Enlaces accesibilidad

El CGPJ expresa su "preocupación" por los "ataques" al Supremo en el acto de Garzón

       
  • Reitera "con firmeza la ineludible necesidad de respetar" a los jueces
  •    
  • Critica especialmente al ex fiscal jefe Anticorrupción Jiménez Villarejo
  •    
  • Villarejo criticó al Supremo por ser instrumento del "fascismo español"

Ver también:  Consulta en pdf la nota del CGPJ sobre los ataques al Supremo por Garzón

Por
Acto multitudinario en la Universidad Complutense de Madrid a favor del juez Garzón

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha expresado su "preocupación y tristeza" ante "las diversas manifestaciones que de forma sistemática vienen produciéndose atacando la actuación jurisdiccional del Tribunal Supremo" en relación con la causa abierta al juez Baltasar Garzón, que se sentará en el banquillo por investigar los crímenes del franquismo.

El CGPJ hace referencia, "de manera especial", a las declaraciones hechas este martes "por personas que han ocupado destacadas responsabilidades en instituciones básicas del Estado", en alusión a la intervención de, entre otros, el ex fiscal jefe Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo en el acto en defensa de Garzón organizado por UGT y CC.OO. en la Universidad Complutense de Madrid.

El portavoz de Justicia del PP, Federico Trillo, había exigido al CGPJ que defendiera al Supremo tras el "espectáculo vergonzoso" y la "algarada" que, a su juicio, ha sido el acto de apoyo a Garzón.

El órgano de gobierno de los jueces se pronuncia así en un acuerdo aprobado por su Comisión Permanente, reunida en Granada, en el que se dice que el Consejo "reitera con firmeza la ineludible necesidad de respetar la actuación de los órganos judiciales, cuya cúspide ostenta el Tribunal Supremo".

"Sin perjuicio de recordar la legitimidad de la crítica a las resoluciones judiciales, el descrédito hacia el propio Estado de Derecho que producen manifestaciones como las anteriormente referidas no resulta tolerable", señala el texto.

Villarejo acusa al TS de instrumento del "fascismo"

Durante el multitudinario acto en defensa de Garzón celebrado este martes en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense, Jiménez Villarejo ha acusado a los magistrados del Supremo de constituirse en un instrumento de la "actual expresión del fascismo español" por admitir las querellas de Falange Española de las JONS y del sindicato ultraderechista Manos Limpias contra el juez.

El ex fiscal jefe Anticorrupción ha criticado además que el magistrado Luciano Varela, instructor de la causa contra Garzón, hable en el auto en el que anticipa la decisión de juzgarle de la "encomiable sensibilidad" de los jueces durante la dictadura, cuando "fueron cómplices hasta el último día de las torturas".

Al CGPJ no le consta ninguna queja de jueces

Tras la reunión de la Comisión Permanente, la portavoz del CGPJ,  Gabriela Bravo, ha asegurado que, "si los jueces se sienten presionados  por los sindicatos, les corresponde a ellos valorarlo". "A mí no me  consta ninguna queja por parte de ningún miembro del poder judicial  en la que comuniquen de forma expresa que se sienten de alguna forma  presionados", ha añadido.

El Tribunal Supremo no ha notificado aún al órgano de gobierno de  los jueces la resolución por la que se acuerda proceder penalmente  contra Garzón por un posible delito de prevaricación al investigar  los crímenes del franquismo, por lo que la decisión sobre su  suspensión de funciones podría retrasarse más allá del Pleno del día  22.

Robles lamenta las palabras de Villarejo

La vocal del Consejo General del Poder Judicial Margarita Robles ha lamentado las acusaciones del ex fiscal Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo a los magistrados del Tribunal Supremo.

Robles ha señalado que "todas las decisiones judiciales se pueden criticar", pero ha tachado de inaceptables las declaraciones de Villarejo, en la línea del pronunciamiento que ha hecho la Comisión Permanente del CGPJ, de la que forma parte.

Respecto a la posible suspensión del juez, Margarita Robles ha declarado que se ha abstenido de decidir y que prefiere "estar al margen".

Las declaraciones se han producido antes del comienzo de una jornada jurídica sobre las relaciones entre la Iglesia y el Estado, celebrada esta tarde en Málaga y organizada por la Asociación Profesional de la Magistratura de Málaga y la Cátedra de Derecho Procesal de la Universidad de la ciudad.

Noticias

anterior siguiente
-->