, donde la pobreza, la ausencia de instituciones y de  servicios adecuados se suma  a la facilidad para conseguir armas.


 

El Centro de Ayuda Cristiano en el barrio madrileño de Usera, ha conseguido a través de su proyecto “Fuerza joven” sacar de las bandas a más de 300 jóvenes en los últimos 5 años. Sin embargo, muchos jóvenes no han tenido la misma suerte. Este problema se ha visto favorecido por la pandemia ya que bandas como Domican Don't Play o los Trinitarioshan intensificado la captación en redes sociales. Desde el Centro de Ayuda Cristiano defienden un mensaje de esperanza que se basa en dar apoyo a estas víctimas. Informa Clara Kronborg.

Hablamos con el periodista salvadoreño Óscar Martínez, redactor jefe de Elfaro.net y autor del libro "Los muertos y el periodista", en el que refleja los desafíos laborales, psicológicos y personales a los que se enfrenta como reportero que trabaja en una zona del planeta caracterizada por una violencia extrema, y en la que el narcotráfico, los sicarios y la corrupción policial y política son elementos habituales.

Casi 200 millones de niños viven en zonas de guerra, son datos que Save the Children incluye en su sexto informe sobre la campaña global 'No a la Guerra contra la Infancia'. Unos 200 millones de niños son víctimas de la violencia, pero también del cambio climático y de la hambruna. También informan de que casi 1300 millones de menores viven en países donde se recluta a los niños a la fuerza. En 2020 han contabilizado unos 8.600 menores, unos 25 al día, según la ONU,

FOTO: EFE/Daniel Sánchez

El Día Internacional de los Derechos de la Infancia se celebra el 20 de noviembre, conmemorando la fecha en que la ONU firmó la declaración de los Derechos del Niño. La ley que los protege frente a la violencia se aprobó hace unos meses. Repasamos sus puntos más importantes con Jorge Cardona, exmiembro del Comité de los Derechos del Niño de la ONU, en un acto organizado por el Ministerio de Derechos Sociales que también da voz a las víctimas de violencia.

La empresa Yves Saint Laurent Beauté y la Fundación Ana Bella han lanzado el programa El abuso no es amor, con el objetivo de concienciar a los jóvenes españoles sobre las relaciones abusivas. El proyecto, que forma parte de L'Oréal for the Future, el compromiso de sostenibilidad del Grupo L'Oréal, se centra en sensibilizar a los jóvenes para que puedan identificar los nueve signos principales de una relación abusiva. Para ello está prevista la formación de 23.000 jóvenes en tres años, 3.200 en 2021 en diferentes ciudades españolas.

El programa, que forma parte del compromiso de sostenibilidad del Grupo L'Oréal: L'Oréal for the Future, está presente en 17 países en donde la marca colabora con ONG de todo el mundo para combatir este problema de la sociedad mediante la concienciación y la educación sobre las señales de alerta.

En España, la iniciativa cuenta con la colaboración de la Fundación Ana Bella, que trabaja con jóvenes en colegios, escuelas de FP, institutos y universidades de toda España para aumentar su conciencia sobre el comportamiento sexista y la igualdad entre mujeres y hombres, especialmente en sus relaciones de pareja.

Los jóvenes han comenzado a recibir formaciones de dos horas en las que el alumnado aprende las claves para mantener relaciones sanas, las señales de alarma para identificar los nueve signos que revelan una relación abusiva y cómo ayudar a alguien que se encuentre en una relación de estas características.

Noticia   Comando Actualidad  

  • El botellón es más violento que nunca, se convoca por redes sociales y se extiende por todo el país
  • ¿Cómo lo viven los vecinos? ¿Qué dicen los jóvenes? ¿Es suficiente la presión policial? 
  • Este martes a las 23:50 en La1, Comando Actualidad analiza este fenómeno en "Territorio botellón"

Los botellones son un fenómeno que los jóvenes tienen desde hace tiempo como una alternativa más en el ocio y que la pandemia ha hecho proliferar surgiendo macrobotellones más violentos. Con el antropólogo Carles Feixa hablamos de las razones que llevan a este sector de la población a convertir este fenómeno en algo estructural a la hora de socializar. 

Hay pequeños que canalizan su ira y su frustración pegando o insultando a sus padres. En edad infantil es ciertamente muy molesto y toca enseñar a gestionar una conducta absolutamente inadecuada; pero muchas veces subyacen otros problemas. Y en edad adolescente, el asunto se torna mucho más serio. ¿Es maltrato?