Enlaces accesibilidad

Solbes admite que el Gobierno socialista debió "ser más valiente" y reformar las cajas antes de la crisis

  • El exvicepresidente económico considera que debió haberse acumulado superávit
  • Reconoce que con la segunda recesión "se equivocaron totalmente"

Por
Solbes ha reconocido que al Gobierno socialista le faltó valentía para acumular superávit

El que fuera vicepresidente económico de los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero entre 2004 y 2009, Pedro Solbes, ha reconocido que al Gobierno le faltó valentía para acumular superávit y reformar la gobernanza de las cajas de ahorro antes del estallido de la crisis.

"Creo que debimos ser más valientes en términos de superávit y más valientes en entrar en la gobernanza de las cajas", ha admitido durante su comparecencia ante la comisión que investiga la crisis financiera y el rescate bancario.

Solbes hubiera preferido reservar los recursos destinados al Plan E "por si la crisis se complicaba" y señala que la idea de gastar dinero en el cheque bebé fue una propuesta electoral. Puntualiza que ni la rebaja del IRPF ni el cheque bebe le gustaron "nunca" porque "ni una ni otra me parecían medidas bien diseñadas ni bien definidas". Aunque "quien hace las cosas es quien tiene la capacidad para hacerlas y punto".

Discrepancias con Zapatero

Ha reiterado que con Zapatero había dos discrepancias sobre la crisis: "si había que gastar dinero antes o no o hacer reformas en ese momento o más tarde".

En todo caso, Solbes ha puesto en duda que la reforma de las cajas "hubiera sido posible visto el momento político", aludiendo durante su intervención a la minoría parlamentaria en la que se encontraba el PSOE. Según su opinión, "el problema no eran las cajas" sino las características de una "gobernanza inadecuada", y cree que esto también afectaba a las posibilidades del Ejecutivo para reformarlas.

"El tema de la gestión era clave, pero dada la sensiblidad política y territorial, modificar la legislación no era realista si no existían problemas de solvencia", ha dicho el exvicepresidente, que ha señalado que la reforma tuvo que esperar hasta la intervención de Caja Castilla-La Mancha en marzo de 2009.

Errores para detectar la crisis

Durante su intervención, Solbes también ha admitido "claros errores de previsión en términos macroeconómicos" y también a la hora de detectar la llegada de una segunda recesión y su magnitud. "No fuimos capaces de detectar la fuerte recesión", ha dicho, recordando que si bien el Gobierno previó una contracción del PIB del 2% en 2009, la caída alcanzó el 3,6%.

Con la segunda recesión nos equivocamos totalmente

Asimismo, ha indicado que en 2010 el Ejecutivo de Zapatero confiaba en "volver a la normalidad" y recuperar el crecimiento, algo que "tampoco sucedió". "Con la segunda recesión nos equivocamos totalmente", ha asegurado.

Sobre las preferentes, Solbes las veía como "una buena idea", pero apunta que su puesta en práctica fue "un desastre". "Si hay algo que se debe vender con cuidado, a inversores definidos, es algo como las preferentes", ha aseverado el exvicepresidente, que considera que un instrumento de tal complejidad "no se puede vender en taquilla normal".

"¿Se pudo corregir? No sé", ha dicho, reconociendo que si bien la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) actuó para tratar de "enderezar" esta problemática, "el resultado conseguido no ha sido el deseable en absoluto".

El martes, compareció en el Congreso el exvicepresidente económico de Aznar, Rodrigo Rato, que, sin el menor asomo de autocrítica, aprovechó su intervención para arremeter contra el ministro De Guindos, negar la burbuja inmobiliaria y que tenga dinero en el extranjero.

Fernando Jiménez Latorre lamenta que España no arreglara antes sus problemas

El ex secretario de Estado de Economía Fernando Jiménez Latorre ha considerado que "los problemas hay que solucionarlos cuanto antes y de raíz", tras recordar que la situación de España a finales de 2011 era "la principal fuente de preocupación en la economía internacional".

Además, Latorre ha recordado que entonces existía "una fuerte desconfianza" en los mercados y entre los socios europeos sobre la capacidad de España, cuyo sistema financiero estaba en una situación "muy delicada", con difícil acceso al mercado y una morosidad para las cajas del 9,6%.

También ha respaldado la tesis de Guindos, criticada por Rato, de que la banca española necesitaba 50.000 millones de euros.

"La estrategia fue evitar la solicitud del rescate total", ha explicado, y por eso cree que no pedirlo fue una decisión acertada.

En respuesta a los diputados , Latorre ha asegurado que Rato, cuya figura en BBVA ha ensalzado, dimitió como presidente de Bankia cuando constató que era "obvio" que no había encontrado soluciones alternativas para cumplir con las nuevas exigencias de provisiones y él mismo propuso como sucesor a José Ignacio Goirigolzarri, un "gurú" de las finanzas, según Latorre.

Noticias

anterior siguiente
-->