Enlaces accesibilidad

Merkel: "España y cualquier país saben que el mecanismo de rescate está ahí si es necesario"

Por
Angela Merkel y Nicolas Sarkozy se reúnen en Berlín

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, han eludido pronunciarse sobre los rumores que, desde la prensa alemana, apuntan a que España podría prepararse para solicitar un rescate a cargo del fondo de estabilidad creado por la Unión Europea. Sin embargo, la jefa de Gobierno germana ha apostillado que "España y cualquier otro país saben que ese paraguas está ahí".

Merkel ha asegurado que no fomentará "los rumores y las especulaciones" de que España necesita ayudas del fondo de rescate del euro preparado por los 16 países que cuentan con la moneda única. "La noticia importante es que hay un paraguas para toda la Eurozona. Es lo importante para los mercados", ha destacado la canciller al término de una reunión de trabajo con el presidente francés Nicolas Sarkozy en Berlín para preparar las próximas cumbres de la UE en Bruselas y del G-20 en Toronto.

Merkel ha insistido en que ese mecanismo de rescate se ha diseñado para ser "un mensaje muy, muy claro para todos los mercados. Este dispositivo se podría activar siempre que fuera necesario, pero cuando las condiciones para activar ese dispositivo sean las apropiadas. Todos y cada uno de los países pueden recurrir a este apoyo, de eso se trata".

"Si hubiera problemas -y nosotros no queremos pronunciarnos- el mecanismo puede activarse en cualquier momento", ha rematado Merkel, quien, sin embargo, ha insistido en que no quiere entrar en esas especulaciones mediáticas.

Una tasa bancaria y un impuesto a las transacciones

Merkel y Sarkozy han subrayado que el objetivo de su encuentro ha sido afinar posturas con vistas a la cumbre del G-20 en Toronto, para la que han anunciado la redacción de una carta conjunta con sus propuestas que será enviada al primer ministro canadiense, Stephen Harper.

La canciller alemana ha comentado la "insatisfacción" que comparte con Sarkozy por los escasos progresos logrados en las negociaciones para alcanzar una mayor regulación de los mercados financieros. Ambos han defendido la creación de una tasa bancaria para que las entidades financieras cuenten con un colchón de fondos que, en el caso de una nueva crisis, haga innecesario que sea el contribuyente quien acuda a su rescate.

En tercer lugar, tanto Merkel como Sarkozy han insistido en la creación de un impuesto para las transacciones en los mercados financieros.

En cuanto a la próxima cumbre de la Unión Europea en Bruselas, la canciller alemana y el presidente francés han reiterado la necesidad de reforzar el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, incluso a través de sanciones como la suspensión de voto "a notorios violadores" de los pactos, según ha apuntillado Merkel.

Un gobierno económico común

Merkel ha repetido que Europa debe hablar con "una única voz". "Tiene que seguir adelante, necesita ser el continente más dinámico del mundo, nos hemos alejado en una serie de cuestiones, pero debemos seguir adelante", ha añadido.

La canciller ha advertido que "necesitamos salir de esta crisis y sólo lo vamos a conseguir si las instituciones de la UE cambian y se adaptan: tienen que ser operativas y pragmáticas".

"La posibilidad de crear este gobierno económico no pueden ser sólo bonitas palabras, sino que hay que llegar a la acción", ha continuado Merkel. "Europa ha marcado una pauta", según la canciller al crear el fondo de estabilidad dotado con 750.000 millones de euros, pero advierte que "necesitamos no sólo un presupuesto consolidado, sino que necesitamos crear las instituciones necesarias para lograrlo".

El presidente francés ha respaldado la idea del gobierno económico común de los Veintisiete, pero ha matizado que no tienen por qué crearse nuevas instituciones. "La solución no está en la creación de nuevas instituciones, sino en la posibilidad de que las que existen se reúnan de forma rápida, eficaz. Los especuladores, los mercados, pueden echar por tierra nuestro operativo en unos segundos. Así que el gobierno europeo debe poder hacerles frente de forma rápida", ha sentenciado Sarkozy.

Noticias

anterior siguiente