Enlaces accesibilidad

El IPC se moderó en noviembre hasta el 1,7% por la bajada del precio de la luz, los combustibles y los alimentos

  • Tras seis meses por encima del 2%, en el penúltimo mes del año el IPC ha logrado bajar de esa barrera
  • El Gobierno "reza" para que "no haya desviación de la inflación" y no tener que pagar una compensatoria a los pensionistas

Por
Una gasolinera en Madrid
Imagen de archivo de una gasolinera en Madrid. EFE/Emilio Naranjo

Los precios subieron en noviembre un 1,7% respecto al mismo mes del año anterior. Esta tasa del IPC es seis décimas inferior a la registrada en el mes de octubre, cuando fue del 2,3%, según los datos definitivos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que coinciden con los avanzadosTras seis meses por encima del 2%, en noviembre el IPC se situó en su menor nivel desde abril.

La moderación del IPC se produjo, según Estadística, sobre todo por a la bajada de los precios de las gasolinas, de la electricidad y algunos alimentos, como frutas y aceite. Del otro lado, el INE destaca la subida de los precios de otros alimentos, en concreto las legumbres y hortalizas, que el año pasado bajaron.

Los datos del INE refuerzan la previsión de que la inflación de diciembre ronde el 1,6%. De ser así, de cerrar en esta tasa, la Seguridad Social -y si se toma finalmente ese mes como referencia- se ahorraría la paga compensatoria a los pensionistas, algo que espera el Gobierno, tal y como reconoció este jueves el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, quien afirmó: "Estamos rezando para que no haya desviación de la inflación".

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, bajó una décima en noviembre, hasta el 0,9%, con lo que se sitúa ocho décimas por debajo de la del IPC general. Mientras, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) -el que es comparable con los socios de la UE- situó su tasa anual en el 1,7%, seis décimas menos que en octubre.

La tasa anual del IPC disminuyó en todas las comunidades autónomas en noviembre respecto a octubre. El mayor descenso se produjo en Cantabria y el menor en Canarias. En cualquier caso, las regiones que al finalizar noviembre presentaban las mayores tasas anuales de IPC son Castilla-La Mancha (2%) y Cataluña y Madrid (1,9%), mientras que Baleares registró la más baja (1,2%).

Baja la luz y los alimentos, salvo legumbres y hortalizas

Entre los grupos que más contribuyeron a la moderación de la tasa del IPC se encuentra el transporte como consecuencia de la bajada que registraron los precios de los carburantes y lubricantes este mes (subieron en noviembre de 2017). También influye, aunque en menor medida, el descenso de los precios del transporte aéreo, que aumentaron un año antes.

También influyó de forma notable el grupo de la vivienda debido a las bajadas de los precios de la electricidad y, en menor medida, del gasóleo para calefacción, frente a las subidas del año anterior. Mientras, el grupo de ocio y cultura tiró hacia abajo del IPC por una disminución de los precios de los paquetes turísticos superior a la registrada en noviembre de 2017.

El INE destaca el comportamiento de los alimentos. En general los precios de este grupo bajaron, sobre todo por la disminución de los precios de las frutas, mayor este mes que en 2017, y de los aceites y grasas, que aumentaron en noviembre del año pasado. Pero Estadística también subraya el incremento de los precios de las legumbres y hortalizas, que habían descendido hace 12 meses.

Los precios bajaron una décima respecto a octubre

En términos mensuales, los precios bajaron un 0,1% respecto a octubre. Esta caída se produjo, principalmente, por el descenso de las gasolinas, las frutas, los hoteles, los paquetes turísticos y de la electricidad. Del otro lado se sitúa el grupo de vestido y calzado elevó sus precios un 4,9% por los últimos efectos de la entrada de la temporada de invierno.

Por rúbricas, en tasa mensual, hay que destacar el incremento del vestuario de mujer y hombre, de las patatas (un 10,7% más caras) y de las legumbres y hortalizas frescas, que se incrementaron un 6,5%. Las mayores caídas las registraron las frutas frescas (-6,4%), los aceites y grasas (-2,9%) y el transporte público interurbano (-2,5%).

Noticias

anterior siguiente