Enlaces accesibilidad

Los precios subieron un 2,3% en octubre por el encarecimiento de los carburantes

  • Estadística señala también a los paquetes turísticos; del otro lado, la electricidad y la telefonía, que bajaron
  • La tasa de IPC interanual lleva seis meses consecutivos creciendo por encima del 2%, el objetivo del BCE

Por
Un consumidor reposta combustible en una gasolinera
Un consumidor reposta combustible en una gasolinera. Thinkstock

Los precios subieron en octubre un 2,3% respecto al año anterior por el encarecimiento del transporte -en especial por el incremento de los carburantes y lubricantes, que registraron máximos anuales- pero también, aunque en menor medida, por el ocio y la cultura. De esta forma, la tasa de variación anual del IPC se mantuvo en el 2,3% por segundo mes consecutivo.

Además de por las gasolinas, los precios se incrementaron porque la partida ocio y cultura, que un año antes había bajado sus precios, los mantuvo en esta ocasión. Esto se explica, según el INE, porque los paquetes turísticos disminuyeron el mes pasado menos de lo que lo hicieron en octubre de 2017.

Del otro lado se encuentran las comunicaciones -según Estadística, los precios de los servicios de telefonía y fax bajaron en octubre más de lo que lo hicieron el año pasado- y en la vivienda. En este punto hay que señalar el descenso de la electricidad -que hace un año aumentó- y la subida del gas.

La inflación, seis meses por encima del 2%

Con el dato publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que ratifica el adelantado el pasado 30 de octubrela tasa de inflación suma 26 meses consecutivos en positivo, los seis últimos creciendo por encima del 2%, el objetivo que se marca el Banco Central Europeo (BCE).

La tasa de IPC interanual se mantuvo en el 2,2% en julio y agosto, pero en septiembre y octubre ha repuntado hasta el 2,3%, el mismo dato que en junio, lo que sitúa a los precios en máximos desde abril de 2017.

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, aumentó dos décimas, hasta el 1%, con lo que se situó casi un punto y medio por debajo del IPC general.

Mientras, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) -el que se usa para comparar con otros países europeos- situó su tasa anual en el 2,3%, la misma que en septiembre y una décima superior a la de la zona euro.

Los precios subieron un 0,9% respecto al mes de septiembre

Por lo que se refiere a la evolución mensual, los precios subieron nueve décimas respecto al mes de septiembre. Las partidas que más aumentaron fueron vestido y calzado (11,1%) debido a la llegada de la temporada de invierno, aunque el incremento fue superior en el vestido femenino, que subió un 14%.

También se registraron aumentos en los alimentos y bebidas no alcohólicas (1,2%) -impulsados por la fruta fresca, que subió un 8,1%-; y el transporte (0,6%) -encarecido por carburantes y lubricantes-.

Por contra, bajaron el ocio y la cultura (-0,6%) por la caída de los paquetes turísticos, los hoteles, cafeterías y restaurantes (-0,4%), lastrados por los servicios de alojamientos, y las comunicaciones (-0,7%), por las bajadas en telefonía.

Noticias

anterior siguiente