Enlaces accesibilidad

Sarkozy se reúne con Zapatero y Sócrates antes del Eurogrupo

       
  • También tiene previsto reunirse con la canciller alemana, Angela Merkel
  •    
  • Estudiarán cómo frenar el impacto de las agencias de calificación

Por
Reunión extraordinaria de los jefes de estado y de gobierno de la zona euro

Nicolas Sarkozy, el presidente francés, ha decidido desplegar todas las armas en su poder para transmitir en el día de hoy tranquilidad a los mercados europeos.

Para ello, ha citado antes de la cumbre del Eurogrupo en Bruselas al presidente del gobierno, Rodríguez Zapatero -a las seis de la tarde-  y al primer ministro portugués, José Sócrates.

Encuentro con los líderes de los dos países que esta semana han visto cómo las agencias de calificación rebajaban la nota de sus deudas soberanas, haciendo que el contagio de la crisis griega se cerniera sobre ellas de forma notable.

De hecho, el portugés ha dicho antes de viajar a Bruselas que los ataques especulativos contra su país "son inaceptables y carecen" de cualquier fundamento.

El Eurogrupo

Como si de una lucha a vida o muerte se tratara, los líderes de la zona Euro se reúnen este viernes en Bruselas para intentar ganarse la confianza de los mercados internacionales en la zona Euro.

Convocados por el presidente del Consejo, Herman Van Rompuy, van a intentar disipar cualquier duda sobre la viabilidad del plan de rescate a Grecia aprobado junto al Fondo Monetario Internacional. De este modo, intentarán frenar posibles ataques especulativos a otros Estados como Portugal o España que puedan poner en riesgo la moneda única.

El procedimiento nacional

Sesión extraordinaria que comenzará a las siete de la tarde con una cena de los 16 miembros junto a Van Rompuy, que convocó el encuentro el mismo día en el que los ministros de Economía daban luz verde a un programa que va a movilizar 80.000 millones de euros en tres años, a los que hay que sumarle otros 30.000 millones del FMI.

La intención que tiene el presidente del Consejo es "hacer balance de los procedimientos parlamentarios" que se llevan a cabo para autorizar el préstamosy, de este modo "cerrar el conjunto del proceso" que está en marcha.

Por ahora Alemania ya ha dado su visto bueno, también lo ha hecho España en el Consejo de Ministros de este viernes. Parece que en el resto de los Estados miembros no habrá problema para que salga adelante, aunque no ha ocurrido así en Estonia, donde se ha rechazado.

Endurecer las medidas

Algo que se analizará en esta cita, donde el presidente francés, Nicolás Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel -que también se van a reunir en Bruselas- tienen previsto solicitar que se tomen medidas para disminuir la capacidad de influencia de las agencias de calificación.

Empresas cuyas opiniones tienen una rápida repercusión en los mercados internacionales, y que esta semana han puesto en jaque a las bolsas europeas y las economías de España y Portugal.

Así se lo han hecho saber esta semana al presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso, y al propio Van Rompuy en una carta en la que señelaban que "habría que formular propuestas para reforzar la competencia en el mercado de la calificación del crédito".

Además van a volver a insistir, una vez más, en la importancia que tiene tomar medidas contra aquellos Estados que incumplan el pacto de estabilidad. Algo que se quiere adoptar en la estrategia Europa 2020 pero que, de momento, no puede aplicarse ya que tan sólo cuatro países: Finlandia, Estonia, Dinamarca y Luxemburgo, cumplirían con los acuerdos.

Noticias

anterior siguiente