Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

El exjuez Baltasar Garzón ha asegurado este lunes que ya ha solicitado al Gobierno de España que se pronuncie sobre el dictamen de la ONU que calificó la sentencia que le inhabilitó de su cargo de parcial y arbitraria y que "si no se pronuncia", acudirá a la justicia "para pedir que ese dictamen se cumpla y eso significa pedir la reincorporación" a su puesto. "Lo que después haga y no me llega antes la jubilación, ya veremos", ha añadido el jurista. 

En una entrevista en La Noche en 24 Horas, Baltasar Garzón ha presentado su libro "Los disfraces del fascismo" y ha comentado que "cada fascismo se manifiesta en cada país con unos tintes muy particulares[...], pero con nervios comunes entre todos". El jurista ha calificado al presidente ruso, Vladímir Putin, de fascista, alegando que "uno de los ideólogos más próximos al Kremlin" dice "cosas terribles respecto a Ucrania", como que habría que acabar con aquellos ucranianos que piensen que su país es algo distinto de Rusia.

Baltasar Garzón, magistrado y abogado, se ha acercado hasta los micrófonos del Informativo 24 horas de RNE para hablarnos de su libro "Los disfraces del fascismo". En él, Garzón desgrana todos los disfraces que se ha encontrado del fascismo en su carrera y también hace una autocrítica a la Administración de Justicia. El abogado nos cuenta que sociedad española no es conservadora, sin embargo: "En la Judicatura y el Ministerio Fiscal, según las encuestas y los estudios, cerca del 80% es conservador o muy conservador"

Sobre el espionaje con el programa Pegasus, el magistrado explica que: "Todo lo que se refiere a los casos de inteligencia en algún momento suele estallar. Todo es muy tenebroso y esa oscuridad genera desconfianza".
 

El exmagistrado de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, ha compartido durante su entrevista en La Noche en 24 Horas su solución al bloqueo del Poder Judicial que vive España desde hace cuatro años: "Tiene que dimitir todo el Consejo General del Poder Judicial", una acción que según él provocaría el nombramiento de un nuevo CGPJ. Una vez establecido, siguiendo el sistema actual de elección que para Garzón "es el correcto por las actuales competencias del CGPJ", propone que ya luego comience el debate sobre el modelo.

En cuanto a la sentencia del Comité de Derechos Humanos de la ONU, que ha concluido que su inhabilitación por parte del Tribunal Supremo fue arbitraria, advierte que "España tiene que cumplir con el dictamen", que Garzón cataloga de vinculante, y que si no lo hace en seis meses, él tendrá que "exigir su cumplimiento".

Con el reciente espaldarazo que le ha dado el Comité de Derechos Humanos de la ONU, Baltasar Garzón se ve cargado de razones para volver a la judicatura de la que le apartó hace 9 años una condena del Tribunal Supremo por intervenir comunicaciones entre acusados del caso Gürtel y sus defensores. El exjuez, reconvertido ahora en abogado, comparte sus reflexiones con un equipo de Informe Semanal. Cuenta que para él la solución no ofrece dudas: "A un juez, que le reparen integralmente no es que le paguen una indemnización, sino que lo reintegren en su puesto". Sin embargo, las interpretaciones que se deslizan desde el Tribunal Supremo y el Consejo General del Poder Judicial son muy distintas.

El ex magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón se ha mostrado partidario este martes de limitar las funciones del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) cuando haya concluido su mandato constitucional y ha criticado el "lamentable espectáculo" que siga habiendo una "disputa" entre PSOE y PP "no por el nombramiento de vocales", sino porque el Partido Popular, ha dicho, "pone vetos a que partidos democráticos entren en el debate parlamentario", en referencia a Unidas Podemos.

Durante una entrevista en 'La hora de la 1', Garzón ha considerado que el rey emérito debería comparecer ante la Justicia por las presuntas irregularidades en sus finanzas y ha abogado por agilizar la investigación.

También se ha mostrado contrario a la repetición del juicio en la Audiencia Nacional al coordinador de EH-Bildu, Arnaldo Otegi, por el 'caso Bateragune', ya que supone una nueva condena en sí mismo, ha dicho.

El juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, uno de los jueces estrella de nuestra democracia, se sentaba en 2012 por primera vez en el banquillo de los acusados por  las escuchas de la trama Gürtel. Más adelante lo haría por la Ley de Memoria Histórica.

Once años de inhabilitación por prevaricación fue la condena impuesta por el Tribunal Supremo, por ordenar las escuchas telefónicas de los investigados en la trama.

La caída del juez de la Operación Nécora contra el narcotráfico en Galicia; que ordenó el arresto de Pinochet o que investigó los GAL, es sin duda uno de los acontecimientos que marcarán un antes y un después en la historia de la justicia española.

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha pedido comparecer en el Congreso para explicar su relación con el excomisario de la Policía José Villarejo, con el que reconoce haber coincidio en "tres ocasiones" en los últimos 25 años. Delgado ha respondido así a la publicación este lunes de los audios de una comida con el expolicía en 2009 cuando ella era fiscal de la Audiencia Nacional. La ministra asegura que acudió porque se la invitó el entonces juez Baltasar Garzón. Ciudadanos y el Partido Popular piden explicaciones a la ministra.

El Gobierno ha rechazado el indulto al expresidente de las Islas Baleares, que lo había solicitado para eludir la condena a nueve meses de prisión por tráfico de influencias por el caso Palma Arena, según han confirmado fuentes de Justicia. El Consejo de Ministros también ha denegado el indulto al exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón; al dirigente de Nuevas Generaciones Ángel Carromero; el exalcalde de Marbella Julián Muñoz y el torero José María Ortega Cano, según han informado a Efe fuentes de Justicia. 

Hoy Baltasar Garzón ha dicho que debe ser un juez - y no el fiscal- quien investigue la supuesta contabilidad B del Partido Popular. También ha alabado la decisión del exdiputado del PP Jorge Trías de denunciar publicamente esos supuestos sobresueldos. Garzón fue el primer juez que investigó el caso Gürtel, el Supremo le condenó por las escuchas sobre ese caso y ahora está inhabilitado.