Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Gerome Powell, ha señalado este jueves que todavía "hay muchos sectores de la economía que tienen que recuperarse" y "que la producción está por debajo de los niveles anteriores a la pandemia". Además, ha recordado que la tasa de desempleo en Estados Unidos ha alcanzado estos meses niveles históricos debido a la crisis que ha provocado el coronavirus. 

"Los indicadores disponibles hasta la fecha apuntan a un impacto en la economía española poco significativo". Así lo ha afirmado la vicepresidenta tercera de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, en una entrevista a TVE sobre el posible impacto del coronavirus en la economía, en la que ha insistido en "actuar con cautela" porque hay que ser conscientes de que las medidas de contención "también pueden tener un impacto económico".

Estados Unidos ha decidido recortar los tipos de interés en medio punto y dejarlos en la horquilla entre el por ciento y el 1,25 por ciento. La Reserva Federal lo ha hecho por sorpresa y antes de lo previsto para impulsar la actividad económica y combatir los efectos perjudiciales de la expansión del coronavirus en la economía mundial. El Banco Central estadounidense ha tomado esta decisión después de una reunión con los demás socios del G7, que agrupa a las economías más desarrolladas del mundo. En un comunicado, habían reafirmado su compromiso de utilizar todas las herramientas adecuadas para hacer frente a los riesgos ligados a la expansión mundial del coronavirus.

La Reserva Federal de Estados Unidos vuelve a bajar los tipos de interés, y ya van dos bajadas en este 2019. Es, sin duda, una muestra de la incertidumbre económica que vive el país. El supervisor norteamericano asegura que la inversión de las empresas y las exportaciones se han debilitado en Estados Unidos, pero al mismo tiempo no atisba grandes males. Incluso habla de un mercado de trabajo sólido y un crecimiento moderado de la actividad económica. La Reserva Federal ha decidido bajar los tipos un 0,25.

La Reserva Federal de Estados Unidos ha consumado el cambio de rumbo de su política monetaria y, por primera vez en más de una década, ha recortado los tipos de interés del dólar, que ahora se situarán en el rango entre el 2 % y el 2,25 %, en un intento por sostener el crecimiento económico del país frente a la desaceleración global y las turbulencias causadas por las disputas comerciales con China.

Los principales bancos centrales del mundo han vuelto a hacer anuncios que no se oían desde los años en los que la crisis golpeaba de lleno. Ahora, la Reserva Federal, el BCE y otros se preparan para un temporal distinto marcado por la desaceleración económica, la incertidumbre por la guerra comercial y una inflación baja. Por delante quedan meses clave para saber si los tiempos de tipos de interés mínimos y negativos continúan, ya que estos fenómenos apuntan a una bajada que supodría todo un viraje en la travesía. EE.UU. ha subido los tipos hasta en cuatro ocasiones en el último año y el BCE -ahora en el 0%, su mínimo histórico- se disponía a ello.

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos ha decidido que mantiene los tipos de interés. Pero su presidente, Jerome Powell, ha dejado la puerta abierta a una bajada a lo largo de este año como respuesta a un clima de incertidumbre económica. La Fed ha resistido las presiones del presidente Donald Trump para bajar el precio del dinero y ha defendido que la economía estadounidense es sólida. Por eso, el banco central quiere "ver más" antes de tomar una decisión en este sentido.