Enlaces accesibilidad

Aprobación definitiva en EE.UU. del presupuesto de 1,1 billones de dólares para 2014

  • La norma ha sido aprobada en el Senado por 72 votos a favor y 26 en contra
  • El plan no incluye ninguna medida que bloquee la reforma sanitaria de Obama
  • Las pensiones de los veteranos con discapacidad no se recortarán

Por
John McCain (centro) y Marco Rubio (derecha), entre otros senadores estadounidenses, momentos antes de la votación
John McCain (centro) y Marco Rubio (derecha), entre otros senadores estadounidenses, momentos antes de la votación REUTERS REUTERS/Jonathan Ernst

El Senado de Estados Unidos ha aprobado de forma definitiva este jueves con 72 votos a favor y 26 en contra el plan presupuestario para 2014, horas después de que la Cámara de Representantes diese el visto bueno a esa medida. El presidente estadounidense, Barack Obama, lo firmará esta semana, con lo que se aleja el temor a nuevos problemas presupuestarios al menos hasta el próximo mes de octubre.

El plan de gasto aprobado de 735.294 millones de euros (1,012 billones de dólares) es la primera parte del acuerdo presupuestario bipartidista aprobado en diciembre, que establece las prioridades de gasto del país hasta el otoño de 2015. De esta forma, se aleja, al menos hasta que termine el actual ejercicio fiscal en octubre, el temor de una nueva parálisis administrativa tras tres años de dura batalla fiscal entre demócratas y republicanos.

Los fondos federales expiraban en la medianoche de este miércoles, pero el Congreso aprobó una extensión de tres días -que firmó Obama- para dar tiempo a que el plan presupuestario definitivo fuera aprobado por las dos Cámaras y rubricado por el presidente.

A pesar de las amenazas de bloqueo por parte del sector más conservador de las filas republicanas -el denominado Tea Party-, el plan ha salido adelante porque ambos partidos coinciden en que lo que EE.UU. no puede permitirse es otro nuevo cierre parcial de su Administración, después de que el registrado el pasado octubre, que perjudicó la imagen del Gobierno y del Congreso, así como la de los legisladores de demócratas y republicanos.

Se mantienen las pensiones de los veteranos con discapacidad

El cambio más importante que introduce la ley aprobada este jueves es el mantenimiento de las pensiones a los veteranos de guerra con una discapacidad, con lo que se libran del recorte que sí se aplicará a las de los militares.

Además, la norma no incluye ninguna medida para bloquear la reforma sanitaria de Barack Obama, contra la que batallan con dureza los republicanos desde su promulgación en 2010.

Las cuentas permiten eliminar gran parte de los recortes automáticos de gasto federal que entraron en vigor en marzo del año pasado por la falta de acuerdo fiscal entre ambos partidos. En concreto, desaparecen recortes por valor de 45.000 millones de dólares (33.000 millones de euros).

La ley detalla las partidas para una docena de áreas presupuestarias (desde agricultura hasta seguridad nacional) y permite que el Pentágono recupere fondos de 20.000 millones de dólares (14.686 millones de euros) y que se dote de financiación al programa educativo Head Start, al tiempo que asegura un aumento del 1% en los salarios de los funcionarios.

Además, sitúa el gasto para el Gobierno de Obama a un nivel similar -en términos nominales- al de los últimos años de la Administración de George W. Bush.

Noticias

anterior siguiente