Enlaces accesibilidad

Bankia ganó 1.040 millones en 2015, un 39,2% más, y redujo con fuerza los préstamos dudosos

  • Los créditos de dudoso cobro se recortaron en más de 3.500 millones
  • La morosidad disminuyó en más de dos puntos, hasta quedar en el 10,8%
  • La matriz BFA provisionó 1.060 millones para cubrir litigios por la salida a Bolsa
  • Con el pago de dividendo de 2015, habrá devuelto al Estado 1.626 millones del rescate
  • El crédito a pymes y autónomos subió un 16,6% y el de consumo, un 38%

Por
Logo de Bankia en una oficina próxima a la sede del banco en Madrid
Logo de Bankia en una oficina próxima a la sede del banco en Madrid. EFE

Bankia obtuvo un beneficio atribuido de 1.040 millones de euros en 2015, un 39,2% más que un año antes, en un ejercicio en el que los créditos dudosos se redujeron en 3.551 millones de euros -el total quedó en 12.995 millones de euros-, con lo que la morosidad bajó más de dos puntos, hasta situarse en 10,8%.

Según el comunicado enviado este lunes por la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), "la recurrencia de los ingresos del negocio bancario, la contención de costes y la bajada de las dotaciones por la menor morosidad permiten mejorar un 12,5% el resultado después de provisiones".

El resultado atribuido de la matriz de Bankia, BFA, ascendió el año pasado a 1.597 millones, casi cuatro veces más que en 2014, pese a que el conjunto del grupo ha dotado 1.060 millones para cubrir los litigios por el debut bursátil, frente a los 780 millones de 2014.

Más de 1.800 millones para cubrir las demandas por la salida a Bolsa

Sobre ese asunto, en la rueda de prensa de presentación de los resultados anuales, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha avanzado que la entidad ya cuenta con 49 demandas de inversores institucionales por la salida a Bolsa del banco en 2011, "todas ellas por importes muy pequeños".

El banquero ha subrayado que en el tramo institucional había una gran concentración de la demanda en la salida a Bolsa, pero ha destacado que más del 50% de este tipo de inversores vendieron sus acciones en un plazo de 30 días a partir de la Operación Pública de Suscripción (OPS). En cuanto a los pequeños inversores, solo supusieron el 10% del importe invertido.

Goirigolzarri ha afirmado que la entidad está a la espera de conocer la totalidad de las sentencias del Supremo que rechazaron dos recursos de Bankia relativos a la OPS. "Vamos a esperar acontecimientos desde la prudencia", ha dicho, al tiempo que ha indicado que habrá que ver si la resolución del alto tribunal hace referencia a los institucionales.

El Banco Popular, presente en la OPS, ya ha avanzado que estudiarán la resolución del Supremo antes de decidir si plantearán demanda como inversores institucionales.

"Estamos con la situación de mucha calma. El tema está tremendamente acotado en el peor de los casos y podemos generar capital de manera holgada", ha asegurado el presidente de Bankia.

A 31 de diciembre pasado, Bankia había recibido 76.546 demandas por la salida a Bolsa por un importe de 829,9 millones de euros. Hasta la fecha, los tribunales han dictado 13.478 sentencias firmes por 81,7 millones de euros.

Para hacer frente a todas las contingencias judiciales de este caso, Bankia tiene provisionados  un total de 1.840 millones de euros, en los que se incluye una partida de 500 millones de euros para gastos de abogados.

Reducción de 3.500 millones en impagados y de 188 millones en adjudicados

Pese a la importante reducción de los dudosos y adjudicados, el banco tuvo que hacer provisiones para cubrirlos por importe de 724 millones de euros, un 34,6% menos que en 2014. El coste del riesgo (volumen de provisiones sobre crédito) bajó de 0,60% de 2014 al 0,43% en 2015.

De forma paralela, Bankia mejoró la tasa de cobertura sobre los saldos dudosos, que subió del 57,6% al 60%.

Además de bajar la morosidad, Bankia también consiguió desprenderse de activos adjudicados, cuyo valor neto en balance bajó en 188 millones (pasó de los 2.877 millones de euros de finales de 2014 a los 2.689 millones de diciembre de 2015). Detrás de este descenso está el incremento en las ventas de activos, ya que en 2015, Bankia vendió 9.180 activos, un 52% más que en 2014.

El pago de dividendo permite devolver casi 200 millones al Estado

Goirigolzarri ha destacado en esa nota que la entidad ha sido capaz de cumplir los objetivos marcados en su Plan Estratégico 2012-2015 y puede elevar el dividendo un 50%, lo que significa que el Estado recibirá cerca de 200 millones por su participación del 64,2% en la entidad y "seguir avanzando en la devolución de las ayudas a los contribuyentes”. Con los 194 millones que cobrará ahora, el montante del rescate devuelto por Bankia se elevará a 1.626 millones de euros.

En ese sentido, el presidente de Bankia ha prometido "seguir dejándose la piel" para devolver las ayudas públicas recibidas para sanear la entidad, al tiempo que ha reivindicado que ahora el contribuyente participa en un banco "muchísimo más potente" que hace tres años.

