Enlaces accesibilidad

Virginia Raggi, del Movimiento 5 estrellas, será la primera alcaldesa de Roma

  • Raggi, una abogada de 37 años, será la primera mujer que gobierne en Roma
  • El Movimiento 5 Estrellas arrebata la capital italiana al PD, el partido de Renzi
  • La formación de Beppe Grillo gana en Turín, un bastión de la centroizquierda
  • Virgina Raggi, una ciudadana indignada, alcaldesa de Roma

Por
La candidata del movimiento '5 Estrellas' será la primera mujer alcaldesa de Roma

La abogada Virginia Raggi, del Movimiento 5 Estrellas (M5S) será la primera alcaldesa de Roma al haber ganado la segunda vuelta de las elecciones con un 67,15% de los votos según los resultados oficiales anunciados este lunes. Esto supone una gran victoria para la formación de Beppe Grillo que arrebata la capital italiana al Partido Demócrata (PD) del primer ministro Matteo Renzi.

 

En Turín, el M5S también ha dado la sorpresa con su candidata Chiara Appendino, que ha logrado imponerse a Piero Fassino, un histórico miembro del PD. Esta economista de 31 años ha conseguido el 54,56% de los votos, frente al 45% de Fassino, lo que supone un duro golpe para el primer ministro italiano que ve caer uno de los bastiones de la izquierda.

Raggi ha descrito su triunfo como "la primera señal del profundo cambio" que está experimentando Italia. "Nuestro deber es poner a todos los romanos a trabajar por la ciudad (...) será duro, pero tenemos un programa de locura que hemos hecho con todos los ciudadanos", ha añadido la alcaldesa electa junto al fundador del M5S Beppe Grillo, que llegó a Roma para celebrar los resultados. "Esto es solo el inicio", ha asegurado Grillo en su blog tras conocer los resultados.

 Chiara Appendino, del Movimiento 5 Estrellas, gana la segunda vuelta a la alcaldía de Turín, Italia.

Chiara Appendino, del Movimiento 5 Estrellas, gana la segunda vuelta a la alcaldía de Turín, Italia. EFE ALESSANDRO DI MARCO

Raggi arrasa en Roma

Hasta ahora el M5S gobernaba solo algunas pequeñas ciudades como Parma, por lo que estas elecciones suponen un "histórico" triunfo. El movimiento fundado por el cómico Beppe Grillo, fundado para acabar con la "vieja y privilegiada política", se configura como una verdadera alternativa en el país. Virginia Raggi arrebata así la capital italiana a la centroizquierda, que ha gobernado la ciudad los últimos 20 años -a excepción de un mandato de Gianni Alemmano-.

"Esta noche han ganado los ciudadanos de Roma", ha señalado Raggi en una breve aparición ante la prensa, en la que ha afirmado que dará a la ciudad "legalidad y transparencia después de 20 años de mal Gobierno y de Mafia Capital -así se conoce a la red de infiltración mafiosa que se descubrió en el ayuntamiento-". La capital italiana lleva desde octubre sin regidor tras la dimisión de Ignazio Marino, abandonado por el PD por un pequeño escándalo de facturas falsas.

La derrota en Roma supone otro varapalo para Renzi, aunque después de la primera vuelta ya se intuía el resultado. El fracaso para el Partido Demócrata pudo ser peor, pero finalmente ha logrado ganar en Milán por un ajustadísimo margen. El candidato de centroizquierda, Giuseppe Sala, ha recibido el 51,70% de los apoyos frente al 48,30% de Stefano Parisi, el aspirante de centroderecha, apoyado por la Liga Norte y Forza Italia. También en Bolonia ha triunfado el PD frente a la derecha y Virginio Merola será alcalde tras conseguir el 54,64% de los votos.

"Derrotas muy duras", y la gran sorpresa en Turín

El Partido Demócrata ha admitido en un comunicado "las derrotas sin atenuantes en Roma y en Turín", derrotas que han sido calificadas como "muy duras". Lo único que salva a Renzi y al PD es que los resultados del centroderecha y, sobre todo, de Forza Italia, el partido de Silvio Berlusconi, han sido peores.

