Enlaces accesibilidad

El 'Black Friday' o la emoción de cazar una ganga

  • Tres de cada cinco españoles aseguran que participan en este día, un 5% más que el año pasado
  • Las asociaciones de consumidores advierten de los posibles "engaños" en los precios de determinados productos

Por
Las organizaciones de consumidores advierten de que no siempre las ofertas que se publicitan lo son tanto THINKSTOCK

Anticipar las compras navideñas, ahorrar dinero, acceder a productos exclusivos… Muchas son las razones que se esgrimen para comprar en el Black Friday, afianzado ya por completo en el imaginario del consumidor español, aunque raras veces se alude a la que, según los expertos, es quizás la principal: la emoción de cazar una ganga, aunque a veces la oferta no sea tal.

Según explica a RTVE.es Francisco Misiegoexperto en neuromarketing y autor del libro ¿Compras con el corazón o con el cerebro?, en el Black Friday las empresas apelan a las emociones: "Tratan de generar el efecto recompensa que tienen las ofertas y descuentos, provocando un 'chute emocional'".

Al comprar con descuento, "nuestro cerebro se siente bien, es un sentimiento que dura pocos segundos". Este experto explica que, al adquirir el producto, "puede ser que lo hagamos con el corazón, porque el 65% de las células del corazón son iguales a las del cerebro y porque las neuronas del corazón, llamadas cardioronas, se relacionan con el cuerpo a través del sistema nervioso central. La inteligencia del corazón es muy intuitiva, rápida y funcional

Ante esta "revolución" emocional, las empresas utilizan diversas técnicas para atraer a más compradores en días como el Black Friday. Misiego advierte de que "no solo se habla de precio, sino de valores, o aspectos inmateriales para llevar al consumidor a tomar una decisión, pero en este caso el componente precio es principal y se adereza con el resto".

Es un momento en el que nos autojustificamos, porque ahorramos o, al menos, eso creemos

En definitiva, el vendedor aplica la psicología de los precios y nos ofrece un llamativo descuento: "Es un momento en el que nos autojustificamos, porque ahorramos o, al menos, eso creemos", desliza Misiego.

Ofertas que no siempre lo son tanto

De hecho, las organizaciones de consumidores advierten de que no siempre las ofertas que se publicitan lo son tanto: un estudio elaborado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en el Black Friday del año pasado revela que casi la mitad de los productos tenían en ese día el mismo precio que el mínimo visto en el mes anterior, mientras que un 41% tenían un precio superior al mínimo de ese periodo. Solo un 11% cumplían los requisitos para poder indicar un precio inferior al mínimo alcanzado en el mes anterior y apenas uno de cada diez productos se pudo ver más barato esos días que en el mes anterior, mientras que cuatro de cada diez estaban más caros.

El portavoz de Facua, Rubén Sánchez, asegura a RTVE.es que esas ofertas "sirven para comprar compulsivamente. Crear una necesidad de comprar un producto que no necesitamos". Y avisa de que "en ocasiones nos encontramos con falsos descuentos. Un precio muy interesante en un cartel muy llamativo del 40% de descuento y luego no es real".

Para evitar caer en el señuelo que colocan los vendedores y para racionalizar las compras, es necesario hacer un pequeño seguimiento del producto y su precio los días previos. Se recomienda acceder al menos una vez al día a la página de la tienda y ver si en los días previos ha variado su precio, y cómo queda finalmente; también es interesante observar qué ocurre con estos mismos productos en las tiendas físicas.

Tenemos que monitorizar el producto. Hacerlo desde un mes antes y en varios sitios para comprobar su precio

Sánchez insiste en que "tenemos que monitorizar el producto. Hacerlo desde un mes antes y en varios sitios para comprobar su precio". Por eso, lo mejor es planificar las compras y hacer una lista para evitar los impulsos: "Comparar es ahorrar", explica a RTVE.es el portavoz de la OCU. "Ver los precios en diferentes comercios y hacer un seguimiento del producto; ya sea web o tienda física… tener un control del precio y seleccionado el producto previamente es fundamental para este día", subraya.

A la hora de comprobar que el precio no es solo una estrategia de marketing de cara al Black Friday, continúa García, “legalmente, en cualquier oferta, debe figurar el precio antiguo. El más barato del último mes”. Pero sobre todo que "no nos creamos que nunca más vamos a encontrar ese producto a ese precio. No son ofertas inigualables. A lo largo del año podemos encontrar también descuentos", matiza el Portavoz de Facua, Rubén Sánchez.

Cuatro de cada diez pymes prevé incrementar sus ventas en este "viernes negro"

Comprar con éxito

En cualquier caso, es indudable que la tradición de comprar en este "viernes negro" gana cada vez más adeptos en España. Este año, tres de cada cinco españoles aseguran que participarán en este día de ofertas, un 5% más que el año pasado, según el 'Barómetro de tendencias en las compras navideñas 2018', elaborado por American Express. Esta jornada "se ha instaurado en el calendario comercial internacional y ha llegado para quedarse", confirma el profesor de marketing en EAE Business School, Eduardo Irastorza.

Con todo, Irastorza asegura que "ya no es lo que era. Funciona diferente dependiendo del país. Es importante hacer una comparativa del precio del producto antes de comprarlo, hay estudios que ya han alertado de algunos fraudes. En determinados sectores aprovechan el tirón de este día, de una dinámica que mueve mucho dinero".

Para la gran mayoría de las empresas, participar en el Black Friday es "caballo ganador", ya que van a incrementar sus ventas casi con total seguridad. Según los datos que ha publicado Eulerian Technologies, los ecommerce españoles vendieron el año pasado este día un 30% más que en una jornada normal.

A pesar de que en estos días las compras en la web se incrementan, el 40% de los consumidores españoles desconfía de los pagos on-line, según la Agencia Española de Protección de Datos, si bien el porcentaje de compras no seguras es mínimo, un 0,02%. Aún así, la Agencia aconseja que las compras se realicen en páginas oficiales y de confianza, usar contraseñas robustas, no comprar utilizando redes públicas y cerrar siempre la sesión al finalizar la compra.

Comprar con cabeza, o con el corazón, siguiendo los consejos de las asociaciones de consumidores son los ingredientes indispensables para afrontar el viernes más negro del año.

Consejos para comprar en el Black Friday

1.- Buscar y comparar el producto.
2.- Elaborar una lista de lo que necesitas para evitar comprar compulsivamente.
3.- Aprovechar las ofertas para comprar los productos más costosos.
4.- Mejor ir de compras a solas.
5.- Para hacer compras por internet, emplear una tarjeta de uso exclusivo para realizar pagos on line.
6.- Conservar siempre el recibo de compra para posibles devoluciones.
7.- Comprobar siempre la URL o dirección electrónica del vendedor y evitar hacer una transferencia cuando no es una entidad fiable.

Noticias

anterior siguiente