Enlaces accesibilidad

Bankia sale a Bolsa entre grandes tensiones del mercado a pesar del descuento en sus títulos

  • El banco que integraron Cajamadrid, Bancaja y otras culmina su recapitalización
  • La entidad queda valorada en unos 6.000 millones, tras recibir 4.500 del Estado
  • El grupo aprobó las recientes pruebas de solvencia con margen suficiente

Por

Bankia saldrá a Bolsa este miércoles, en un momento de gran tensión en los mercados, y marcará un hito en un proceso de recapitalización llevado a cabo a contrarreloj y que empezó hace un año con la fusión de seis cajas, entre ellas Cajamadrid y Bancaja.

La nueva entidad empezará a cotizar a las 12.00 horas con un precio de referencia de 3,75 euros, el que fijó la compañía este lunes con un 15% por debajo del valor mínimo que había anunciado en su oferta (lo que supone un 60% de descuento sobre lo que se conoce como su valor en libros).

Desde Bankia se destaca la importancia de haber captado, en un contexto poco favorable, unos 3.000 millones de euros: todavía no se conoce la cifra exacta, aunque la mitad procede de pequeños inversores (fundamentalmente, clientes de la entidad) y unos 50 millones de sus empleados.

Tampoco se ha revelado los nombre de los grandes inversores, aunque se da por hecho que entre ellos están Mapfre (socio de la antigua Cajamadrid) , los principales bancos y otras entidades financieras como Mutua Madrileña, o El Corte Inglés, según Efe.

Participación del Estado

Con su inversión superará holgadamente la cifra de capital que Bankia tendría que tener a finales de septiembre, después de que el Gobierno impusiera a principios de año unos nuevos requisitos de solvencia más exigentes.

Fue entonces cuando el consejo de administración aprobó el plan para salir a Bolsa, una de las opciones que tenía el banco creado por Cajamadrid, Bancaja, La Caja Insular de Canarias, Caixa Laietana y las de Ávila, Segovia y Rioja para evitar tener al Estado entre sus accionistas.

Y eso a pesar de que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) dio al grupo 4.465 millones de ayuda. Es decir, cerca de dos terceras partes el valor que tendrá el grupo en el momento de su salida a Bolsa: entre los 6.000 y 7.000 millones de euros de capitalización, según las estimaciones de la prensa especializada.

La inversión estatal se registra simplemente en forma de participaciones (sin derechos políticos); si fueran acciones, Bankia estaría nacionalizada, una petición que han promovido diversos colectivos y asambleas del movimiento del 15-M.

Estos indignados denuncian que el dinero público ha servido para “sanear las cajas y entregarlas, posteriormente, a manos privadas”.

Momento muy delicado

Otra crítica, lanzada por analistas financieros, es que con este proceso tampoco se ha conseguido mejorar la confianza de los inversores internacionales, uno de los objetivos que se marcó el Gobierno al forzar la reestructuración del sector.

De hecho, el debut en el parqué de Bankia, junto a la de Banca Cívica —que se producirá este jueves— se presenta como una prueba de fuego para las entidades españolas, que siguen en el punto de mira de los mercados a pesar de que ambas aprobaron las pruebas de solvencia publicadas el pasado viernes (paradójicamente, el test reveló que no necesitaban salir a Bolsa para conseguir más capital gracias a su colchón de provisiones).

Ahora, los mercados esperan que el jueves una cumbre extraordinaria de los mandatarios de la UE apruebe un nuevo plan de rescate a Grecia para evitar la suspensión de pagos del país por su elevada deuda.

La salida a Bolsa de Bankia estará protagonizada por su presidente, Rodrigo Rato, con el tradicional toque de campana en el Palacio de la Bolsa de Madrid para dar la bienvenida al nuevo valor. En el primer día de cotización, la acción no podrá fluctuar más de un 50%, según las normas del regulador.

Noticias

anterior siguiente