Enlaces accesibilidad

El Consejo Ecónomico y Social aboga por subir los impuestos que menos afecten a la demanda

  • Propone recuperar las tasas sobre la riqueza y revisar las de las SICAV
  • Critica la "escasa planificación" en política laboral

Por

El Consejo Económico y Social (CES) propone, hasta que la recuperación económica se consolide, un aumento de la fiscalidad que tenga un impacto limitado sobre la demanda

En su Memoria de 2009, el CES -un órgano consultivo integrado por sindicatos y patronal- destaca que la situación de la Hacienda pública española es "complicada" y es "necesario" realizar reformas estructurales tanto en la vertiente del gasto como de los ingresos

Para aumentar los ingresos, este organismo apuesta por un refuerzo "decidido" de la lucha contra el fraude fiscal. También recuerda que existe un debate abierto sobre la "oportunidad de recuperar" la imposición sobre la riqueza, revisar la fiscalidad de las sociedades de inversión colectiva (SICAV) y desarrollar la fiscalidad medioambiental.

El Gobierno ha anunciado una revisión de la fiscalidad que afecta a las grandes fortunas, pero no ha adelantado en qué consistirá ni qué impuestos se modificarán.

Respecto al mantenimiento de los estímulos fiscales para salir de la crisis, el Consejo desaconseja su retirada hasta que no se haya recuperado la actividad. A medio plazo, opina que ha de plantearse el fortalecimiento estructural del sistema tributario español para aumentar su capacidad recaudatoria y su progresividad.

El objetivo sería, según el CES, financiar "de manera sostenible" unos sistemas de protección social similares a los de los socios de la UE.

Escasa planificación en política laboral

En el capítulo laboral, durante la presentación de la Memoria de 2009, el presidente del CES, Marcos Peña, ha destacado que las "numerosas" políticas de empleo emprendidas en 2009 han tenido un "éxito insuficiente" debido a su "escasa" planificación. En concreto, el informe critica esta "escasa planificación" de muchas decisiones "que trataron de responder a la evolución del mercado de trabajo de forma precipitada".

Además, denuncia que, dada la gravedad y extensión de la crisis, muchas de las actuaciones adoptadas con vigencia limitada, han tenido que ser prorrogadas en el tiempo.

Sobre las políticas sociales, el CES resalta la necesidad de "repensar" las políticas sociales, ya que el envejecimiento de la población y el desempleo de larga duración hacen prever una "intensificación" en el ritmo de crecimiento de las pensiones de jubilación.

En este sentido, señala que hay que "profundizar" un enfoque de vida laboral "más amplio" y, por lo tanto, no centrado sólo en las "últimas etapas". Así, indica la Memoria del CES, se debería prestar atención tanto a las salidas "prematuras" de la ocupación, como a las entradas "tardías" y los efectos de las interrupciones de la carrera laboral.

Además, la Memoria del Consejo Económico y Social defiende un cambio del modelo productivo, "responsable de los efectos de la crisis", con la ejecución de  reformas estructurales en el sector productivo, el sistema financiero, el sistema energético, el mercado laboral, la educación, así como en otros sectores como las nuevas tecnologías y las telecomunicaciones.

Europa, sin gobierno

Marcos Peña ha arremetido también contra los mercados financieros asegurando que "funcionan mal, su regulación es inexistente y carecen de cooperación internacional". A medio plazo, ha apostado por que se impulse la creación de agencias de calificación europeas.

También ha criticado a la UE porque, ha dicho, "no existe una gobernanza eficaz en Europa, ni una auténtica política económica". Asimismo, el CES aconseja un aumento del presupuesto comunitario de "suficiente entidad como para jugar un papel destacado en la política de estabilización económica de la Unión Europea".

Noticias

anterior siguiente