Enlaces accesibilidad

Una jueza culpa a Díaz Ferrán de la quiebra de Marsans y le inhabilita durante 15 años

       
  • El expresidente de la CEOE está en prisión preventiva por el caso Crucero
  •    
  • Díaz Ferrán y sus socios deben pagar 400 millones de deuda de la agencia

Ver tambiénTexto íntegro de la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, en pdf

Por
Díaz Ferrán y sus socios tienen que pagar la deuda de 400 millones de Viajes Marsans

La Audiencia Provincial de Madrid ha calificado como culpable el concurso de Viajes Marsans y ha inhabilitado durante 15 años a su exdueño y expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, actualmente en prisión preventiva por la operación Crucero en la que se investiga el vaciamiento patrimonial de Marsans.

La sentencia supone que Gerardo Díaz Ferrán, Angel de Cabo y los herederos de Gonzalo Pascual son responsables de la quiebra de la empresa y deberán hacer frente a la deuda del grupo turístico que supera los 400 millones de euros.

También condena a Díaz Ferrán a la pérdida de los derechos que pudiera tener como acreedor concursal de la empresa y le condena a él y a los herederos de su socio Gonzalo Pascual, ya fallecido, "a cubrir en su integridad el déficit patrimonial de Viajes Marsans" en la parte que no sea satisfecha por la liquidación de la sociedad.

La inhabilitación de Díaz Ferrán le impedirá "administrar bienes ajenos" o "representar o administrar a cualquier persona".

Durante la instrucción, la jueza Ana María Gallego ya decretó el embargo de bienes de los afectados, ante la alta probabilidad de que el concurso fuera declarado culpable.

Irregularidades contables

La jueza dice que hubo irregularidades contables relevantes para la comprensión de la situación patrimonial o financiera de Marsans, inexactitudes graves en la documentación aportada con la solicitud del concurso, una salida fraudulenta del patrimonio de la empresa entre junio de 2008 y junio de 2010 y actos jurídicos dirigidos a simular una situación patrimonial ficticia.

La magistrada también subraya la tardanza por parte de los dueños de Marsans en solicitar el concurso y su falta de colaboración con la administración concursal.

La designación de los herederos de Gonzalo Pascual está pendiente, ya que el 3 de diciembre de 2012 sus hijos presentaron en el Juzgado las escrituras de renuncia a la herencia. Su viuda hizo lo mismo el pasado 18 de enero, aunque ella sí está en concurso por haberse casado en régimen de gananciales. 

Noticias

anterior siguiente