Enlaces accesibilidad

Ordenan la evacuación de cientos de miles de personas de Nueva York ante la llegada de 'Sandy'

  • La bolsa de Nueva York permanecerá cerrada este lunes y, quizá, el martes
  • Los efectos del huracán ya se sienten en Carolina del Norte, Virginia y Maryland
  • Ver imágenes en directo de Nueva York

Por
Nueva York paralizado por la tormenta Sandy

La ciudad y el estado de Nueva York han anunciado medidas para minimizar el posible impacto del huracán "Sandy", que incluyen la evacuación de unos 375.000 habitantes de la Gran Manzana y el cierre de las escuelas y del transporte metropolitano.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. ha advertido de que el huracán, que se encuentra a unos 615 kilómetros al sureste de Nueva York, puede provocar una subida del nivel del agua en zonas bajas de esa ciudad de más de tres metros.

Sandy se ha reforzado tras haberse cruzado con un frente de baja presión y avanza hacia la costa a 140 kilómetros por hora, con lo que previsiblemente toque tierra este lunes.

En las inmediaciones del puerto de Nueva York (el área de agua comprendida entre la desembocadura del río Hudson y el puente de Verrazano) el agua se podría elevar más de tres metros si el pico de las marejadas ocurre en el momento de la marea alta.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ha ordenado el cierre dos túneles situados al sur de Manhattan, el Holland y el de Brooklyn, a partir de las 14:00 locales (19:00 hora peninsular española) para prevenir posibles inundaciones ocasionadas por el huracán.

Cerrados dos túneles de Manhattan

El túnel Holland conecta el sur de Manhattan con el vecino estado de Nueva Jersey, mientras que el de Brooklyn une los dos barrios. El Bajo Manhattan, en la zona de Battery Park, ya ha comenzado a registrar inundaciones leves por la subida del nivel de las aguas.

Cuomo ha insistido a los neoyorquinos en que no se confíen por los efectos hasta ahora leves del huracán, ya que "lo peor está por venir", y ha urgido a que los curiosos que han acudido a las playas a hacer fotografías o divertirse a que abandonen las zonas de inmediato.

Dada la gran amplitud de esta tormenta, los expertos advierten de que la subida del nivel del agua puede coincidir con varios ciclos de mareas (dos diarias), lo que se puede traducir en "reiterados y prolongados periodos de inundaciones" tanto en zonas costeras como en otras más interiores.

El presidente del país, Barack Obama, ha decidido anular sus actos de campaña en Florida y regresar a Washington para estar al tanto de la respuesta al huracán.

Cierra la bolsa de Nueva York

La bolsa de Nueva York cerrará totalmente este lunes, y también el martes debido a la llegada de "Sandy". Inicialmente, la bolsa neoyorquina (NYSE) había dicho que cerraría las operaciones físicas, pero mantendría abiertas las electrónicas.

Sin embargo, NYSE ha señalado en un comunicado emitido poco antes de medianoche hora local (05:00 hora peninsular española) que las "peligrosas circunstancias" que ha creado el huracán harán "extremadamente difícil" asegurar la seguridad de su personal.

"La seguridad debe ser nuestra primera prioridad", ha añadido NYSE, que indica que aún no se ha decidido que harán el martes. "Trabajaremos con el sector para determinar los próximos pasos en la reanudación de las operaciones lo antes que la situación lo permita", ha resaltado.

Exceptuando los cuatro días de cierre por los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, la última vez que la bolsa neoyorquina ha cerrado sus operaciones físicas fue el 27 de septiembre de 1985 debido al huracán "Gloria".

Tampoco habrá reunión en el Tribunal Supremo estadounidense y las tiendas de la ciudad permanecerán cerradas, como medida preventinva.

Los efectos del huracán llegan a la costa este

Y es que, las primeras lluvias inundaciones y un fuerte oleaje provocados por el huracán ya han llegado este domingo a las costas de Carolina del Norte, Virginia y Maryland, donde también se preparan concienzudamente para enfrentarse a una tormenta que se intensificará entre este lunes y el martes.

En Carolina del Norte, una réplica del velero HMS Bounty se ha hundido. Catorce de los 16 tripulantes han podido ser rescatados, mientras que hay dos que se encuentran desaparecidos. "El buque se ha hundido, pero el mástil todavía es visible", ha informado la Guardia Costera.

Frente a la costa de Carolina del Norte, la Guardia Costera ha rescatado a los tripulantes de una velero, una réplica del barco HMS Bounty construido para una película de 1962 sobre el famoso motín que tuvo lugar a bordo del buque original en el s. XVIII. El barco se encontraba en el mar y había perdido propulsión cuando se acercaba el huracán.

Pero lo peor se espera a finales del lunes y primeras horas del martes a lo largo de la costa noreste estadounidense donde se ha declarado el estado de emergencia y los residentes se preparan para inundaciones y cortes de luz que podrían afectar a millones de personas y prolongarse durante días.

"Estamos barajando un impacto por encima de las 50 a 60 millones de personas afectadas", ha indicado Louis Ucellini, responsable de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA, por su sigla en inglés) en entrevista con el canal NBC.

Nueve estados, desde Carolina del Norte hasta Massachusetts, han declarado el estado de emergencia de manera previa para iniciar la preparaciones ante la tormenta y han pedido a los residentes que acumulen agua embotellada, baterías y alimentos.

Vuelos cancelados y escasez de agua

Unos 2.500 aviones se quedarán en tierra este lunes, especialmente en los aeropuertos internacionales de Washington-Dulles, Filadelfia y Newark. Este domingo han sido cancelados más de 700 vuelos. También en España se han cancelado vuelos con destino a EE.UU.

En la ciudad de Washington Distrito de Columbia ya empiezan a escasear el agua embotellada y las baterías en algunos supermercados, mientras la gente se prepara para una tormenta que podría afectar a escuelas, oficinas o sedes de gobierno.

Las estimaciones de simulación por ordenador adelantan que el ojo del huracán, que tocará tierra como con categoría 1, pase a últimas horas de este lunes por entre las costas de Delaware, el sur de Nueva Jersey y continúe al norte de la ciudad de Baltimore (Maryland) y se dirija al estado de Pensilvania.

En la costa de Nueva Jersey se ha ordenado la evacuación de zonas vulnerables en la ciudad de Atlantic City, famosas por sus casinos, que permanecerán cerrados hasta nueva orden, mientras que se han bloqueado puentes o vías de acceso peligrosas.

El gobernador del estado, Chris Christie, ha ordenado que permanezcan cerrados edificios públicos durante este lunes y que el sistema ferroviario comience a suspenderse progresivamente desde la tarde del domingo.

No obstante, el área de influencia de la tormenta será especialmente amplia y llegará con más fuerza que el huracán "Irene" en 2011, que dejó importantes daños materiales al noreste de EE.UU., especialmente en el estado de Vermont.

Noticias

anterior siguiente