La victoria de Appendino en Turín se ha convertido en la gran sorpresa de estas elecciones. Appendino desbancó al alcalde, Piero Fassino, miembro histórico del Partido Demócrata (PD), y recuperó en esta segunda vuelta los 10 puntos porcentuales que el candidato del centroizquierda tenía de ventaja en el primer turno.

"Nuestro programa, ideas y credibilidad nos han recompensado (..) Ahora tenemos grandes desafíos por delante y vamos a dar todo, convencidos de ser capaces de responder a las demandas de la ciudad", ha declarado Appendino tras conocer su victoria.

Un anticipo del referéndum de octubre

Aunque el primer ministro ya había asegurado que en estas elecciones se votaban a los alcaldes y no al Gobierno, ahora tiene motivos para estar preocupado. Estos resultados pueden ser un espejo de lo que puede ocurrir ante el importante referéndum que el país celebrará en octubre.

Los italianos tendrán que decidir sobre la gran reforma constitucional por la que ha luchado Renzi desde que se propuso como primer ministro al entonces Jefe de Estado, Giorgio Napolitano, en febrero de 2014, y que supone el final del bicameralismo perfecto con un Senado con representación regional y pocas funciones. En el caso de que los italianos no aprueben esta reforma, Renzi ya ha anunciado su dimisión.

En Nápoles, el actual alcalde apoyado por listas cívicas y partidos progresistas, el exmagistrado Luigi de Magistris, enemigo acérrimo de Renzi, ha ganado de forma arrolladora, con el 66,8% de los votos, respecto al candidato del centroderecha.

En Milán, el candidato apoyado por el gubernamental PD, Beppe Sala se ha hecho con la alcaldía con un resultado ajustado tras conseguir el 51,7 % de los votos frente al 48,3 % del candidato del centroderecha, Stefano Parisi. También en Bolonia se impuso el candidato del partido del primer ministro, Virginio Merola, con el 54,64 % de los votos tras desbancar a la candidata del centroderecha, Lucía Borgonzoni.

Virgina Raggi, una ciudadana indignada, alcadesa de Roma

Virginia Raggi, abogada de 37 años y madre de un niño, con poca experiencia política pero con la inteligencia de encarnar al romano indignado ante el estado de degradación de su ciudad, será la primera mujer que ocupa la alcaldía de Roma.

Lejos de la vehemencia que arrastran algunos de los miembros del M5S, Raggi ha destacado en su campaña por su discurso duro contra los anteriores administradores "que han devastado Roma", pero sin agresividad. Sus detractores la acusan de falta de experiencia, pero esta abogada especialista en derechos de autor, propiedad intelectual y nuevas tecnologías, siempre ha contestado "que han sido los expertos los que se han comido Roma" durante todos estos años. Es concejala en el "Campidoglio" desde 2013.

Le persigue una imagen de "niña bien", que ella insiste en sacudirse al explicar en su página web que vive en la periferia de Roma, en el barrio de Ottavia, y que realizó pequeños trabajillos para ayudar a su familia a pagar la carrera de Derecho. Otros la acusan de ser "demasiado fría" y de repetir solo "una lección bien aprendida", a lo que ella responde: "Vivo de pasiones y así tendríamos que vivir todos".

Con su inseparable bicicleta, con la que se mueve por Roma después de un accidente de moto, Raggi se ha ganado a los ciudadanos romanos con un discurso sencillo y eficaz. "La pasión y la rabia de ver mi espléndida ciudad reducida a un estado indecoroso" fue lo que le movió a meterse en política, asegura.

El descontento del ciudadano romano ante una ciudad caótica y sucia, donde no funcionan los servicios públicos, como los transportes, las carreteras o la recogida de basuras, sumado al último escándalo de las infiltraciones mafiosas, han llevado a los electores a elegir una alternativa a los viejos partidos, que en estos años no han sabido solucionar estos problemas.

Noticias

anterior siguiente