Enlaces accesibilidad

Los miembros de la Reserva Federal coinciden en moderar los estímulos, pero no en cuándo hacerlo

  • Las actas de su última reunión revelan un intenso debate sobre la retirada
  • El banco central de EE.UU. cerraría el programa a mediados de 2014

Por

Todos los miembros de la Reserva Federal de EE.UU. coinciden en que hay que empezar a ralentizar el programa de compras de activos a finales de 2013 si mejoran las condiciones económicas, según recogen las actas de su última reunión celebrada los días 30 y 31 de julio publicadas este miércoles. Sin embargo, las discrepancias surgen sobre el momento más adecuado para empezar a hacerlo.

La publicación de las actas no ha aportado datos relevantes para los inversores, aunque sí ha revelado el intenso debate que sigue abierto en el seno de la Reserva Federal.

Temor a la reacción de los mercados

Estas trascripciones también muestran que los miembros del Comité discutieron la posibilidad de añadir en su comunicado de julio frases más concretas sobre la continuidad o disminución del estímulo pero, como ocurrió en ocasiones anteriores, decidieron no hacerlo por temor a una reacción exagerada de los mercados.

Desde que en junio pasado, la Reserva Federal anunció que podría empezar a reducir sus compras de activos a finales de este año, las Bolsas de todo el mundo han sufrido vaivenes y el regreso de cierta ansiedad entre los inversores.

El Comité de Política Monetaria del banco central estadounidense declaró al cierre de esa reunión de julio que mantendría su programa de estímulo de la economía,  por el que -desde septiembre de 2012- adquiere cada mes unos 85.000 millones de dólares en bonos del Tesoro y títulos hipotecarios.

"Casi todos los miembros del Comité acordaron que aún no era apropiado un cambio en el programa ", señalan las trascripciones de aquella reunión. En ellas consta que uno de los miembros reclamó que la Reserva Federal señalara "de forma más explícita" que sus compras de activos se reducirán en el corto plazo, mientras otros miembros subrayaron la importancia de "ser pacientes y evaluar la información adicional antes de decidir sobre cualquier cambio en el ritmo de compra de activos".

"Bajo esa perspectiva, si las condiciones económicas mejoran según lo esperado, el Comité moderaría el ritmo de sus compras de títulos a finales de año, y si las condiciones económicas continuaran desarrollándose según lo anticipado, el Comité reduciría gradualmente sus compras y concluiría su programa de compras a mediados de 2014", añade el documento.

Noticias

anterior siguiente