Enlaces accesibilidad

La Complutense se queda pequeña para apoyar a Garzón y acabar con su "persecución injusta"

       
  • Méndez califica de "auténtica vergüenza de la historia" que se encause a Garzón
  •    
  • Toxo: "La Ley de Amnistía no puede amparar en ningún caso el genocidio".
  •    
  • Villarejo: "Hay que impedir un atropello impropio del Estado de Derecho"

Por
Dos mil personas apoyan a Garzón en un acto impulsado por UGT y CCOO

Miles de personas han participado en la Universidad Complutense de Madrid (UCM) en un acto organizado por UGT y CC.OO. en apoyo al juez Baltasar Garzón y contra su "persecución injusta", para el que se ha quedado pequeño el anfiteatro de la Facultad de Medicina, del que se han quedado fuera cientos de personas por falta de aforo, incluidos periodistas que iban a cubrir el acto.

Según los organizadores, al acto han acudido unas 2.000 personas, de las que 900 se han quedado fuera, entre ellas numerosos represaliados del franquismo llegados de provincias como Málaga, Soria, Toledo o Cáceres. También ha asistido el ex presidente catalán y ex alcalde de Barcelona, Pascual Maragall, enfermo de Alzheimer, y las Abuelas de la Plaza de Mayo, junto a la primera nieta recuperada por ellas, Carla Artés, el secretario Movimientos Sociales y ONG del PSOE, Pedro Zerolo, y actores como Santiago Ramos, según informa Esther Pérez-Amat.

En una declaración institucional de UGT y CCOO, que ha leído la presentadora del acto, la actriz Enma Cohen, los sindicatos han exigido al Tribunal Supremo que "termine de manera inmediata la persecucion injusta" contra el juez Garzón, al que el Tribunal Supremo sentará en el banquillo por presunta prevaricación por investigar los crímenes del franquismo.

Villarejo: "El Supremo es la expresión actual del fascismo"

Con el acto sindical, según ha dicho en su intervención el ex fiscal Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo, se pretende "impedir que se cometa un atropello impropio del Estado de Derecho", como sería la suspensión del magistrado de la Audiencia Nacional.

Villajero ha acusado a los jueces que procesarán a Garzón de haber estado en el Tribunal de  Orden Público (TOP) del franquismo y de haber sido "cómplices de  torturas".

El ex fiscal anticorrupción, muy aplaudido por el auditorio, ha argumentado que los magistrados del Tribunal Supremo que han tomado las decisiones que afectan a los crímenes del franquismo lo han hecho "en algo que  da un golpe brutal a la democracia, esto es, constituirse en  instrumento de la actual expresión del fascismo español" a través de la admisión de las querellas contra Garzón, algo que "es una falta de  respeto a las víctimas del franquismo".

"Varela se ha atrevido a más, y en el auto del 3 de febrero donde ha defendido su estrategia, totalmente infundada, hablaba desde la ignorancia de la encomiable sensibilidad de jueces y magistrados respecto de los crímenes cometidos en la dictadura. Pero si estuvieron formando parte del TOP hasta el 76, por favor. Si fueron cómplices hasta el último día de las torturas infringidas por la brigada político social, de la muchos de los que están aquí han sido  víctimas", ha explicado.

A su juicio, era "tal la sumisión" a la dictadura que "no se  atrevieron nunca a abrir una causa por torturas". Matizó que "tortura no existía como tal delito en la dictadura, pero sí lesiones, y no se  atrevieron nunca a abrir una causa por lesiones o coacciones contra las víctimas de la tortura a lo largo de 40 años de dictadura". Por  eso se preguntó "cómo se puede hablar de la sensibilidad de los jueces respecto de las víctimas de la guerra civil y la dictadura", y pidió "un poco de respeto a la memoria de las víctimas".

Villarejo, flanqueado por los secretarios generales de UGT y CCOO, ha instado a los magistrados del Supremo que han admitido a trámite las querellas contra Garzón, en especial la relativa a los crímenes del franquismo, a que "pongan fin a esta locura". En este sentido, ha lamentado que estos magistrados del Supremo se hayan constituido en un instrumento de la "actual expresión del fascismo español" por admitir las querellas de Falange Española y Manos Limpias.

"Auténtica vergüenza histórica"

En palabras al auditorio, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, que ha recordado que el sindicato está personado en la causa, ha expresado su "estupor" por la  "persecución" de Garzón, con la que cree que se pretende "dejar en la impunidad y el olvido los crímenes del franquismo y la mayor corrupción conocida en la España democrática".

Méndez ha calificado de "auténtica vergüenza de la historia" el que se encause a Garzón, a instancias de "los hijos de la dictadura", por perseguir el franquismo y ha señalado que, en caso de que la causa siga adelante, "sería como si hubiera sido imposible enjuiciar a los nazis en Nuremberg". Respecto a querella admitida a trámite contra Garzón por el caso Gürtel, el sindicalista ha lamentado que sean los "corruptos" los que vayan a enjuiciar al juez para buscar su "impunidad".

Por su parte, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha lamentado que se impida juzgar los crímenes de guerra del franquismo y que España "no sea capaz de reconciliarse de verdad con su pasado y recuperar la memoria de las víctimas". Además, ha asegurado que la Ley de Amnistía del 77, en la que se ampara el Supremo para encausar a Garzón, "no puede amparar en ningún caso el genocidio".

Toxo ha confiado en que al menos esto pueda hacerse en Argentina, donde varias organizaciones humanitarias van a presentar una causa contra el franquismo apelando a la Justicia universal, pero ha subrayado que "nunca se debería llegar a eso" porque el Estado democrático español goza de los recursos para hacerlo.

En el acto han participado también varias estudiantes universitarias y ha sido inaugurado por el rector de la UCM, Carlos Berzosa, que ha asegurado que la universidad está "indignada" por lo ocurrido con Garzón, a la vez que ha defendido el derecho de esa institución a "expresarse libremente".

Este acto de apoyo a Garzón ha sido criticado duramente por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que cree un "atentado contra la democracia" el soporte de los sindicatos al juez.

Noticias

anterior siguiente