Enlaces accesibilidad

Los ministros de la zona euro aprueban otro tramo de 8.000 millones del rescate a Grecia

       
  • Grecia ha aprobado los ajustes antidéficit exigidos por la 'troika' este jueves
  •    
  • El nuevo tramo del rescate, de 8.000 millones llegará en noviembre
  •    
  • Lagarde va a recomendar el desembolso de la ayuda, pendiente del FMI

Por

Los ministros de Finanzas de la zona euro han aprobado un nuevo tramo del rescate financiero a Grecia, por 8.000 millones de euros, de los que 5.800 millones de euros serán aportados por la Unión Eurpea y el resto por el Fondo Monetario Internacional. La ayuda forma parte del primer rescate a Grecia, concedido en mayo de 2010 y que asciende a 110.000 millones de euros.

La reunión del Eurogrupo seguirá este sábado, cuando se espera que aborden la ampliación del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera que en la actualidad está dotado con 440.000 millones de euros.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, mantendrán además este sábado un encuentro que permita acercar posturas. Francia aboga por la conversión del fondo de rescates en un banco con acceso a los fondos del Banco Central Europeo, mientras Alemania defiende la ampliación del Fondo con la condonación de al menos el 50% de la deuda de Grecia con los bancos.

El desembolso de este nuevo tramo del rescate, pendiente solo de la aprobación del FMI, se podría producir en la primera mitad de noviembre. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, ha anunciado que recomendará al FMI su desbloqueo en noviembre.

Un paso positivo hacia la solución de la crisis

El ministro de Finanzas de Grecia, Evangelos Venizelos, ha calificado como un "paso positivo" hacia la solución de la crisis de la deuda griega la aprobación por parte del Eurogrupo del sexto tramo del plan de asistencia financiera.

"La decisión de hoy del Eurogrupo es un paso positivo que viene tras la aprobación en el Parlamento heleno de una ley que garantiza los objetivos fiscales en 2012 y las reformas estructurales necesarias", señala en un comunicado.

El ministro indica que la dura política de ahorro que está aplicando el Ejecutivo y los sacrificios del pueblo son necesarios para salvar al país y suponen no sólo la base para el sexto tramo, sino también "para un nuevo programa que hará soportable la deuda griega a largo plazo y facilita los pagos anuales de la deuda."

Por su parte, el primer ministro griego, Yorgos Papandréu, ha discutido este viernes por teléfono con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, sobre la cumbre europea del domingo en la que se debatirá un nuevo paquete de ayuda a Grecia, que incluye una quita del 21% sobre la deuda griega. 

Piden más reformas estructurales

"Hemos acordado respaldar el desembolso del siguiente tramo de la  asistencia financiera a Grecia en el contexto de su actual programa  de ajuste económico. El pago se producirá durante la primera mitad de  noviembre, pendiente de la aprobación del Fondo Monetario  Internacional (FMI)", señala el Eurogrupo en un comunicado.

"Celebramos los importantes esfuerzos de consolidación fiscal  llevados a cabo por el Gobierno griego, que le permitirán cumplir los  objetivos (de reducción de déficit) de 2012", señala el comunicado.  El Eurogrupo da por hecho que Atenas no cumplirá su meta de 2011  (7,6% del PIB) debido a que "la situación macroeconómica se ha  deteriorado".

En todo caso, los ministros de Economía piden a las autoridades  griegas "más progresos en la aplicación de las reformas estructurales  y el programa de privatización".

Aportación de la banca

El pago de este tramo de 8.000 millones de euros se ha retrasado  en diversas ocasiones con el objetivo de presionar a las autoridades  helenas para que aceleraran las reformas. De hecho, los inspectores  abandonaron Atenas a principios de septiembre y sólo regresaron  cuando el Gobierno griego aprobó el plan de ajuste, que incluía la  creación de una tasa inmobiliaria e importantes recortes en la  función pública.

En lo que sigue sin haber acuerdo es en la aportación que debe  hacer la banca al segundo rescate de 109.000 millones de euros para  Grecia con el objetivo de hacer que su deuda vuelva a ser sostenible.  Los países de la eurozona debaten pedir a los bancos que asuman  pérdidas de hasta el 50% o el 60% en los bonos griegos que tienen en  su cartera, en lugar del 21% acordado en julio.

Alemania y Países Bajos son los países que reclaman una mayor  contribución de la Banca, mientras que Francia y el Banco Central  Europeo (BCE) se resisten por temor a un agravamiento del contagio a  España e Italia. El objetivo de los líderes europeos es superar estas  divisiones y pactar una "solución duradera" para Grecia en las  cumbres del 23 y 26 de octubre.

"Concluiremos un segundo programa de ajuste para Grecia, con una  combinación adecuada de nueva financiación pública y participación  del sector privado", señala el comunicado del Eurogrupo.

Grecia avanza en nuevos recortes

El Parlamento griego ha aprobado, en una votación ajustada, este jueves los ajustes antidéficit exigidos por la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo para acceder al sexto tramo del primer rescate. Las medidas adoptadas para recaudar 7.100 millones de euros, incluyen el despido de 30.000 funcionarios el próximo año.

La misión de estas instituciones encargada de elaborar el informe sobre los avances de Grecia en la lucha contra el déficit, dio a conocer su conclusión favorable este jueves, aunque con matices, al asegurar que la dinámica de la deuda griega sigue siendo preocupante.

El Parlamento dio luz verde a las nuevas medidas en el segundo día de huelga general convocada por los sindicatos contra los recortes y mientras cientos de personas se concentraban en sus proximidades. Durante las protestas se produjeron enfrentamientos de la policía con un grupo de radicales que habían atacado con piedras a los manifestantes del partido Comunista de Grecia (KKE) que terminaron con un sindicalista muerto y cuarenta personas heridas.

Sin financiación hasta el 2021

Grecia no será capaz de refinanciar en el mercado antes de 2021, a pesar de la ayuda europea, según informa el diario Bild en su edición de este sábado, citando un informe de la troika de acreedores a largo plazo sobre la solvencia de Atenas.

"Desde el cuarto informe de la 'troika' en julio, la situación en Grecia se ha deteriorado", según el preámbulo del informe citado por el periódico.

Según el documento, Grecia muestra 7,25 puntos de crecimiento menos de lo previsto en julio. En 2020, la deuda de Grecia continuará representando a 152% del PIB, un 130% en el año 2030, de acuerdo con las predicciones de la 'troika' citado por el periódico más leído de Alemania.

Según fuentes europeas, el informe de la 'troika', que no tiene la intención de hacerse público, fue presentado a los Jefes de Estado y de Gobierno de la zona euro el miércoles. El capítulo sobre la solvencia de Atenas, según Bild, que no se incluyó en el informe de la 'troika' sobre Grecia, ha sido presentado este viernes en un informe "confidencial" del gobierno alemán.

Otro informe sobre la solvencia a largo plazo de Grecia, llevada a cabo por la Comisión, se dio también a los líderes de la eurozona, según fuentes europeas citadas por France Press.

Noticias

anterior siguiente