Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Héctor Abad Faciolince recuerda en su firma en Las mañanas de RNE el momento en el que la reina Isabel II de Inglaterra mandó callar a Silvio Berlusconi. Del ex primer ministro, el escritor dice: "Berlusconi, que acaba de morir, fue un personaje nefasto para la gran cultura italiana".


 

Milán, la ciudad que vio nacer a Silvio Berlusconi, le ha despedido hoy con honores. Funeral de Estado por el político que presidió cuatro gobiernos, el empresario que trajo a Italia la televisión comercial, el constructor que levantó todo un barrio residencial.

Ese funeral de Estado comenzaba hace unos minutos, a las 3 de la tarde, es la despedida al ex primer ministro italiano que murió el lunes a los 86 años. Después de la ceremonia, sus restos serán trasladados al mausoleo que él mismo mandó construir en su residencia de Arcore.

Italia despide el miércoles a Silvio Berlusconi con un funeral de Estado que se prevé multitudinario en la catedral de Milán. Hasta entonces, sus restos permanecen en su mansión de las afueras de la ciudad, donde lo velan en la intimidad, por expreso deseo de la familia. A muchos les hubiera gustado visitar su capilla ardiente, vecinos, compañeros de negocios, coetáneos. Por ello, un pequeño rincón sobre la hierba se ha convertido en un altar a Berlusconi que se va llenando de flores, de mensajes y de camisetas del Milan.

Foto: Alessandro Bremec/LaPresse via AP

La muerte de Berlusconi abre la cuestión de su sucesión: política, empresarial y siempre familiar. En política, el magnate deja vivo y en el Gobierno a su partido, Forza Italia. Antonio Tajani, ministro de Exteriores, era su hombre. Berlusconiano de primera hora, Tajani tiene perfil propio en el ejecutivo de Meloni, que no esconde su ambición de aglutinar a toda la derecha italiana, absorbiendo a Forza Italia. Para eso tendrá que negociar con la primogénita del clan.

Marina Berlusconi, alejada de los medios, es la presidenta de Fininvest, nave nodriza del grupo empresarial de Berlusconi. A él pertenece la editorial Mondadori. Una de cada cuatro novelas, ensayos o poemarios que leen los italianos, lo publican los Berlusconi, y la mayoría de los libros de texto con los que estudia la juventud italiana.

Pero la influencia de Berlusconi es, sobre todo, televisiva. Más de 50 millones de italianos ven la tele cada día y uno de cada tres sintoniza con los canales de Mediaset. En España, el grupo es propietario de Telecinco y Cuatro. También produce y distribuye cine a través de Medusa.

En la parte mediática manda Piersilvio, hermano de Marina, igualmente discreto y también hijo de la primera esposa de Berlusconi. Los otros tres -Barbara, Eleonora y Luigi- son hijos de la segunda, Veronica Lario. Tienen menos acciones en el grupo y, aparentemente, menos ambiciones.

"Adiós papá", decía el luminoso de la sede de Mediaset en Milán, cuna del emporio de Berlusconi que, por ahora, seguirá en manos de la familia.

FOTO: AP Photo/Luca Bruno

Con paraguas, desafiando a un intenso chaparrón, los fieles de Silvio Berlusconi se han acercado a su residencia de Arcore, cerca de Milán, para rendirle homenaje. Una multitud de periodistas para cubrir la capilla ardiente de Il Cavaliere. Dentro de la que fue su mansión, solo los más allegados.

Su familia lo ha decidido por razones de orden público, así que muchos de sus seguidores no podrán velar al que fue uno de los personajes políticos más influyentes de Italia, admirado por muchos.

El funeral será mañana y asistirán el presidente de la República, Sergio Matarella, y la primera ministra, Giorgia Meloni, en Milán, la cuna de un magnate que protagonizó numerosos escándalos de toda índole, desde sexuales a económicos y que marcó una época en la política y en los medios de comunicación italianos.

FOTO: EFE/EPA/MATTEO CORNER

Francesco Olivo, periodista de La Stampa, analiza cómo vive Italia tras el fallecimiento de su ex primer ministro: "La noticia es sencilla, pero al mismo tiempo increíble porque hay una generación que nunca ha visto a la política sin Berlusconi" y añade "es un día extraño, ha marcado todo".

Su influencia, explica Olivo, ha sido completa en la derecha italiana, "fundamental, porque fue la primera persona que sacó a la derecha de la marginalidad total, del extremismo y la ha llevado al Gobierno", comenta; además, lo califica como un líder antipolítico y de un partido totalmente personal e irrepetible, "su figura es única".

Aparte de sus logros, en la historia de Silvio Berlusconi figuran sus sombras, los problemas con la Justicia, explica el periodista italiano: "su relación con la mafia es la parte más oscura de su carrera de empresario y luego de político (...) esta es la página más complicada de reconstruir, hay muchas teorías y nunca, yo creo, se va a descubrir del todo"; también su apoyo a Vladímir Putin: "Berlusconi tenía una relación, la idea de una política exterior basada en las relaciones personales".

Silvio Berlusconi, primer ministro de Italia en tres ocasiones, ha muerto a los 86 años. En la década de los 70, saltó a la industria televisiva con la compra de TeleMilano58 y la creación de una serie de canales locales y regionales, que terminaron convirtiéndose en el imperior Mediaset.

Paolo Vasile, ex consejero delegado de Mediaset en España, afirma que ha aceptado la entrevista del informativo 24 horas para que alguien "pueda decir algo de Berlusconi que la gente no conoce". Por ello, pone en valor su lado íntimo, que califica de extraordinario: "Trabajar para su empresa y su familia ha sido algo especial. Es difícil encontrar tanto calor, tanta humanidad, tanta solidaridad". Reconoce que fue un hombre controvertido, algo que atribuye a su carácter innovador: "Berlusconi entró en el mundo de la comunicación como el clásico elefante en la cristalería". Vasile trabajó para él durante 24 años, de los que destaca la confianza y la libertad: "Me apoyó desde el principio". Preguntado por el tipo de televisión que impulsó, dice que "no buscaba el aplauso de la crítica", sino el del público. Y añade: "El motor de la publicidad televisiva de Berlusconi en los años 80 ha sido fundamental para el desarrollo de la economía italiana".


La vida del ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha estado llena de luces y sombras. Fue empresario, dueño de un equipo de futbol, político y se convirtió en el centro de numerosos escándalos, casos de corrupción, que incluso condujeron a su inhabilitación.

Ha muerto como senador en activo, con su partido Forza Italia, cuyo futuro es ahora una incógnita. Atrás deja todas las polémicas protagonizadas por él, los escándalos de las fiestas en su residencia, los 'bunga-bunga', donde le acusaron de llevar menores o de incitar a la prostitución.

Foto: AP Photo/Luca Bruno

La primera ministra italiana, Georgia Meloni, ha publicado un mensaje grabado en su despacho gubernamental en el que define a Silvio Berlusconi, fallecido este lunes, como uno de los hombres más influyentes de la historia de Italia. La mandataria recuerda su trayectoria de éxito en los negocios y en la política y destaca su coraje para defender sus ideas y la importancia que tuvo para su país, al que ha enseñado "a no rendirse".

Tanto Meloni, líder de los ultraderechistas Hermanos de Italia, como su vicepresidente Matteo Salvini, de la Liga, ambos socios de Berlusconi en la coalición de Gobierno de centro-derecha, han cancelado su agenda. La Cámara de Diputados también ha suspendido sus sesiones y el Senado, al que Berlusconi volvió el octubre pasado tras nueve años de inhabilitación, mantiene su bandera a media asta.