Enlaces accesibilidad

Alemania logró un superávit de 38.400 millones de euros en 2017, cuando su economía creció un 2,2%

  • Son los mejores datos de los últimos seis años
  • El repunte del PIB se basó en un fuerte avance de la inversión y el consumo
  • Se trata de cifras preliminares y las definitivas se conocerán el 14 de febrero

Por
Edificios en construcción a la orilla del río Spree en Berlín
El repunte del PIB germano se basó el año pasado en un fuerte avance de la inversión y el consumo. REUTERS/Hannibal Hanschke

Alemania terminó 2017 con un superávit de 38.400 millones de euros, el equivalente al 1,2% de su PIB, que creció también a buen ritmo: un 2,2%. Estos datos preliminares, publicados este jueves por la Oficina Federal de Estadística (Destatis), consolidan la fortaleza de la mayor economía de Europa.

"La economía alemana mantiene su trayectoria positiva", ha asegurado el director del departamento de Estimaciones Económicas de Destatis, Albert Braakmann, durante la presentación en Berlín de las cifras macroeconómicas, las mejores de los últimos seis años. Destatis comunicará el 14 de febrero los datos definitivos.

El incremento del PIB alemán se basó en el aumento de las inversiones y en el consumo interno, alentado por el buen comportamiento del mercado laboral, en tasas mínimas de paro y cifras récord de población con trabajo.

En concreto, el consumo privado repuntó un 2%, mientras que las inversiones en bienes de equipo aumentaron un 3,5% y la inversión inmobiliaria creció un 2,6%.

Por su parte, el gasto público se incrementó en un 1,4%, a la vez que las exportaciones subieron un 4,7% y las importaciones, un 5,2%.

Alemania creció un 0,7% en el primer trimestre del año pasado y un 0,6% en el segundo, para acelerarse hasta el 0,8% en el tercer trimestre. La tasa de crecimiento oficial del cuarto trimestre se publicará en los próximos días.

En comparación, la economía alemana creció un 1,9% en 2016, un 1,7% en 2015 y un 1,6% en 2014, años que mejoraron el magro avance del 0,3% registrado en 2013, resultante de la débil coyuntura en la eurozona.

Noticias

anterior siguiente
-->