Enlaces accesibilidad

Putin asegura que Rusia saldrá de la crisis en dos años "en el escenario más desfavorable"

  • Defiende "en términos generales" la actuación de Gobierno y Banco de Rusia
  • Afirma que el banco central del país no va a vender divisas de forma irreflexiva
  • Dice que el Ejecutivo tomará medidas adicionales para recuperar la estabilidad
  • Reconoce que Rusia no ha dado los pasos para "diversificar su economía"
  • El ministro de Economía ruso define la situación como una "tormenta perfecta"

Por
El presidente ruso,  Vladímir Putin, durante rueda de prensa anual en Moscú
El presidente ruso, Vladímir Putin, durante rueda de prensa anual en Moscú. AFP AFP PHOTO / ALEXANDER NEMENOV

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha asegurado este miércoles que la economía rusa saldrá de la actual crisis económica en un plazo de dos años, en el peor de los casos, y ha defendido que tanto el Gobierno como el banco central del país han tomado, "en términos generales", las medidas adecuadas para estabilizar la moneda.

El jefe del Kremlin aseguró que la salida de la crisis y ulterior crecimiento de la economía rusa son "inevitables" y podrían producirse incluso antes de dos años. "La coyuntura económica cambiará y con el crecimiento de la economía mundial se requerirán recursos energéticos adicionales", ha dicho Putin, quien al mismo tiempo no descartó la posibilidad de que el precio del crudo continúe bajando.

Nos llevará dos años salir de la crisis en el escenario más desfavorable

"¿Cuánto tiempo? Nos llevará dos años salir (de la crisis) en el escenario más desfavorable", ha afirmado Putin durante su conferencia de prensa anual ante varios centenares de periodistas rusos y extranjeros transmitida en directo por la televisión, su primera alocución tras el desplome del rublo.

En ella, Putin ha achacado el desplome del rublo y de la bolsa rusa a factores externos, como la caída del precio del petróleo, pero también ha reconocido que Rusia no ha dado los pasos necesarios para "diversificar su economía", altamente dependiente de las exportaciones de hidrocarburos.

El Banco de Rusia no va a vender divisas de forma irreflexiva

Sin embargo, el presidente de Rusia ha asegurado que tanto el Gobierno y como el banco central del país han tomado, "en términos generales", las medidas adecuadas para estabilizar los mercados, pero también ha opinado que algunas acciones podía haber sido adoptadas con mayor celeridad.

"Todo se hace correctamente, pero se podría ir un paso más adelante", ha criticado Putin, quien ha defendido a la gobernadora del Banco Central, Elvira Nabiúlina, al señalar que la entidad emisora "no es la única responsable de la situación económica del país". En este punto también ha advertido de que el organismo no va a vender sus reservas de manera irreflexiva.

"No se deben repartir las reservas de oro y divisas ni quemarlas en los mercados, sino ofrecer crédito en divisas (barato), que es lo que está haciendo (el Banco de Rusia)", ha dicho el líder del Kremlin durante su tradicional rueda de prensa anual.

El presidente ruso ha asegurado que su gobierno tomará medidas adicionales para recuperar la estabilidad. "Ha habido resultados, pero el gobierno debe tomar más medidas", ha afirmado Putin, quien ha asegurado que la economía del país se adaptará a las dificultades si éstas continúan.

El ministro de Economía ruso: es una "tormenta perfecta"

Horas antes, en una entrevista publicada por el periódico Védomostiel ministro de Economía de Rusia, Alexéi Uliukáyev, admitía que el Gobierno no tiene un plan estratégico para superar la crisis que vive el país y que sus respuestas a los retos del momento son "reactivas", de carácter táctico.

"Tenemos muchos planes para sustituir las importaciones y para proyectos prioritarios y todo esto es útil, pero es táctica, reacción. Necesitamos un plan estratégico", ha reconocido. Según el titular de Economía, el Gobierno debe "cambiar la situación en el tablero de ajedrez, pues de contrario habrá un movimiento en espiral hacia abajo y se repetirá una y otra vez la anterior posición de las figuras".

"Recortar el presupuesto en el 10% no es un plan", ha advertido Uliukáyev en alusión a las propuestas en ese sentido formuladas por el Ministerio de Finanzas. Además, el titular de Economía ha definido la situación actual como una "tormenta perfecta" en la que confluyen tres crisis: estructural, cíclica de consumo y geopolítica.

Según sus previsiones, los precios del petróleo experimentarán un repunte y la economía de Rusia podría regresar a un crecimiento anual del 3% por ciento en 2017, en línea con lo expresado por el presidente del país horas después.

Mientras, el Banco de Rusia advirtió el pasado lunes reconocía que de mantenerse el precio en torno a los 60 dólares en el próximo trienio la economía rusa se podría contraer hasta un 4,7%.

Noticias

anterior siguiente