Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, uno de los jueces estrella de nuestra democracia, se sentaba en 2012 por primera vez en el banquillo de los acusados por  las escuchas de la trama Gürtel. Más adelante lo haría por la Ley de Memoria Histórica.

Once años de inhabilitación por prevaricación fue la condena impuesta por el Tribunal Supremo, por ordenar las escuchas telefónicas de los investigados en la trama.

La caída del juez de la Operación Nécora contra el narcotráfico en Galicia; que ordenó el arresto de Pinochet o que investigó los GAL, es sin duda uno de los acontecimientos que marcarán un antes y un después en la historia de la justicia española.

En octubre de 2016 arrancaba en la Audiencia Nacional el juicio por la primera parte del Caso Gürtel por el que se sentaban en el banquillo los considerados cabecillas de la trama... Francisco Correa, Pablo Crespo o Álvaro Pérez "el bigotes". La investigación se había iniciado nueve años antes. Se les acusaba de pagar comisiones a cambio de  adjudicaciones públicas. La red señalaba directamente al PP. De hecho, el propio Mariano Rajoy declaró como testigo y la formación fue condenada como persona jurídica. Del caso Gürtel parte otra pieza, la de la supuesta Contabilidad B del PP, que sacó a la luz su ex-tesorero, Luis Bárcenas. 

El juez de la audiencia nacional José De la Mata ha ordenado la incautación del mini móvil que utiliza Francisco Correa, cabecilla de la trama Gürtel, en la cárcel de Valdemoro, en Madrid.De la Mata ha acordado "el desprecinto, apertura y clonado del dispositivo" en la Audiencia Nacional este viernes, una diligencia que será practicada por agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional. De la Mata ordena que le comuniquen "de forma inmediata" el resultado de esta diligencia y que se refleje cuantas actuaciones hayan sido necesarias para verificar el contenido del teléfono móvil.

Álvaro Pérez, apodado El Bigotes, exresponsable de la empresa Orange Market, la filial de la trama Gürtel en Valencia, ha declarado este lunes que el presidente del PP, Pablo Casado, "tiene mucha mierda en la mochila".

Pérez ha comparecido este lunes por videoconferencia desde prisión en la comisión de las cortes valencianas que investiga la contratación de la Generalitat con la trama investigada en el caso Imelsa, en el que se investiga la presunta financiación ilegal del PP. En su comparecencia, recogida por Efe, el empresario ha cargado contra distintos dirigentes y cargos institucionales, pasados y presentes, del Partido Popular valenciano y estatal.

El Bigotes ha calificado también al eurodiputado popular Esteban González Pons como "uno de esos gusanos que saben mantenerse en la manzana por los años de los años".

El expresidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, ha concluido su declaración ante la Audiencia Nacional como investigado por los contratos de la Generalitat con la red corrupta Gürtel.

Camps ha negado ante el juez José de la Mata que adjudicase contratos irregulares, asegura que no conocía la empresa Orange Market y dice que tampoco mantenía una relación de amistad con el Bigotes.