Eso sí, ha matizado que la cantidad final de ayudas que se devuelva dependerá no sólo del equipo gestor, sino también de cómo el mercado valore al sector bancario.

De cara a la privatización de la entidad -cuya fecha límite es el 31 de diciembre de 2017-, Goirigolzarri ha recordado que este tope está fijado por ley y ha indicado que "habrá que cumplirlo" si no cambia.

La dirección de Bankia propone así abonar un dividendo de 2,625 céntimos de euro por acción con cargo a las ganancias de 2015, lo que supone que el porcentaje de los resultados que se destina a pagar dividendo se eleva a casi el 30%.

"El banco más rentable y más solvente entre los grandes"

La rentabilidad sobre fondos propios se situó en el 10,6%, frente al 8,6% de 2014. Según explica el banco, esas cifras de rentabilidad no incluyen las provisiones para cubrir litigios de la salida a Bolsa realizadas en 2014 y 2015, "en el caso de incluirlas, la rentabilidad sobre fondos propios habría sido del 9% en 2015, mejorando el 6,6% de 2014".

Respecto a la solvencia, si se anticipan los requerimientos que exigirá Basilea III en 2019, Bankia cerró el año con un capital de máxima calidad del 12,26%, lo que significa una mejora de 166 puntos básicos frente al 10,6% del año anterior. Si se aplican los criterios exigidos en la actualidad, el core capital subió en 161 puntos en el año, hasta el 13,89%.

"En 2012, tras recibir las ayudas, estábamos a la cola en solvencia y no éramos rentables. Hoy somos el más rentable y el más solvente entre los grandes bancos, y eso garantiza el futuro de la entidad", ha subrayado Gorigolzarri.

Goirigolzarri y el resto de consejeros ejecutivos volverán a renunciar este año a la retribución variable, porque consideran que podría perjudicar a la imagen de la entidad. No obstante, la plantilla sí podrá recibir variable como una señal de normalidad.

Además, el presidente ha avanzado que en el próximo plan estratégico de Bankia, la entidad establecerá que sus consejeros ejecutivos sean retribuidos en función de los resultados que se consigan.

El crédito para pymes y autónomos subió un 16,6% y el de consumo, un 38%

Por el lado comercial, los recursos de clientes -incluyendo depósitos, fondos de inversión, planes de pensiones y seguros- aumentaron en 3.795 millones, un 3,3%. El avance se registró tanto en la rúbrica de depósitos (un 2,2% y 2.064 millones más) como en la de recursos fuera de balance (un 8,2% más, un alza de 1.731 millones).

Las nuevas concesiones de crédito crecieron "con fuerza, sobre todo en los segmentos empresariales y de financiación del consumo de las familias".

Por el lado de los créditos a autónomos, pymes y empresas, la nueva facturación alcanzó los 13.963 millones de euros, un 16,6% más. En el caso de préstamos al consumo, se otorgaron 1.213 millones, un 38% más que un año antes.

Desde finales de 2012 a finales de 2015, la cuota de mercado en fondos de inversión de Bankia del 4,39% al 5,44%, esto significa una mejora del 24% en apenas tres años. En planes de pensiones se han conseguido aportaciones netas en estos tres años por 411 millones de euros.

En la cuota de mercado en tarjetas de crédito, la entidad ha mejorado del 5,25% al 6,57%, un alza de más del 25%, mientras que en crédito al consumo, frente a una facturación de 305 millones de euros en 2012, se han superado los 1.130 millones en 2015.

Se  mantienen los ingresos y bajan los costes

En cuanto a los resultados del negocio bancario, el margen de intereses se situó en 2.740 millones de euros, un 6,4% menos que un año antes, "afectado principalmente por la bajada del rendimiento de los bonos de la Sareb". Sin ese efecto, continúa el comunicado, "y pese a unos tipos de interés del 0%, al duro entorno competitivo y a la decisión de la entidad de retirar las cláusulas suelo, el margen de intereses habría subido en el año un 1,7%".

Ese aumento de los intereses es consecuencia de la generación de crédito nuevo y de la reducción del coste de financiación, que permite también que el margen de clientes se situase en un 1,56% el cuarto trimestre de 2015, por encima del 1,41% de igual periodo del año previo.

Los ingresos por comisiones permanecieron básicamente estables (-1%) al totalizar 938 millones de euros en el conjunto de 2015.

Mientras, los resultados por operaciones financieras subieron un 29,2% y sumaron 281 millones de euros, gracias a las plusvalías obtenidas con la gestión de la cartera ALCO. "Su volumen no varió, pero la rotación de sus activos dio lugar a la obtención de plusvalías", explica el banco.

De este modo, el margen bruto llegó a 3.806 millones de euros. Mientras, los gastos de explotación se redujeron en un 4,8%, hasta quedar en 1.658 millones de euros, lo que dejó el margen antes de provisiones en 2.148 millones de euros, un 5,2% menos que en 2014.

En cuanto a la eficiencia, en 2012, Bankia gastaba 55,7 euros para conseguir 100 euros de ingresos. Se marcó como objetivo bajar del 45%, y en 2015 consiguió un ratio de eficiencia del 43,6%.

Noticias

anterior siguiente
-->