Enlaces accesibilidad

La tasa de inflación se modera al cierre de 2018 hasta el 1,2%

  • La evolución del IPC es consecuencia de la bajada de los precios de los carburantes, sobre todo gasóleo y gasolina

Por
Gente paseando delante de un comercio de Barcelona
Gente paseando delante de un comercio de Barcelona. REUTERS/Albert Gea/File Photo

El Índice de Precios de Consumo (IPC) ha cerrado 2018 en el 1,2%, cinco décimas menos respecto a la tasa interanual registrada en noviembre, según el dato adelantado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En la moderación de los precios en diciembre, que subieron ese 1,2%, destaca -según Estadística- la bajada de los carburantes, sobre todo del gasóleo y gasolina.

El cierre de 2018 en el 1,2% supone -de confirmarse- que la tasa de inflación fue una décima superior a la del cierre de 2017, cuando fue del 1,1%.

Los precios subieron más entre mayo y octubre

La tasa de inflación se ha moderado nueve décimas en los dos últimos meses del año y se sitúa en niveles similares a los del primer cuatrimestre del año. Aunque el IPC comenzó 2018 en el 0,6%, se situó luego en el 1,1% en febrero, el 1,2% en marzo y el 1,1% en abril.

Los seis meses siguientes la tasa se situó por encima del 2%, el nivel que es el objetivo del Banco Central Europeo (BCE). En mayo subió al 2,1% y en junio al 2,3%. En julio y agosto se situó en el 2,2% y en septiembre y octubre repuntó hasta el 2,3%.

Por su parte, la variación anual del indicador adelantado del IPCA -la tasa que se puede comparar con la del resto de países europeos- se sitúa en diciembre en el 1,2%. Si este dato se confirma disminuiría cinco décimas respecto al mes anterior.

Si nos fijamos en la evolución mensual del IPC, los precios registran una caída del 0,4% en diciembre respecto a noviembre, siempre según el INE, lo que significa que es el descenso más acusado para ese mes desde el año 2014.

Noticias

anterior siguiente